03/03/2020, 12.20
IRAK
Enviar a un amigo

Bagdad, coronavirus: El patriarcado caldeo suspende las misas de los domingos

También se suspenden hasta nuevo aviso las bodas y los funerales. Las misas semanales, donde se concentran menos personas, seguirán vigentes. Se pide a los fieles que se sienten en los puestos y que no se den la mano. Sacerdote en la capital: "Medidas que van en la dirección de una contención de los contagios". La "oración especial" del cardenal Sako a Dios Padre y a María.

Bagdad (AsiaNews) - Tras la aparición de los primeros brotes de contagio del nuevo coronavirus, los dirigentes del patriarcado caldeo han reforzado aún más el control de las misas y las celebraciones, tras haber elaborado ya en los últimos días algunas directrices para prevenir el contagio. "Dada la continua presencia de nuevos casos -leemos en una nota- en Bagdad y otras ciudades, como medida de precaución recomendamos interrumpir las bodas, los funerales y la celebración de las misas dominicales”.

Entrevistado por AsiaNews el p. Madyan Shamil, asistente del párroco de la catedral caldea de San José en Bagdad, confirma que los casos que han surgido en la capital y otras ciudades son "motivo de preocupación" y que las medidas van en la dirección de una contención del contagio. Por esta razón, añade, "el patriarca Sako ha decidido detener las misas dominicales" aunque "algunos sacerdotes" hubieran querido continuar. Sin embargo, "se han producido condiciones mucho más peligrosas" y por esta razón queremos reforzar la oración.

Sin embargo, la noticia no sorprendió a los fieles de la capital, la mayoría de los cuales - como se puede leer en los comentarios de las noticias en la página social del patriarcado - están a favor. "Bien hecho", escribió Nura M. George, por las "precauciones" que seguirán vigentes "hasta que pase esta prueba". Se hace eco de ella Waleed Naser Elijah, según el cual "esta es la elección correcta". Una opinión compartida por Majida Yacoub, que habla de un "paso obligado" por el bien de la comunidad.

El p. Shamil recuerda el período en que se propagó la peste, en el año 581 d.C., bajo el patriarca Ezequiel en Kirkuk y Nínive. Los obispos de las dos ciudades, dice, decidieron "establecer la oración y el ayuno con los fieles" para pedirle a Dios que alejara la epidemia, lo cual ocurrió entonces. "Desde ese momento", recuerda, "comenzamos a ayunar y a rezar durante tres días consecutivos, llamados 'Bautha' que significa 'súplica'. Algunos temen la enfermedad, pero "confían en el Señor" siguiendo el Salmo 91:6: "Ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya”. El patriarca, concluye, sabe que "es un padre" y responsable de la salud de los fieles, tanto física como espiritualmente.

La medida "de responsabilidad", subraya la nota del Patriarcado, se aplica a todas las iglesias y lugares de culto de la capital "hasta nuevo aviso"; se espera que los obispos de las demás diócesis del país también cumplan la directiva para evitar un aumento de los casos del nuevo coronavirus (Covid-19), que hasta ahora ha afectado a 26 personas según las estimaciones oficiales. Mientras tanto, el gobierno iraquí ha suspendido las actividades en escuelas, universidades y reuniones públicas.

Por otro lado, la celebración de la misa diaria continúa porque el número de personas que asisten es pequeño. Se aconseja a los presentes que "se sienten y no se den la mano" durante la señal de paz. "Vivimos en un estado de incertidumbre -dice la nota- sobre la disponibilidad de existencias preventivas [para hacer frente a la crisis] y de tratamientos eficaces para contener el virus".

En esta ocasión, concluye el mensaje, "invitamos a nuestros creyentes a rezar en sus casas" para que esta epidemia "pase" lo antes posible. Entre las oraciones, el Patriarcado Caldeo escribió una "oración preventiva" pidiendo a todos los fieles que la recitaran (texto al final del artículo).

A continuación, el texto de la oración escrita por el Patriarca Sako. Tradición editada por AsiaNews:

Oh, Señor Todopoderoso, nuestro Padre y nuestra esperanza,

sabes que estamos pasando por un momento difícil y peligroso.

mientras que el coronavirus amenaza la vida de los seres humanos en todo el mundo

además de otras problemáticas políticas, sociales y económicas que nos afectan y perjudican a todos.

Por favor, Señor, no nos dejes solos para enfrentar todos estos riesgos que ponen en peligro nuestras vidas. Quédate con nosotros, Señor, y protege a nuestros seres queridos y a toda la humanidad de todo mal.

Oh, Señor, danos tu cuidado paternal

protégenos del coronavirus y otras enfermedades mortales, mantennos sanos y bendice nuestra salud.

Concédele a nuestro país el regalo de la paz, la seguridad y la estabilidad,

porque sólo tú eres nuestro refugio.

Oh, María, nuestra madre,

estamos buscando protección maternal

en estos tiempos difíciles como en todos los demás

por favor no te olvides de nosotros, porque eres nuestra única madre cariñosa.

Amén.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Coronavirus: precauciones y recomendaciones para las Iglesias del Oriente Medio
28/02/2020 14:33
Irán, alarma por coronavirus: cuatro muertos y 18 contagiados. Primeros casos en el Líbano e Israel
22/02/2020 12:13
Alarma por Coronavirus: Bagdad cierra sus conexiones con Irán
21/02/2020 10:32
Irán, coronavirus: el número de víctimas se eleva a 14, al menos 61 contagios
25/02/2020 10:38
Teherán, faltan máscaras y guantes: los médicos y enfermeros, en riesgo
11/03/2020 11:46