06/02/2018, 18.54
INDIA-MYANMAR

Cardenal Bo: La Iglesia de Myanmar se encuentra con la India

de Charles Bo*

El arzobispo de Yangón es el invitado de honor en la Plenaria de la Conferencia de Obispos de la India. "Cuando abundan los desafíos, la unidad no es un lujo, sino una necesidad". El nacionalismo extremista "amenaza la vida de las personas vulnerables". En Myanmar "La Iglesia ha asumido el papel de la misericordia para las personas afligidas". 

Bangalore (AsiaNews) - La Iglesia Católica "es el mayor promotor del sector social" en India; millones de personas están "conmovidas por los servicios ofrecidos por un ejército de voluntarios"; Los católicos son "el rostro de la compasión de Jesús por los pobres y los afligidos". Estos son algunos de los pasajes claves de la intervención del cardenal Charles Maung Bo, Arzobispo de Yangon, en la Plenaria de la Conferenca episcopal india (Cbci) en curso en Bangalore (Karnataka, 2-9 febrero). El cardenal birmano es el invitado de honor. En su discurso inaugural subrayó los resultados de la misión de la Iglesia Católica en la India: el 25% de la educación está en manos de la Iglesia; todos los días, 10 millones de estudiantes ingresan a escuelas católicas; el 20% de la asistencia sanitaria a las personas más vulnerables es ofrecido por la Iglesia a través de "un ejército de voluntarios, casi 110 mil monjas y 60 mil hombres trabajan a tiempo completo para el desarrollo pastoral y social de esta nación". 

A partir de ejemplos concretos de cómo la "Iglesia birmana perseguida " ha sido capaz de hacer frente a los retos de su contexto social, el cardenal propone una serie de medidas para mantener la "unidad en la diversidad". "Los problemas abordados juntos - dice - cimientan nuestra unidad". "El sur de Asia es un hervidero de fanáticos religiosos que soplan en el fuego del odio". Nosotros los sacerdotes "partimos el pan en el altar mundial de la injusticia... necesitamos una guerra mundial contra la pobreza". Lo que sigue es el discurso el cardenal Bo (traducción editada por AsiaNews). 

Sus eminencias, sus excelencias, hermanos obispos, 

Namastè - ¡Hola! 

Cordiales saludos desde la tierra dorada de Myanmar. 

Es un gran honor para mí haber sido invitado por la vibrante Iglesia en Asia. Su primer ministro comenzó a "mirar hacia el este" y se habrá inspirado en la Cbci. En cualquier caso, estoy muy honrado. Hasta 1937, éramos parte de la India y muchos sacerdotes servían a los católicos en Myanmar. Pagamos nuestra deuda al darles hombres de calidad como el arzobispo Alan Basil de Lastic [nacido en Birmania, fue arzobispo de Delhi de 1990 al 2000 - ndr] y muchos otros sacerdotes y religiosos. Gracias, a nuestra madre Iglesia. El cristianismo fue llevado a Myanmar por los misioneros de Goa. ¡Gracias, Madre Iglesia! 

Esta nación se encontró con el mensaje de Jesús hace 2000 años. [A partir de ese momento] India no ha sido la mismo. Es una gran sensación estar con una Iglesia con una historia tan larga. India se encuentra con Corinto y Éfeso en la gran historia de la misión de la Iglesia en su debut. Cuando Vasco de Gama llegó con los misioneros a la costa oeste, se sorprendió al darse cuenta de que la luz del Evangelio brillaba en esta gran tierra [mucho] antes de que los europeos descubrieran a Cristo. Su historia, sus números y su influencia la llevan a la vanguardia de la Iglesia en Asia. 

Gracias por su cálida bienvenida. A pesar de su afectuosa bienvenida, me siento como un David birmano frente al Goliat indio. ¡La población de mi país es de alrededor de 53 millones, mientras que la de ustedes es de 1.3 billones! Aquí las proporciones de la Iglesia provocan una sensación deslumbrante. Somos sólo 700,000 fieles en 16 diócesis. Creo que las diócesis de Kerala y Goa sólo tienen un mayor número de católicos que el total de nuestra población. 

Ustedes realmente representan a la India con más de 1000 grupos culturales representantes de la Iglesia. De Cachemira a Kanyakumari, de Mumbai al Mizoram. La Iglesia india demuestra que "el servicio es poder". Desde Santo Tomás, del primer cristiano hasta los cristianos recién convertidos, la Iglesia india es verdaderamente católica. 

No obstante [representar] aproximadamente el 2% de la población, muchos envidian los resultados socio-pastorales. Tienen a sus santos, como la Madre Teresa, y santos mártires como la hermana Rani María. Tienen 174 diócesis de tres ritos. La Iglesia es la mayor promotora del sector social. 

Su contribución a la construcción de esta nación a través de la educación y la salud es sorprendente. Al menos 10 millones de estudiantes ingresan a sus escuelas todos los días. El 25% de la educación está en manos de la Iglesia. En muchas partes de la India, la Iglesia ha abierto la posibilidad [de educación] a las comunidades más vulnerables. La Iglesia Católica ha jugado un papel principal en la construcción de una nación segura de sí misma. India es apreciada en todo el mundo por sus conocimientos básicos y la Iglesia puede estar orgullosa de su papel. Ciertamente, la Iglesia Católica puede estar orgullosa de su contribución a la construcción de la nación. Supe que la Iglesia ofrece aproximadamente el 20% de la atención médica para las personas más vulnerables. La Iglesia Católica brinda sus servicios a través de un ejército de voluntarios: casi 110 mil monjas y 60 mil hombres que trabajan a tiempo completo para el desarrollo pastoral y social de esta nación. India le debe mucho a la Iglesia Católica. Millones de personas se ven tocadas por sus servicios. Ustedes son el rostro de la compasión de Jesús por los pobres y los afligidos. Para millones de hombres y mujeres de su país cuyo camino a la Cruz no tiene fin, eres [como] Simón de Cirene [el hombre que ayudó a Jesús a llevar la cruz durante el ascenso al Gólgota para la crucifixión - ndr]  

Sin embargo, nunca se han sentado en sus laureles. Nunca han tenido miedo de someterse a evaluaciones. Ni siquiera los desafíos internos o las amenazas externas han desalentado a la gran Iglesia india. 

Estar con ustedes es una gran responsabilidad para mí. Han elegido un tema arduo: Unidos en la diversidad para una misión de misericordia y testimonio. 

Mons. Theodore Mascarenhas, secretario general de CBCI, me pidió que compartiera con ustedes cómo la Iglesia birmana vive la unidad en la diversidad. Me siento honrado de compartir nuestros esfuerzos en los tiempos oscuros y las esperanzas de hoy y del futuro con esta enorme Iglesia. Me siento pequeño frente a ustedes, teólogos, profesores, académicos, doctorados e investigadores. No soy nada de esto. 

 

He oído que esta conferencia tiene lugar en un momento de creciente ansiedad para los cristianos y otras minorías. En la mayoría de la población, un discurso temerario [de nacionalismo extremista, ndr] amenaza la vida de personas vulnerables en muchos Estados. He leído que la historia de la India se demuele sistemáticamente. La identidad de las minorías religiosas y culturales se ve amenazada por la narrativa del odio. Los ataques contra los Dalits, comunidades minoritarias y villancicos son una triste tendencia. Este es un momento de "SOS" para las minorías religiosas y culturales, no debemos permitir que India muera como nación y como idea. Hemos visto lo que le sucedió al cristianismo en Irak y Siria. Muchos en la India viven en 

Esta es la razón por la cual el tema de Cbci viene en el momento correcto. 

Unidos en la diversidad: Unidos como testigos cristianos 

Cuando abundan los desafíos, la unidad no es un lujo, sino una necesidad. La Iglesia, que comenzó con la conversión de los judíos, tuvo que tratar con diferentes culturas. La unidad fue el desafío incluso en los tiempos de Pedro y Pablo. Desde el principio, la unidad de los seguidores de Cristo fue de primordial importancia, como leemos: 

1. Nuestra tradición de fe está arraigada en la unidad del Dios trino para el bien común. Dios se reveló a sí mismo como la Trinidad: el Dios viviente en perfecta armonía. Su Iglesia, con los ritos latinos, siro-malankara y siro-malabar, es una espléndida comunión de uno y trino. En la India, esta comunión trinitaria es una comunión [bendecida] por la gracia, es una fuerte presencia de la Iglesia. 

2. Cristo oró "para que todos sean uno" (Juan 17:20). Esta es la oración por las Iglesias asiáticas. Las primeras comunidades cristianas estuvieron marcadas por la unidad entre diferentes pueblos (Hechos 4:32). 

3. Pablo toma la unidad del cuerpo místico de Cristo como una metáfora del cuerpo: "Ahora tú eres el cuerpo de Cristo y cada uno según su parte, sus miembros" (1 Cor 12:27). 

Déjenme enumerar nuestros problemas y nuestras respuestas. Sin jactancia, podemos afirmar que la Iglesia se ha convertido en un fuerte protagonista de la sociedad civil [birmana]. La Iglesia ha asumido el papel de misericordia para las personas afligidas. Al ser testigos de la verdad y la unidad, estamos construyendo lentamente la imagen de la Iglesia. 

Admito que sus problemas son diferentes. Espero que mis reflexiones puedan ayudarlos a comprender cómo identificar los principales problemas, cuáles fueron nuestras respuestas y lo qué puede ser lo suyo. 

La unidad fue una de las grandes actividades de la conferencia de obispos y católicos. Pueda el viaje de unidad guíar los problemas de la nación. Si bien las cuestiones pastorales pueden tener un enfoque diocesano, la Iglesia debe [construir] credibilidad al llevar los problemas sociales al nivel nacional. 

Nuestro puede ser tratado como un caso de estudio. 

Problema n.1. Hasta hace poco, la Iglesia birmana era una iglesia perseguida. El 1 de abril de 1965, todas nuestras escuelas fueron nacionalizadas, nuestras propiedades requisadas, nuestros misioneros expulsados. De un día para otro, la Iglesia fue vaciada, y los hombres malvados creyeron que nunca sobreviviríamos. 

Nuestra respuesta. Hemos sido puestos a prueba. No estoy seguro de que la Iglesia India haya sido probada tanto como nosotros. En cualquier momento nos encontramos en las calles. Sin dinero, poder o propiedad. No hemos dejado nuestro compromiso. Lo que nos sostuvo fueron las relaciones maravillosas que ya habíamos construido con nuestra gente. Juntos sufrimos y juntos aprendimos primero a sobrevivir y [luego] a resistir. Nuestros lazos internacionales nos han dado un ancla de salvación. La participación de los laicos es vital para la sobrevivencia de nuestra Iglesia. 

Problema n.2. El enfoque totalitario de "una raza, una religión, un idioma". Tanto el gobierno elegido como la junta militar han impuesto un enfoque discriminatorio. Estoy seguro de que las corrientes de arrogancia mayoritaria han arrasado sus costas. En nuestro país, la religión mayoritaria goza de la protección del Estado, mientras que las minorías son discriminadas en la educación y en puestos gubernamentales. A menudo los cristianos sienten la impresión de ser ciudadanos de segunda clase en su propia tierra. 

Nuestra respuesta. Una vez más, la Iglesia y los laicos permanecieron juntos. Tenemos 16 diócesis, cuatro de las cuales [de etnia] Karen, tres Kachin, cuatro Chin, tres Kayah y dos de grupos étnicos mixtos. Estamos en un proceso de evolución de la identidad católica común. Nuestro éxito y nuestra lucha es cambiar [la atención] de las identidades étnicas a los problemas comunes, uniéndonos y ayudándonos unos a otros. La Iglesia ha emprendido esfuerzos en las escuelas y otros campos educativos. La falta de oportunidades para los católicos nos ha llevado a formar comisiones educativas y hacer que los pobres se eduquen y fortalezcan. 

Problema n.3. El clima de miedo creado por grupos extremistas. El sur de Asia alberga grupos religiosos extremistas. Incluso los monjes se complacen en el discurso de odio y la violencia. Los monjes de Myanmar están llenos de gracia y paz. Pocos de los que usan la túnica recurren a discursos provocativos. Habrán oído sobre el problema Rohingya. Los elementos extremistas están mezclados entre las comunidades. Obligan al gobierno a aprobar leyes negras contra las minorías. Estoy seguro de que hay situaciones similares entre ustedes también. 

Nuestra respuesta. Como Iglesia, hemos desarrollado buenas relaciones con líderes religiosos moderados, diplomáticos y la comunidad internacional. Apreciamos todos los esfuerzos positivos y nos oponemos al discurso de odio y las leyes negras. Mantenemos la franja violenta en los márgenes interactuando con los elementos moderados de la religión mayoritaria. Nos hemos opuesto claramente a todos los discursos de odio. Por supuesto que no tenemos nada que perder, y para esto nos oponemos. 

Problema n.4. La economía neoliberal que perpetúa las desigualdades. Durante 30 años, una economía de amigos ha asaltado a nuestro país con abundantes recursos. La pobreza resultante ha llevado al tráfico de seres humanos. Myanmar es uno de los primeros países del mundo para la trata de personas. Millones de nuestros jóvenes están atrapados en las formas modernas de esclavitud en el sudeste asiático. China compra chicas de Myanmar. Las empresas confiscan tierras agrícolas. 

Nuestra respuesta. La emigración es el problema más serio entre nuestros fieles. Somos protagonistas activos [en el preguntar] y respaldamos una emigración segura. Hacemos campañas nacionales e internacionales de alto nivel. Aprovecho cada oportunidad para participar en la siembra y los programas. Hemos creado asociaciones de agricultores. 

Problema n.5. Ataques a los pueblos indígenas, a su estilo de vida y recursos. Nuestra Iglesia es una Iglesia tribal. Entre las diócesis, 14 son de grupos étnicos. Ustedes también tienen una cantidad sustancial de poblaciones tribales entre los católicos. 

Nuestra respuesta. Alentados por la encíclica papal “Laudato si”, hemos lanzado campañas por los derechos de los tribales y los propietarios de tierras.

Hemos cementado nuestra unidad ideando y poniendo en acto seminarios nacionales:

1. Dos seminarios sobre la construcción de la paz.

2. Iniciativas de paz interreligiosa

3. Planificación socio-pastoral a nivel nacional y diocesano

Podría citar muchos otros ejemplos. Es suficiente que las cuestiones enfrentadas todos juntos cimienten nuestra unidad. Esta unidad es testimoniada potente para nuestro pueblo.

Después de 50 años, no solamente hemos sobrevivido, sino también prosperados. De las primeras dos diócesis, hoy tenemos 16. Los católicos pasaron de 300 mil a 700 mil; los sacerdotes de 170 a 700; los religiosos de 600 a 2.200. La Iglesia es la única organización que es representativa de todas las culturas.

Entre nosotros hay 8 razas mayores y 135 grupos étnicos menores. Es una Iglesia arco iris. Católicos de origen indio y chino se unen a este colorado mosaico. Hemos sobrevivido y proliferado porque permanecemos juntos en los momentos oscuros-protegiendo a la Iglesia y al pueblo de una de las más sofocantes dictaduras de la historia. Esto exige unidad de visión. Misión y finalidad.

El desafío de la Iglesia en India-Una perspectiva externa

Hoy vosotros enfrentáis un desafío visceral. En una nación en la cual viven desde hace años, el patriotismo del cristianismo está puesto en discusión. En un volumen apenas editado. “Los enemigos de la idea de India”, escrito por el conocido Ramachandra Guha, el autor sostiene que India en cuanto nación enfrenta una crisis existencial. Él subraya que el fundamentalismo religiosos de extrema derecha-que amenaza a las comunidades de minoría-es un grave peligro para la verdadera India. Proteger una sociedad multicultural se convirtió en una tarea sagrada de cada uno de nosotros.

No tengo respuestas (prontas), pero para la Iglesia podría ser positivo discutir del propio rol en la protección del mosaico multicultural de India.

El mundo asiste a un renacimiento de franjas de derecha y de dirigencias fuertemente xenófobas. Asia del sur es un avispero de fanáticos religiosos que soplan sobre el fuego del odio y provocan la muerte de miles de personas. India enfrenta los siguientes desafíos:

Pobreza – es el más grande terrorismo

El Papa Francisco repite dos conceptos- o más bien dos justicias- la justicia económica y la justicia ambiental. La pobreza es un desastre causado por el hombre. Este año el informe Oxfam afirma que el 1% de los ricos a nivel mundial monopoliza el 60% del bienestar mundial. La pobreza es es el más grande terrorismo y mal contra el cual la Iglesia debe luchar. La pobreza es el pecado mortal de los tiempos modernos. El Papa Francisco evidenció esta disparidad: “La teoría de goteo (trickle-down, o recaídas favorables, Ndr) está equivocada. Sucede en cambio cuando está lleno, el vaso mágicamente se agranda. La factibilidad en el largo período de la vida y de los medios de subsistencia de nuestro pueblo son un gran peligro”.

Nuestros países son muy pobres. En cuanto a sacerdotes, todos los días decimos “tomen y coman”. Pero nos sentimos dolidos en el constatar que casi un millardo de personas va a dormir con el estómago vacío. El Unicef habla de 30 mil niños que mueren de hambre y por la falta de remedios, cada día. Nuestra eucaristía es un gran desafío. Nosotros partimos el pan en el altar mundial de la injusticia. Necesitamos de una guerra mundial. Pero no contra Trump. Cuando estuve en Cebu como delegado en ocasión del Congreso eucarístico mundial, afirma: “Necesitamos de una tercera y final guerra mundial-una guerra mundial contra la pobreza y la injusticia”.

Tres iglesias en comunión y colaboración en la misión

Estoy contento de ver la naturaleza variopinta de la CBCI. ¡Tres ritos! Una trinidad. Esta es una gran bendición-tres trinidades. Si de una parte debemos conservar la individualidad de cada una de las Iglesias, por otra parte como la trinidad debemos estar unidos para el bienestar espiritual y para enfrentar los grandes desafíos de India.

Os agradezco por la atención. Yo  continúo admirándolos. He compartido con vosotros el modo con el cual vuestra Iglesia enfrenta los desafíos socio-políticos. Espero que esto abra algún margen de discusión. Vosotros, en cuanto Iglesia y comunidad, miren a la cara a los desafíos del presente contexto. Gandhi repetía a menudo: “El milagro se de lo que estamos haciendo a lo que debemos hacer”. Pueda Dios omnipotente hacernos a todos nosotros fautores de milagros.

Dios os bendiga.

*arzobispo de Yangon

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Plenaria de los obispos: ‘nacionalismo, pobreza y dalit’ los mayores desafíos para India
05/02/2018 16:36
Delhi, el compromiso de la Iglesia india ‘gran contribución al crecimiento de la nación’
26/08/2017 15:05
Formación, misión y misericordia: la misión de los dos nuevos obispos vietnamitas
19/11/2015
Sor Suman: “Nosotros atendemos a los pacientes, Dios los cura”
13/05/2017 14:02
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00