06/02/2018, 12.57
EGIPTO
Enviar a un amigo

Iglesia egipcia: Ciudadanía, salud y educación, para un futuro de paz y desarrollo

Faltando menos de dos meses para las elecciones presidenciales, la Iglesia invita a la participación sin dar indicaciones en cuanto al voto. P. Rafic: Es fundamental “eliminar la mentalidad discriminatoria”, y sostener el desarrollo económico e infraestructural. Asimismo, los ciudadanos deben contribuir al crecimiento “mostrándose abiertos” hacia los demás. Para los cristianos y los musulmanes deben regir “los mismos derechos y los mismos deberes”.

El Cairo (AsiaNews) – Los valores sobre los cuales musulmanes y cristianos deben construir una nación pacífica sellada por la convivencia son “la ciudadanía, la educación y el acceso a la salud para todos”. Para lograr resultados, es “necesario eliminar la mentalidad discriminatoria” alojada en gran parte de la población, incluyendo a las minorías. Es lo que subraya a AsiaNews el Pbro. Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, al comentar la situación del país faltando menos de dos meses para las elecciones presidenciales, que ven como favorito al líder saliente Abdel Fattah al-Sisi. “Católicos, protestantes, coptos en general –agrega- apoyan al presidente, pero la Iglesia no pretende tomar una posición al respecto, aunque sí renueva la invitación a participar [en las elecciones] por el interés del país”.

Se planea celebrar las elecciones a fines de marzo, y en las mismas deberá elegirse jefe de Estado para el próximo  cuatrienio. El balotaje, en caso de no lograrse la elección en el primer turno, se llevará a cabo en la segunda quincena de abril.  El gran favorito es al-Sisi, que por el momento tiene como único rival al ex sostenedor y fidelísimo Mousa Mustafa Mousa. La oposición llama a boicotear los comicios.

Según explica el P. Rafic, el frente contrario a al-Sisi pide desertar de las urnas “porque no logra que su espacio exprese un candidato fuerte y creíble, que sea capaz de hacer frente al presidente saliente”. Como mero ciudadano particular egipcio, agrega, “no veo que haya personalidades capaces de contrastar al actual jefe de Estado, que ha sabido, en ciertos aspectos, obrar de un modo fuerte por el bien del país”.   

Él ha dado pasos “significativos” en temas de economía, infraestructuras y desarrollo –prosigue el P. Rafic- pero “lo que lo torna más creíble” es haber sabido “tomar decisiones fuertes, que en su momento fueron impopulares, como el hecho de haber proscripto a los Hermanos Musulmanes [cercanos al ex presidente Morsi] y haber dispuesto la libre fluctuación de la moneda local”.

A nivel social y económico, Egipto debe proseguir el camino de desarrollo promovido en los últimos años. Éste comprende la explotación de yacimientos de gas natural recientemente descubiertos, para que “el país consuma mucha energía, y es importante revender parte de la producción al exterior, para financiar la economía y apoyar a las empresas locales”. A esto se suma el desarrollo de “nuevas ciudades allí donde hoy sólo se levantan pueblos y centro urbanos pobres” y “nuevas infraestructuras que puedan conectar estas realidades entre sí”, para “agilizar los desplazamientos y mejorar la calidad de vida de las personas”.

Si bien la seguridad siempre sigue siendo una fuente de “preocupación”, hasta ahora, la cuestión ligada a la fe y a la identidad religiosa no ha figurado entre los elementos prioritarios de la campaña electoral. “Y esto es bueno”, comenta el vocero de la Iglesia católica, porque hoy el presidente debe ser una “figura capaz de representar a todos, sin distinciones”. Sin embargo, los tres factores clave para el desarrollo del país son “la ciudadanía, la educación y la eliminación de una mentalidad discriminatoria que aún sigue presente en grandes sectores de la población”.

“El gobierno debe eliminar los obstáculos –explica el P. Rafic- y hacer que la educación se vuelva accesible a todos. Pero no se consigue el desarrollo de Egipto sólo con el obrar de las instituciones, sino que éste compete, en primer lugar, a las personas. Los ciudadanos también deben mejorar, mostrar una mayor apertura hacia los demás, y no encerrarse en sí mismos. Además, es necesaria una revolución cultural en materia de ciudadanía, explicando qué significa ser ciudadano egipcio, anular las diferencias entre musulmanes y cristianos, siendo titulares de los mismos derechos y de los mismos deberes”. “Lamentablemente –concluye- sigue habiendo diferencias y divisiones que son el legado de la doctrina salafita, e incluso entre los mismos ciudadanos cristianos permanecen, en ciertos casos, la desconfianza y la cerrazón en relación a los musulmanes”. (DS)  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Vocero de la Iglesia Católica: el capital humano, prioridad del segundo mandato de al-Sisi
03/04/2018 15:57
Por las elecciones, al-Sisi apuesta a la economía y lucha contra la yihad. La oposición propone un boicot
02/02/2018 14:29
Activista egipcio: nos manifestamos por la economía y los derechos. No al regreso de los Hermanos Musulmanes
26/04/2016 16:08
El presidente de al-Sisi concede la amnistía el pensador islámico Islam Béheiri
21/11/2016 13:21
Minya, jóvenes cristianos en la cárcel por "insultar al islam"
26/02/2016 15:38