22/02/2021, 13.03
LÍBANO
Enviar a un amigo

Beirut, creciente consenso sobre la conferencia internacional impulsada por el card. Raï

de Fady Noun

El cardenal se reunió con el embajador saudí, de regreso en el país tras dos meses de ausencia. El primer ministro en funciones, Saad Hariri, queda relegado a un segundo plano. Dudas e incertidumbre en torno a la investigación de la explosión en el puerto después de la renuncia del juez Sawan. Urge contar con investigadores del exterior.

Beirut (AsiaNews) -  A principios de mes hubo un llamamiento a una conferencia internacional patrocinada por la ONU, para sacar al Líbano de la crisis constitucional en la que está sumido desde hace tiempo. El Cardenal Beshara Raï, responsable de la Iglesia maronita, es el impulsor de esta iniciativa que está ganando cada vez más consenso a nivel local y mundial. Durante el fin de semana, la propuesta recibió el apoyo indirecto de Arabia Saudita. Al regresar al país de los cedros tras una ausencia de dos meses - para muchos, una señal del "desinterés" de Riad sobre los asuntos libaneses - el embajador saudí en el Líbano, Walid Boukhari, se comprometió a trabajar para reanudar el diálogo, con especial hincapié en la clase política. Por ahora, el Primer Ministro en funciones, Saad Hariri, permanece relegado, excluido de las negociaciones. 

Desde la sede patriarcal de Bkerké, que visitó el pasado 19 de febrero (en la foto), el embajador saudí renovó el compromiso de su país con la unidad nacional, la paz civil y el acuerdo de Taif. "Las posturas del patriarca respecto a la nación captan la atención de la comunidad nacional e internacional", dijo, para luego subrayar "la necesidad de la correcta aplicación del acuerdo de Taif de 1989, garante de la unidad nacional y la paz civil en el Líbano". "El Reino de Arabia Saudita desea que Líbano recupere su antiguo brillo y su papel pionero", continuó Boukhari. Riad seguirá siendo siempre "el amigo más cercano del pueblo libanés y de sus instituciones constitucionales". Y añadió: "La memoria política del país atestigua que el pueblo libanés no se cansa de luchar para preservar la coexistencia en la unidad".

Arabia Saudí le reprochó al primer ministro su excesiva condescendencia con Hezbolá y se unió a los Estados Unidos para pedir que este partido sea excluido del nuevo "gobierno de propósito" evocado por el presidente Emmanuel Macron a cambio de una ayuda económica estructural capaz de responder al colapso económico del Líbano. Una nación en la que la moneda local ha perdido más del 80% de su poder adquisitivo, en comparación con los niveles alcanzados a fines del 2019. 

Por su parte, el patriarca intentó aportar tranquilidad al diplomático respecto al acuerdo de Taif y a la paz interna, según confirmaron fuentes del patriarcado. Las mismas fuentes remarcaron el carácter pacífico de su llamamiento a una conferencia internacional para encontrar una salida a la crisis del Líbano, con el patrocinio de las Naciones Unidas.

En una reciente homilía, el líder de la Iglesia maronita dijo que para "salvar" al Líbano es indispensable una conferencia internacional patrocinada por la ONU. También es la única forma de evitar que la nación "caiga en el oscurantismo y ceda ante proyectos transnacionales contrarios a la esencia del Líbano", en clara referencia a las ideologías fundamentalistas que profesan algunos grupos islámicos. La sede patriarcal renovó su compromiso de "dar prioridad a las soluciones basadas en la vida civil, políticas y diplomáticas, no militares", cortando de raíz las objeciones que su iniciativa suscita en el seno de Hezbolá o entre los movimientos fundamentalistas islámicos.

Se desconoce si ambos dialogaron sobre la iniciativa de salida de la crisis lanzada el verano pasado tras la catastrófica explosión de 7.500 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut. Sin embargo, algunos observadores no han dejado de señalar que uno de los primeros diplomáticos con los que se reunió Boukhari a su regreso al Líbano fue la embajadora francesa Anne Grillo, y que se habla insistentemente de un viaje del presidente Macron al Golfo, en particular a Arabia Saudita.

Además, el jefe de la Iglesia maronita también recibió durante el fin de semana a dos opositores al régimen del presidente Michel Aoun: Fares Souhaïd (Saydet el-Jabal) y Ahmad Fatfat (Iniciativa Nacional). Los dos hombres le informaron de su intención de formar un frente unido y de acudir la próxima semana como delegación unida a la sede patriarcal para proclamar su apoyo a sus posiciones "intercomunitarias".

Según algunas fuentes del palacio presidencial de Baabda, el hecho de que el magistrado encargado de la investigación de la catastrófica explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut (que dejó más de 208 muertos, miles de heridos y personas sin hogar) haya sido apartado de la investigación es una muestra más de la crítica situación en la que se encuentran las instituciones en Líbano. Al mismo tiempo, confirma la necesidad de una conferencia internacional "para sacar al país de su crisis existencial, como ya ocurrió en el pasado para poner fin a la guerra civil (1975-1990), o para poner fin a la de julio de 2006 con Israel gracias a la resolución 1701 del Consejo de Seguridad".

 

El card. Raï , sobre la renuncia del juez Sawan

"La renuncia del juez Sawan refuerza nuestro pedido de obtener la cooperación de investigadores internacionales", dijo el Card. Béchara Raï dijo ayer en su homilía dominical. El purpurado precisó que “el único objetivo de la conferencia internacional es reactivar el Líbano, devolverle su vitalidad, su identidad, su neutralidad positiva, su imparcialidad y su papel de factor estabilizador en la región".

“Además, según agregaron fuentes de la sede patriarcal difundidas por la prensa -, ¿acaso la iniciativa francesa no es una forma de internacionalización?” Insistieron en que no vamos hacia una Asamblea Constituyente, sino hacia una reafirmación de las dos grandes constantes del Líbano: el Acuerdo de Taif y el respeto a la Constitución actual. "La iniciativa del jefe de la Iglesia maronita", concluye la fuente, "pasa por un doble vínculo con las instancias constitucionales libanesas, árabes e internacionales, y no pretende cambiar el régimen y tampoco la colaboración islámico-cristiana”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Patriarca maronita: el encuentro entre Aoun y Hariri es crucial para el país
22/03/2021 10:54
Beirut, intento de diálogo entre Hezbolá y el Patriarca Maronita
16/03/2021 10:57
El patriarca Beshara Rai, contra Hezbolá: el monopolio de las armas compete al ejército
15/03/2021 10:12
Los caldeos apoyan al Patriarca Raï en su convocatoria a una conferencia internacional sobre el Líbano
04/03/2021 10:14