15/02/2019, 16.09
EGIPTO
Enviar a un amigo

El Cairo: primer sí a la reforma constitucional, Al-Sisi en el poder más allá del 2030. Activistas preocupados

Con el voto del Parlamento se permite el proceso que dará mayores poderes al presidente. Favorables 485 diputados sobre 596. Además de la extensión del mandato, crece su rol en la Fuerzas armadas sobre la política. Activista egipcio: Al-Sisi manda una “unidad militar, no un país”. El p. Rafic: “Existe el arma del voto”.

 

El Cairo (AsiaNews)- Un paquete de reformas constitucionales dentro del cual está contenida una norma que, si aprobada, permitiría al actual presidente Abdel-Fattah al-Sisi permanecer en el poder hasta y más allá de 2030. Según los críticos, estos cambios abrirían de hecho la puerta al autoritarismo y a una toma del poder “militar” sobre el país. Es de este parecer el activista egipcio Mina Thabet, cristiano y que fue líder de la Maspero Youth Union, hoy responsable de los programas sobre libertad y minorías de la Egyptian Commission for Rights and Freedoms (ECRF). Otros predican cautela, como el vocero de la Iglesia católica egipcia según la cual las normas “van a aprobar y ratificar a través de un referéndum. También existe el arma del voto”.

Ayer el Parlamento egipcio, con un voto de larguísima mayoría, aprobó la enmienda constitucional que da la posibilidad de ampliar los límites del mandato presidencial. La norma-aprobada con 485 votos a favor sobre un total de 596 diputados-se coloca en un cuadro más amplio de reformas constitucionales que refuerzan también el rol de las Fuerzas armadas sobre la política nacional.

Dentro de 60 días el Parlamento debería votar el texto definitivo, pero no se perfilan trastornos porque el Parlamento y las instituciones claves están en manos de hombres fieles al presidente. En los primeros días de mayo en concomitancia con el inicio del Ramadán habrá un referéndum consultivo. Políticos, activistas y miembros de la sociedad civil han ya publicado una carta abierta en la cual definen “ilegal alargamiento de los términos presidenciales. Esta reforma sancionaría en modo ulterior el hundimiento del país hacia el autoritarismo, a 8 años de las revueltas pro-democracia que determinaron la expulsión del “faraón” Hosni Mubarack.

En abril del año pasado Al-Sisi, ex jefe del ejército, obtuvo la reelección para un segundo mandato cuatrienal en la guía del país. En estos años muchas cosas cambiaron: en positivo en el sector económico, infraestructural y en la defensa- al menos en línea de principio- de la libertad religiosa. Sin embargo, queda mucho que hacer en el plano social, político y de los derechos; según los críticos él habría utilizado el pretexto de la estabilidad y del crecimiento económico para reforzar la represión del disenso y aplicar restricciones a las libertades civiles.

El p. Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, el proceso de aprobación “está en estudio en el Parlamento” y “con toda probabilidad en el texto habrá cambios” antes del referéndum consultivo. “El camino es todavía largo-explica- y hay un factor fundamental: Al-Sisi debe presentarse a las urnas y obtener la mayoría de los consentimientos”. El sacerdote no ve ningún peligro de “autoritarismo, porque está el poder de las urnas. Y luego-advierte- la reforma es mucho más amplio y prevé un posible pasaje de una a dos cámara con el nacimiento del Senado, un vicepresidente, un aumento de la cuota de cristianos y mujeres en el Parlamento”.

Según el sacerdote Al-Sisi “ha hecho mucho, especialmente en la lucha al terrorismo y en el campo de las infraestructuras. Cierto, el riesgo atentados no va eliminado, pero hay una mayor seguridad. Y luego el país se está desarrollando, en las rutas, en el sector energético, en la industria… hemos iniciado sólo ahora un recorrido de desarrollo que tendría que haber iniciado hace 40 años”.

Diverso es el parecer del activista egipcio, hoy en Londres, Mina Thabet en primera fila en los tiempos de la revuelta que llevó a la caída del ex presidente Mohamed Morsi. “No se puede hablar de reforma o de enmienda constitucional- ataca- sino de un golpe a la democracia. Él trata de sacar ventaja del reconocimiento popular por haber expulsado a los Hermanos Musulmanes y juega el rol de salvador de la patria. En realidad él puso un bozal sobre la vida pública, negando y reprimiendo las libertades civiles… se abrió el camino para convertirse en el próximo dictador egipcio”.

El activista recuerda que el voto puede hacer poco para contrarrestar el mantenimiento del poder, porque en las últimas elecciones “no había ninguna personalidad en grado de competir con él”. “En Egipto hay una falta de cultura democrática, que no se relacione sólo con el proceso del voto sino de todo el sistema. Las personas están registradas y tienen miedo de hablar, son espiadas también en sus conversaciones o en las relaciones más íntimas”. “Aquí no se habla sólo de permanecer en el poder por otros 10/15 años, sino de una expansión sin precedentes sobre los otros poderes, comprendida la magistratura. El presidente-concluye- piensa que está al comando de una unidad militar, no guiando un país del cual ni siquiera sabe cómo resolver los problemas”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El Cairo, aprobada la reforma constitucional ‘militarizada’. Los activistas, preocupados
24/04/2019 15:06
El Cairo, terrorista acorralado por la policía se inmoló: mueren dos agentes
19/02/2019 09:56
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
El Parlamento egipcio aprueba la inmunidad para los militares que protagonizaron la represión del 2013
17/07/2018 10:05