08/06/2017, 16.31
INDIA
Enviar a un amigo

India: los campesinos que protestan no quieren terminar suicidándose por las deudas

de Nalini R Mohanty

Cinco agricultores muertos en Madhya Pradesh en enfrentamientos con la policía. La huelga se inició en Maharashtra. Ambos Estados son gobernados por el BJP. La sobreproducción ha generado una caída abrupta en los precios de frutas y verduras. Leche, cebollas y patatas son arrojadas a las calles. “Se requieren medidas a largo plazo, en cuanto concierne a las políticas agrícolas”.  

Nueva Delhi (AsiaNews/Agencias) – Sequía, falta de monzones y cambio climático que generan graves carestías; la carrera que llevan adelante los sistemas de irrigación, que se traduce en una sobreproducción de los productos agrícolas, con el consecuente derrumbe de precios; las elevadas deudas impagas que empujan a gestos desesperados como el suicidio. Son éstos los motivos que han impulsado a millones de agricultores a frenar la producción en Maharashtra y en Madhya Pradesh.

Desde el primero de junio pasado, ellos se han volcado a las calles del primer Estado y reclaman al gobierno que cancele las deudas contraídas con los préstamos agrícolas. En un desesperado intento por atraer la atención sobre las dramáticas condiciones que atraviesan, están destruyendo los productos de su fatigoso trabajo en los campos, arrojando a las calles cebollas, patatas y leche. Partiendo de Maharashtra, la protesta se extendió luego a Madhya Pradesh, donde  los enfrentamientos con la policía dejaron un saldo de cinco personas muertas. Si bien en un inicio el jefe de ministros Shivraj Singh Chouhan mantuvo una posición intransigente, sosteniendo que los agricultores ya habían sido satisfechos en sus demandas, hoy él volvió sobre sus pasos y anunció que está evaluando proceder a la anulación de los intereses aplicados sobre los préstamos al sector agrícola.

Cercano al drama de los campesinos, entre los cuales se registran elevadísimas tasas de suicidio, se insinúa el juego político. Los partidos vislumbran enormes potencialidades en caso de legitimarse como paladines de los agricultores –con un retorno seguro en término de votos. Por eso, algunos líderes, entre ellos, Rahul Gandhi, vicepresidente del Congress, están subiéndose a la ola de descontento en un intento de atraerse el favor del público. Hoy, él se dirigió al distrito de Mandsaur, que ha quedado devastado por las muertes ocurridas, para ponerse a la cabeza de las protestas. Las últimas noticias informan que fue detenido por la policía, que lo bloqueó cuando estaba intentando ingresar al Estado del Madhya Pradesh.

En definitiva, más allá de estos juegos de poder, lo que permanece son millones de campesinos, que representan más del 50% de la mano de obra india. Para evitar que el descontento se propague y termine afectando a toda la Unión, “se requieren medidas a largo plazo, en lo que concierne a las políticas agrícolas. De otro modo, el sufrimiento de las zonas rurales y el suicidio de los campesinos seguirán siendo una figura recurrente de la realidad india”. A continuación, transcribimos el análisis de la situación que el periodista indio Nalini R Mohanty publicó en Firtspost, un diario local en idioma inglés. Traducción del Inglés de AsiaNews.

 

 

Luego de Maharashtra, ahora Madhya Pradesh está siendo sacudida por las protestas de los agricultores. Cuando menos seis campesinos fueron muertos y otros ocho resultaron gravemente heridos el martes pasado, cuando la policía decidió abrir fuego para someter a los campesinos que protestaban en Mandsaur, en el Madhya Pradesh.

Tanto en Maharashtra como en Madhya Pradesh, los reclamos de los agricultores resultan ser prácticamente los mismos: quieren una exención total de los préstamos agrícolas como medida paliativa a corto plazo, y, en segundo lugar, un mecanismo de tipo institucional que les permita obtener mejores precios para la producción agrícola.  

Casualmente, ambos Estado están gobernados por el Bharatiya Janata Party (BJP); en Maharashtra, se trata de un gobierno de alianza con Shiv Sena, que no deja de ser un aliado novel en término políticos. Por lo tanto, resulta alarmante para el BJP -que también gobierna en el centro del país- enfrentarse a la ira de los campesinos, siendo que el partido gobernante proyectó el ambicioso plan de duplicar los ingresos de los campesinos en los próximos cinco años.

Más perturbadora aún resulta la situación para el BJP en Madhya Pradesh, siendo que allí  la administración de Shivraj Singh Chouhan ha sido elogiada como el mayor suceso histórico de las últimas décadas en lo que respecta a la agricultura.

Hace apenas un mes, Ashok Gulati, un eminente experto en agricultura, escribió en The Indian Express: "Varios de estos pasos (como la exención del pago de deudas contraídas por préstamos a la agricultura, la compra de trigo y patatas por parte del gobierno, o endulzar las condiciones para limpiar de deudas a los campesinos, etc.) resaltan la preocupación mostrada por el jefe de ministros de Uttar Pradesh, Yogi Adityanath, con respecto a los agricultores, que llevan años recibiendo un trato injusto.  Si tiene intenciones de permanecer a largo plazo, sería mejor que tomase como ejemplo lo que nosotros denominamos el mantra de Shiv. Dicho mantra toma su nombre de Shivraj Singh Chauhan, quien actualmente se desempeña como jefe de ministros de Madhya Pradesh, siendo éste su tercer mandato en el cargo."

 

Gulati prosigue marcando los logros del gobierno de  Shivraj, que dio pie a una era de oro para la agricultura en Madhya Pradesh. Luego, confirma lo antedicho con las estadísticas; “En Madhya Pradesh, el producto bruto interno de la agricultura (agri-GSDP) creció a razón de un 9.7 % al año –el más alto que se haya alcanzado en cualquier Estado- entre los años 2005-2006 y 2014-2015. El crecimiento conjunto de la India, en términos de agri-GDP, en este período, fue del 3.5 %”.

¿Cómo es, entonces, que las cosas han marchado tan horriblemente mal en  Madhya Pradesh, al punto de que ahora miles de granjeros han salido a las calles, reclamando justicia? Chouhan también ha intentado hacer lo que intentó, dos años atrás, su contraparte de Maharashtra– quebrar la unidad de los agricultores, al invitar a un grupo sindical a una mesa de diálogo, pero excluyendo a otros grupos.

En la reunión con dicho grupo sindical de agricultores, el jefe de ministros Devendra Fadnavis concedió una exención del pago de deudas por préstamos contraídos a un pequeño grupo marginal de agricultores, el cual, a su vez, anunció que se retiraban de la huelga. Pero otros sindicatos de agricultores quedaron enfurecidos a raíz de su exclusión de las negociaciones, y prometieron continuar con la protesta.  

El mismo escenario se repitió en Madhya Pradesh, cuando Chouhan convocó a los líderes de una de las organizaciones para entablar negociaciones, lo cual concluyó en un levantamiento de la huelga por parte de dichos líderes, pero los otros líderes se negaron a conformarse hasta tanto el gobierno de Madhya Pradesh declarara un exención total de la deuda contraída en préstamos para el sector agrícola.  

¿Cuál fue la razón que produjo que ‘la era dorada de la agricultura’ de Gulati se convirtiera en un cementerio de agricultores?  No es que el caldero de la agricultura haya comenzado a hervir la semana pasada.  Los datos oficiales presentan un escenario lúgubre que abarca un período más largo que eso. El gobierno de Madhya Pradesh también admitió en la sede de la Legislatura que entre el 1ero de julio de 2016 y el 15 de noviembre de 2016, 531 agricultores se suicidaron en el Estado.  

El ministro del Interior del gobierno de Madhya Pradesh también documentó que entre el 16 de noviembre de 2016 y el 27 de febrero de 2017,  se suicidaron 106 agricultores y 181 trabajadores del campo.

En Maharashtra, los datos oficiales de suicidios entre la población agrícola son más desoladores aún. En el análisis efectuado por el departamento de socorro y rehabilitación del gobierno, se admite que 639 agricultores se suicidaron en un período de tan sólo tres meses, entre el 1ero de enero y el 31 de marzo de este año. El año pasado, en 2016, el conteo oficial confirma que cuando menos 3,052 agricultores se quitaron la vida en el Estado.

Todo esto es motivo de preocupación para el BJP, puesto que el año próximo habrá elecciones en Madhya Pradesh, y las próximas elecciones a celebrarse en Maharashtra serán al año siguiente. Ningún partido puede esperar ganar las elecciones si atrae sobre sí la ira de la comunidad rural, especialmente de los agricultores.  Haciendo una estimación conservadora, se puede afirmar que más del 50% de la población india está empleada –o, si se prefiere, subempleada- en la actividad agrícola. Por lo tanto, un partido gobernante no puede permitirse ignorar sus preocupaciones.

Entonces, ¿qué es lo que aqueja a la agricultura india? ¿Y qué puede hacer el gobierno para aliviar su situación?

Durante bastante tiempo, se tendía a pensar que la agricultura en la India estaba afrontando una crisis porque los agricultores eran demasiado dependientes de los mozones, a falta de instalaciones de riego adecuadas.  Cuando los monzones no llegaban, o las precipitaciones eran menores a los valores normales esperados, prevalecían las condiciones de sequía y la producción agrícola se resentía.    

Así fue que los Estados que querían cuidar de su población agrícola, priorizaron la instalación de mecanismo de riesgo. Madhya Pradesh fue pionera en este sentido. "Entre 2009 y 2014, más de 1,400 proyectos menores de irrigación fueron completados en MP, incrementando en 480.000 hectáreas la superficie irrigada del Estado… De esta manera, la superficie irrigada de MP se incrementó, pasando de ser el 30% del área cultivada en 2005-2006,  a ser el 41.2% en 2014-2015”.

El monzón del año pasado, que resultó ser bastante bueno, vino a sumarse a una abundante cosecha de alimentos. Entonces, ¿por qué están tan angustiados los agricultores de Madhya Pradesh?

Allí, el empobrecimiento agrícola ha dado un vuelco. En el Estado, la escasez de alimentos ha dejado de ser un problema. La plaga que sufre el agricultor es la sobreproducción. El gobierno de Madhya Pradesh, en un exceso de entusiasmo, ha implementado una política por la cual se aplica un bono del 10% sobre el precio mínimo [establecido], MSP,  por el gobierno central durante el período 2007-2008 y 2014-2015. Esto provocó como resultado un exceso de producción –la participación del porcentaje de la producción de trigo en Madhya Pradesh trepó de 8.6% a casi 20% en 2014-2015.   

El Estado debe lidiar con los problemas que derivan de la sobreproducción. Éste no cuenta con los recursos para almacenar granos en sus depósitos o silos.  Desde un punto de vista económico, para el Estado tampoco tuvo sentido construir depósitos adicionales para almacenar granos que, en definitiva, sólo terminarían pudriéndose.   

Cuando el gobierno estatal trató de distribuir los granos a la población por debajo de la línea de pobreza, de manera gratuita, el gobierno central alzó una bandera roja, diciendo que esto distorsionaría la economía de mercado.

El empobrecimiento en el área rural se debe, en gran parte, a la caída de precios. Actualmente Madhya Pradesh afronta una sobreproducción en la producción de cebollas. El gobierno de MP anunció la decisión de comprar cebollas a los agricultores a 8 rupias el kilo, para venderlas a 2 rupias el kilo, a través del sistema de distribución al público. El gobierno de Shivraj Singh también ha creado un fondo de 10 millardos de rupias, orientado a  estabilizar la situación de modo de hacer frente a la crisis en lo inmediato.

Pero lo que queda claro es que estas medidas a corto plazo no han aplacado el sentimiento de los agricultores. Lo que reclaman es una exención total de las deudas bancarias contraídas en préstamos, para poder ponerse nuevamente de pie. Aún si el gobierno de MP concediera esta demanda –tal como hizo, aunque parcialmente,  el gobierno de Maharashtra- ésta no dejaría de ser otra medida paliativa, a corto plazo.  

Lo que está escrito en la pared es claro: lo que hoy necesita el sector agrícola son políticas y medidas a largo plazo, para amparar a los agricultores, tanto de las consecuencias de una sobreproducción, como de una sub-producción de productos agrícolas. De otro modo, el empobrecimiento del área rural y el suicidio de los agricultores seguirán siendo una característica recurrente de la realidad india.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Miles de campesinos, ahogados por las deudas, invaden Delhi. La popularidad de Modi, en picada
01/12/2018 13:49
La ‘larga marcha’ de los campesinos del Maharashtra: 50.000 invaden Bombay
12/03/2018 09:30
Maharashtra: el gobierno cancela las deudas, y los agricultores suspenden la protesta
12/06/2017 10:59
En el Norte falta comida: Seúl socorre a Pyongyang
15/05/2019 11:09
Maharashtra: la diócesis de Amravati clama contra el “genocidio” de los campesinos
17/02/2016 14:03