18/05/2020, 13.37
INDIA
Enviar a un amigo

Card. Gracias: El Papa Wojtyla, hombre sin miedo que cambió el mundo

de Oswald Gracias

Recemos al Papa Juan Pablo II en est momento de pandemia que interceda por nosotros. El Papa Juan Pablo II conoce nuestro dolor, nuestros sufrimientos, pidámosle que refuerce nuestra fe, nuestra confianza que Dios se ocupa de nosotros.

 

Mumbai (AsiaNews) – El cardenal Oswald Gracias celebró la misa en recuerdo del nacimiento del Papa Juan Pablo II.El Card. que fue muy amigo de Madre Teresa, dijo que Juan Pablo II era como Madre Teresa, firme en la fe, impávido y lleno de Misericordia. El purpurado que tuvo una amistad especial con ambos santos, ambos peregrinos de paz, profundamente enamorados de Dios y llenos de amor por los más pobres entre los pobres y los marginados, ardientes defensores de los por nacer y de la dignidad de las personas, recuerda al Papa Wojtyla.

Era un estudiante en Roma, estudiaba derecho canónico, estaba en la plaza de san Pedro y jamás me olvidaré en mi vida, uno de los sermones/ palabras que han tenido un profundo impacto en mí, también hoy, fue la indicación que Juan Pablo II hizo cuando fue hecho Papa. Las primeras palabras del Papa Juan Pablo II el 16 de octubre, permanecerán impresas en mi memoria: “¡No tengan miedo! Abran, es más ¡Abran de par en par la puertas a Cristo!”. 

Hombre de profunda fe, confiaba plenamente en Dios, muy devoto de la Virgen y sin miedo gracias a su gran fe, su acción, el Papa Juan Pablo II cambió el mundo.

Un Papa sin miedo en el tratar con el mundo, en las relaciones con la Iglesias, en la Nueva Evangelización. Tiene un mensaje particular para nosotros en esta pandemia, en nuestra soledad, en nuestro dolor; el mundo entero está en desorden, económicamente, socialmente y políticamente, pero el Papa tiene una gran fe.

Time Magazine, analizando la caída del comunismo, escribió que las dos personas fueron el presidente de los EEUU y el Papa Juan Pablo II. El Papa transformó Polonia, Europa y el mundo entero.

Quiero rezarle en modo especial, el gran Papa y recordarlo y honrarlo. Aprendí a amarlo mucho. Era un héroe para mí, por su grandeza.

Estamos unidos en la Misa ofrecida en Polonia por el Nuncio, (que era nuestro nuncio) con toda la Iglesia de Polonia y le comuniqué al Nuncio que también nosotros estamos unidos con Él.

Durante esta pandemia, recemos al Papa Juan Pablo II, que había seguido la Semana Santa mientras que su salud empeoraba continuamente y el domingo de Pascua apareció en la ventana para bendecir y en silencio bendijo a la ciudad y al mundo.

El Papa Juan Pablo no tenía miedo, su profunda fe lo rendía impávido, sabiendo que Dios tiene el poder y en la confianza que Dios está con nosotros.

Recemos al Papa Juan Pablo II en este momento de pandemia para que interceda por nosotros. Juan Pablo II conoce nuestro dolor, nuestros sufrimientos, pidámosle que refuerce nuestra fe, nuestra confianza que Dios se ocupa de nosotros., 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La Ostpolitik de hoy y la Iglesia ‘en salida’ (III)
21/02/2018 11:12
Las críticas a la Ostpolitik, la persecución y el disenso (II)
20/02/2018 11:02
La vieja y la nueva Ostpolitik de la Santa Sede (I)
19/02/2018 10:45
India, monja de clausura: Los dos Papas santos unidos en el amor por la Iglesia
29/04/2014
Papas santos: Han sabido comunicar a Dios a un mundo escéptico
28/04/2014