05/02/2014, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

China, padre de un disidente muere cayendo de un balcón del tribunal. Para la policía "se suicidó"

Xue Fushun, padre del democrático Xue mingkai, logró escapar de una prisión secreta y se había refugiado en el palacio del Procurador general de Shangdon. Buscaba la protección del tribunal contra la persecución de la policía contra su familia. Para la mujer y el hijo no fue un suicidio, sino un homicidio intencional. El apoyo de los disidentes chinos, que escriben una carta abierta para denunciar las "continuas violaciones" de parte de las autoridades.

Beijing (AsiaNews)- El padre de un disidente democrático murió mientras buscaba la protección del Procurador general de Shandong, contra las autoridades locales. El hombre- Xue Fushun, también él comprometido en la lucha por el respeto de los derechos humanos en China- se "habría suicidado lanzándose de un balcón", mientras se encontraba en el interior del establecimiento gubernamental, donde se encontraba refugiado para denunciar una injusta detención y la persecución continua contra su familia. La policía está tratando de esconder el caso, pero la mujer y el hijo piden la verdad: junto a ellos un nuevo grupo de disidentes, que ha escrito una carta abierta para denunciar los "continuos abusos" contra los derechos humanos de la población.

El hijo de Xue Fushun es Xue Mingkai (24 años, en la foto vestido como policía, durante una manifestación de protesta), militante por los derechos humanos y miembro del partido democrático chino. El joven pasó en total 4 años en la cárcel con la acusación de "subversión al poder estatal" (primer condena en 2010" e "incitación a la subversión contra el poder estatal" (segunda condena en 2012). Terminado de pagar la segunda detención, fue liberado el 15 de diciembre 2013 y por el momento vive en Zhengzhou, en Henan (provincia que confina con Shangdong).

El pasado 23 de enero- según la reconstrucción de Human Rights en China- los agentes de la seguridad pública de Qufu detuvieron sin ninguna acusación a sus padres, Xue Fushun y Wang Shuqing y los han encerrado en una "casa para huéspedes" (eufemismo para definir las "black jail", las prisiones no oficiales del gobierno chino). La finalidad de las autoridades era el obligar al hijo Xue Mingkai a volver a casa. En el curso de la detención, ambos fueron golpeados.

El 29 de enero Xue y Wang logran escapar y se refugian en la oficina local del procurador, esperando obtener protección. Pero los agentes los encuentran, los separan y los encierran de nuevo a Wang en la "casa de huéspedes". Esa misma noche-  a dos días del fin de año lunar- la policía informa a la señora que su marido "se suicidó". La mujer se encuentra aún en un régimen de semi-detención, pero logró llamar por teléfono a un amigo el 31 de enero para denunciar los que hicieron los agentes.

Según la Wnag, la policía quiso hacer inmediatamente la autopsia y trató luego de cremar el cuerpo de Xue "para destruir las pruebas" de su homicidio. De la misma opinión es el hijo, que habla de "ejecución premeditada". Ahora ambos piden que los restos de Xue (no está calro se fue o no cremado9 sean analizados por una autoridad independiente con base fuera de Shangdon. El mismo pedido fue hecho por el Civil Rights Concern Group, un grupo compuesto por unos 30 disidentes, que se formó luego de la reciente condena de xu Zhiyong, fundador del movimiento de los Nuevos ciudadanos.

En el texto, que circula online y está recogiendo diversas adhesiones, e lee: "La de Xue Fushun no es una ejecución aislada, sino el resultado de los malos productos del sistema para mantener la estabilidad (un complejo aparato de leyes y agencias estatales, ahora gobernado en manera directa por el presidente Xi Jingping ndt). Los disidentes de hecho están protegidos por la ley, dado que los departamentos que se ocupan de la manutención de la estabilidad pueden violar los derechos humanos y civiles y los de sus familias".

Estas atrocidades, continua el texto, "se difundieron por tanto tiempo y han provocado diversas tragedias. La muerte de Xue Fushun es sólo la última en orden de tiempo. Si no ponemos un freno a estos instrumentos ilegales, caracterizados por las violaciones de los derechos humanos y la destrucción del sistema legal, estas tragedias continuarán sucediendo".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Activistas cristianos y musulmanes: que se le retire la licencia al procurador que incitaba a detenidos a convertirse al islam
31/03/2017 15:58
Los activistas Joshua Wong y Nathan Law en libertad provisional, bajo fianza
24/10/2017 12:01
Nguyen Van Dai, abogado y activista, condenado a 15 años de cárcel
06/04/2018 13:23