02/06/2016, 12.08
MONGOLIA
Enviar a un amigo

El primer sacerdote mongol “ayudará a los fieles a reforzarse en la fe”

de Mbumba Prosper-B., Cicm

El próximo 28 de agosto Joseph Enkh-Baatar será ordenado sacerdote en la catedral de Ulán- Batar. La pequeña Iglesia local reza por él, “para que pueda ser un pastor según la voluntad del Señor Jesús y pueda vivir en pleno su fe”. Francesca, de treinta y seis años dice “Espero que viva en pleno su vocación, sin jamás volver atrás” Será una gran ayuda para todos nosotros”.

Ulán Batar (AsiaNews)- El diácono Joseph Enkh-Baatar será el primer sacerdote mongol. Él será ordenado el próximo 28 de agosto en Ulán-Batar por el prefecto apostólico de la capital mongola, mons. Wenceslao S. Padilla CICM. Se trata de un evento de gran relevancia para la joven Iglesia local. Nacida en 1992, tiene poco más de mil bautizados; algunos ya no practican más la fe. Pero tener como sacerdote a un nativo del lugar ayudará ciertamente a hacer crecer el entusiasmo y el sentido de pertenencia de nuestros fieles: una gran ayuda para una Iglesia que por tanto tiempo fue definida “extranjera”.

Enkh Joseph fue ordenado diácono el 11 de diciembre de 2014 en Daejeon, en Corea del Sur, donde recibió su formación en el seminario. Volvió a casa el pasado enero y desde ahora está visitando todas las parroquias locales, pasando al menos un mes en cada una de esas. Es el método elegido para hacerse conocer y mejorar su capacidad pastoral.

Las actividades preparativas para este evento están en curso. En todas las parroquias, los católicos rezan en estos días por el futuro ministerio sacerdotal de Enkh. El domingo de la Trinidad, la pequeña comunidad católica de Erdenet- a 370 km de la capital Ulán-Batar- se concentró sobre el futuro sacerdote “para que pueda ser un pastor según la voluntad del Seños Jesús y pueda vivir en pleno su fe”. Una novena se realizará por todos los católicos mongoles nueve días antes de la ordenación.

Mientras tanto se lleva adelante una catequesis sobre el sacerdocio y se juntan las expectativas de los fieles, de tal  modo que Enkh se pueda hacer una idea de lo que le espera. Francesca, de treinta y seis años responde así cuando se le pregunta sobre el primer sacerdote mongol: “Ayudará a sus connacionales a reforzar la propia fe y será de gran ayuda para difundir la fe católica en la nación. Espero sea siempre fiel a su llamada, sin jamás volver atrás”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mongolia: las "24 horas por el Señor" rezando por la misión, unidos al Papa
11/03/2015
Enkh-Baatar “será un puente entre la Iglesia y el pueblo mongol”
25/08/2016 10:36
La primera misa del padre José Enkh-Baatar: Un don de Dios (IMÁGENES)
29/08/2016 11:17
Corea, católicos en fiesta por la ordenación del primer diácono de Mongolia
10/12/2014
Católicos mongoles: la alegría y el orgullo por su primer sacerdote
25/01/2016 12:38