23/02/2016, 16.01
SIRIA
Enviar a un amigo

El Estado islámico libera también al último grupo de cristianos asirios de Hassaké

La confirmación llega en una nota oficial de Acero, la asociación asiria que se ocupó de las tratativas para la liberación. Liberados después de pagar para rescatarlos, también los últimos cuarenta y tres miembros de la comunidad. Hasta hoy no hay más rehenes en manos de los yihadistas. En estos tres meses tres personas fueron ejecutados.

 

Damasco (AsiaNews)- Las milicias del Estado islámico (EI) han liberado también al último grupo de cristianos (en la foto), aún en sus manos, parte de una comunidad de al menos doscientos fieles secuestrada el año pasado en el nordeste de Siria. Se trata de cuarenta y dos personas liberadas en la mañana de ayer, gracias a la mediación que realizó la dirigencia de la Iglesia asiria, que se ocupó de la liberación de todos los prisioneros. En una nota los miembros de Acero (Assyrian Church of the East Relief Organization, que se ocupó en primera persona de la liberación de los cristianos asirios) “confirman” la liberación “del último grupo de rehenes raptados en febrero de 2015” y aún en manos del EI.

El obispo asirio Mar Afram Athneil, quien fue quien se ocupó de los términos puestos para la liberación, recibió al grupo. Por ahora, prosigue el comunicado de Acero, “no hay rehenes” en manos de los milicianos y “cada noticia que vaya en sentido contrario se la debe considerar como sin fundamento”.

Agradecemos a cuántos han “trabajado en estos doce meses” para la liberación de los centenares de fieles y “nos alegramos” por el feliz éxito de la operación, los dirigentes de la organización “recuerdan las enormes pérdidas, materiales y humanas sufridas por los asirios en Siria”.

Según algunas fuentes, cercanas a la comunidad asiria, para obtener la liberación de los fieles se pagaron unos 18 millones de dólares como rescate; otros, anónimamente confirman el pago de una fuerte suma de dinero, “pero no de 18 millones”. “Hemos pagado menos de la mitad”. Un miembro de la comunidad refiere que, hasta hoy, no se conoce la suerte de cinco asirios, también ellos secuestrados el año pasado por los yihadistas y de los cuales se perdieron las huellas.

Hace un año, 23 de febrero de 2015, cientos de cristianos asirios de los pueblos a lo largo del río Khabur, cerca de Tal Tamr, en la gobernación de Al-Hasakah en el noreste de Siria, fueron raptados por el Estado islámico (EI). Entre ellos también Había mujeres, niños y ancianos. En los días siguientes a la toma colectiva, los terroristas liberaron a un primer grupo de 19 cristianos, tras el pago de un rescate de alrededor de 1.700 dólares por cabeza.

Más tarde, a través de contactos estrechos con los mediadores y portavoces, se había llegado a un acuerdo para la entrega de todos los prisioneros; Sin embargo, una emboscada - probablemente de los combatientes kurdos – a la caravana yihadista que estaba a punto de liberar a todos los prisioneros ha hecho fracasar la operación.

El secuestro de las familias cristianas - al menos 250 personas, pero el número exacto siempre han reinado en la incertidumbre, tres de los cuales fueron ajusticiados en una ejecución sumaria- ocurrió durante la ofensiva lanzada por los yihadistas contra la mayoría pueblos asirios en el noreste . Se trata de un área de importancia estratégica, ya que representa una especie de puente entre las tierras del Califato en Siria e Irak y permite la apertura de un corredor con Turquía en busca de armas, suministros y combatientes.

Los testigos locales informaron de que, tras la ofensiva de las milicias Daesh [acrónimo en árabe del Estado islámico, EI], más de 5 mil asirios – de los 30 mil que compone una de las más antiguas comunidades cristianas en el Medio Oriente - han decidido abandonar el país, eligiendo el camino del éxodo en busca de un refugio seguro.

Hasta marzo de 2011, cuando comenzó el levantamiento contra el presidente sirio, Bashar al-Assad, transformado con el tiempo en una guerra sangrienta que ha causado más de 260 mil muertes y más de 11 millones de personas desplazadas, en Siria vivían 40 mil cristianos asirios. Estos últimos entre los al menos 1,2 millones de miembros de otras denominaciones cristianas. Hoy en día el número, como en el vecino Irak, se ha reducido mucho, casi a la mitad.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Primera visita oficial al Líbano de Ignacio Efrén II, patriarca sirio-ortodoxo
09/11/2015
​Obispo de Alepo: La destrucción en Palmira, una advertencia del Estado Islámico a Occidente
05/10/2015
Nuncio en Damasco: liberan sin rescate a las 52 familias cristianas raptadas por el Estado islámico
09/03/2015