10/02/2016, 13.53
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Filipinas: al inicio de la campaña electoral, no se vaticina ningún ganador

El próximo 9 de mayo, 56 millones de filipinos elegirán al jefe de Estado y los gobernadores locales. Cinco los principales candidatos para el cargo de presidente. Se extienden desde el actual vicepresidente Binay, acusado de corrupción, del out-sider con mano de hierro Duterte, pasando por la joven Grace Poe, de los cuales muchos cuestionan la elegibilidad.

Manila (AsiaNews) - Comenzó ayer la campaña electoral de los candidatos a presidente de las Filipinas, que competirán en las urnas el próximo 9 de mayo para suceder a Benigno Aquino, elegido en 2010. Alrededor de 56 millones de filipinos están llamados a votar por el más alto cargo estatal y elegir candidatos a 18 mil cargos nacionales, y de las ciudades de provincia, entre ellos 12 senadores. La carrera presidencial se perfila muy apretada, sin que ninguno de los cinco candidatos principales pueda presumir en el momento de una ventaja significativa. La Comisión Electoral ha organizado tres debates presidenciales: 21 de febrero en Mindanao, el 20 de marzo en islas Visayas y en Luzón el 24 de abril

El primer candidato fuerte Manuel "Mar" Roxas, preferido por el actual presidente, líder del Partido Liberal (LP). Hijo de un senador y nieto de un ex presidente, Roxas (58 años) ha sido senador, antes de entrar en el gobierno de Aquino como ministro del Interior. Es apodado "Mr. Palengke "(señor mercado), ya que está considerado como el único candidato que tiene un buen conocimiento de la economía. De actitud conservadora, Roxas, de acuerdo con fuentes de AsiaNews, sería "muy poco carismático" para el cargo de presidente.

Jejomar "Jojo" Binay, de 73 años, es el actual vicepresidente y fundador del partido Alianza Nacionalista Unida (UNA). Binay se presenta como candidato del pueblo y cerca de los sectores más pobres de la población, pero sobre él existen fuertes sospechas de corrupción que se remontan a la época en que era alcalde de la ciudad de Makati y presidente de los Boy Scouts filipinos. Como vicepresidente ha sido opositor a la elección de Benigno Aquino: es uno de los mayores detractores de la Bansamoro Basic Law (BBL), el proyecto de ley que haría que el bangsamoros [región de mayoría musulmana de Mindanao, ndr] una región "con un estatuto especial". Una fuente católica ha dicho de él: "Si tan sólo una de las muchas acusaciones de corrupción que se le han hecho fuera cierta, esto sería suficiente para que no sea un candidato digno".

La joven senadora Gracia Poe (que participa sin partido) es uno de los favoritos, aunque el Tribunal Supremo aún tiene que establecer su elegibilidad. Poe, de hecho, era una niña abandonada por sus padres y fue adoptado por una actriz y política filipina. Se crio luego en los Estados Unidos, donde tomó la ciudadanía, renunciando a la filipina. De vuelta en Manila, tuvo que abandonar el pasaporte estadounidense para recuperar la filipina. Poe, de 47 años, está a la cabeza en las primeras encuestas y cuenta con el apoyo de muchos hombres de negocios e intelectuales, pero también es visto como "demasiado inexperta de la política filipina".

Rodrigo Duterte es un miembro del Pdp-Laban Party y alcalde de la ciudad de Davao (sur de Mindanao), que se ha transformado de un sitio horrible y de gánsteres en una las ciudades de Asia "más seguras". Con su política de mano de hierro, el crimen fue erradicado de la política en el territorio, imponiendo un toque de queda para los jóvenes y apoyando el derecho a disparar contra los sospechosos. Duterte, 70 años, se propone como un candidato que puede restablecer el orden y la seguridad en el país, pero muchos temen que su índole puede convertir su cargo en "una nueva dictadura". Su proyecto es transformar las Filipinas en un país federal, para evitar los males creados por un gobierno centralizado.


Senadora Miriam Santiago, de 70 años, es miembro del partido del People’s Reform Party, con el que casi ganó la presidencia en 1992. La mujer, en su tercera nominación, se ha incluido en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo elaborada por una revista australiana. Dada su vasta experiencia, tiene un buen apoyo y se considera un candidato fiable, pero en las primeras encuestas terminó en el último lugar.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
“Seré un dictador”: Rodrigo Duterte es el nuevo presidente de las Filipinas
10/05/2016 11:14
Elecciones en Filipinas: los candidatos piensan en bloquear al "nuevo dictador"
07/05/2016 12:22
Fe y política: no a la campaña electoral en el santuario de Kamay ni Hesus
02/04/2019 12:29
Obispos filipinos: Las próximas elecciones sean instrumento de paz y reconciliación
02/05/2016 12:08
Card. Tagle: nada de misas y fotos con los políticos en campaña electoral
23/12/2015