05/07/2017, 16.26
TAILANDIA - MYANMAR
Enviar a un amigo

Bangkok, entra en vigor la nueva ley sobre el trabajo: éxodo de los trabajadores extranjeros

de Weena Kowitwanij

A fines de junio uno 60 mil inmigrantes han dejado Tailandia por miedo a las sanciones. Previstas multas hasta 2.000 euros para los extranjeros sin permiso de trabajo y penas hasta cinco años de cárcel. El grupo birmano es el más afectado. Los repatriados son víctimas de represalias por parte de los funcionarios tailandeses. Efectos negativos sobre la economía de Tailandia.

Bangkok (AsiaNews)- Decenas de miles de trabajadores migrantes, la mayor parte de los cuales provenientes de Myanmar, escaparon de Tailandia después de la entrada en vigor de los nuevos reglamentos sobre el trabajo, adoptados por el gobierno militar el pasado 23 de junio. El gobierno birmano protesta por el pago ilegal de dinero, al cual algunos de sus ciudadanos fueron sometidos en los puestos de frontera en la provincia tailandesa de Tak, a lo largo del trayecto de retorno al país natío. Algunos sectores de la economía tailandesa fueron afectados duramente por la nueva decisión.

 La Organización internacional para las migraciones (IOM) reporta que en Tailandia hay presente tres millones de trabajadores migrantes, sobre todo birmanos, camboyanos y laosianos. Desde la toma del poder en un golpe de Estado de 2014, la junta de gobierno condujo diversas campañas para regular la fuerza de trabajo extranjera, alentada un poco por los artículos de algunos medios sobre la explotación de los trabajadores no reglamentados por parte de los empleadores.

La nueva ley establece multas entre los 1.000 y los 2.000 euros para todos los extranjeros sin regular permiso y penas de hasta cinco años de cárcel. Entre el 23 y el 28 de junio, cerca de 60 mil inmigrantes han dejado Tailandia por miedo a las sanciones, pero el número está en constante aumento. Después de las noticias del éxodo, el 30 de junio la junta militar prometió postergar unos 120 días para su ejecución de partes del decreto, incluidas las multas hasta 800 mil baht (unos 23.500 euros) para los empleadores que asumen trabajadores no registrados.

El grupo birmano es el más afectado. Desde el 29 de junio, más de 16 mil personas, migrantes regulares y no, volvieron a Myanmar. Los camiones del gobierno tailandés transportan a los trabajadores a la misma ciudad birmana de Myawaddy, e unos 246 Km al este de Yangon y frente a la ciudad tailandesa de Mae Sot. Ellos son recibidos por funcionarios del ministerio de Trabajo de su país. Estos últimos han recibido numerosas denuncias de los migrantes que regresan, que afirman que han sido víctimas de represalias por parte de funcionarios tailandeses en diversos puestos aduaneros de Muang, en la provincia de Tak.

La narración de los repatriados suscitó la reacción de las autoridades birmanas y Bunthun Lue, gobernador de Myawaddy, pidió al gobierno de la provincia de Tak que investiguen sobre lo sucedido. El 2 de julio pasado, Prayoon Rattanasaenee, subsecretario tailandés en el ministerio del Interior, solicitó a su gobernador que verifique, intimando a los funcionarios de frontera que no exijan dinero a los trabajadores y de asistir a estos últimos con agua y comida dados por el Centro de salud. El general Wijak Siribansop, jefe de seguridad de la frontera, anunció que está en marcha una investigación realizada en profundidad.

Mientras tanto, la actuación del decreto comienza a dar efectos negativos sobre la economía de Tailandia. Los grupos industriales declaran que el éxodo ya está afectando a algunas compañías, que dependen de la mano de obra proveniente de los pobres países fronterizos. En Bangkok, algunos dirigentes de sociedades de la construcción afirman que el 80% de los trabajadores han abandonado los establecimientos y las obras. También los representantes del sector del pescado, expresan gran preocupación, afirmando que los trabajadores extranjeros son esenciales para casi 30 mil barcos. “El sector privado está en estado de shock- declara Tanit Sorat, vice-presidente de la Confederación de los empleadores de trabajo de Tailandia. Estos son puestos de trabajo que los tailandeses no están dispuestos a ocupar. Si hay una falta de mano de obra, las empresas no poder seguir adelante”.

    

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
En cinco meses, más de 155,000 trabajadores birmanos irregulares regresaron de Tailandia
05/12/2017 13:08
En Tailandia, éxodo de miles de migrantes camboyanos indocumentados
14/07/2017 15:04
Misionera franciscana: la desesperación en los campos, ‘es lo que abastece’ la explotación sexual
19/03/2018 13:46
Bangkok, Caritas Tailandia defiende los derechos de los trabajadores migrantes
18/01/2018 12:32