13/02/2014, 00.00
PAKISTÁN
Enviar a un amigo

Islamabad: arrestado, pero inocente, cristiano de 24 años torturado y asesinado por la policía

de Jibran Khan
Para los agentes murió en la cárcel "ahorcado". La autopsia reveló que murió por las " graves lesiones internas" sufridas durante los interrogatorios. El joven fue arrestado por cargos de robo y sometido a repetidos abusos para obtener una confesión. Los cuarteles se han identificado como una estación de policía "modelo".

Islamabad (AsiaNews) - Para la policía se habría suicidado "ahorcándose",  pero otra verdad surge de los informes médicos, que nos habla de una muerte debido a "graves lesiones internas" causados ​​por " la tortura y el abuso". Es una historia terrible que involucró al pakistaní cristiano de 24 años Sabir Masih,  quien murió por la violencia infligida por la policía durante un interrogatorio; él fue detenido en principio bajo sospecha (infundada ) de robo. Con el fin de obtener una confesión,  los agentes no han dudado en utilizar la fuerza,  infligir lesiones que luego fueron fatales. La Iglesia Católica y miembros de la sociedad civil, han demandando justicia,  castigo ejemplar a los responsables y el fin de la muerte violenta de los ciudadanos comunes,  las víctimas inocentes de la llamada aplicación de la ley.

Sabir Masih,  padre de dos hijos,  fue detenido el 11 de febrero por cargos de robo. Los agentes lo llevaron al cuartel de Kohsar,  en Islamabad,  considerada recientemente - tras una completa renovación - un "modelo" de estación de policía por la eficiencia,  el cumplimiento de los procedimientos y  humanidad hacia a los sospechosos. El joven fue detenido durante la noche y lo interrogaron largamente.

La familia se apresuro de ir inmediatamente a la comisaría de policía para decir que el joven era ajeno al robo,  después de haber pasado todo el día en el trabajo y luego regresar a casa. "Él no ha cometido ningún delito", gritaban en voz alta,  en vano. La policía utilizó la fuerza para extraer una confesión - una práctica frecuente en Pakistán en casos similares - hasta causar lesiones internas tan graves como para causar la muerte de Sabir,  que tuvo lugar en la noche entre el 11 y 12 de febrero.

Los oficiales trataron de ocultar los rastros de la violencia,  diciendo que el joven se suicidó ahorcándose en su celda. Los jefes de policía también han ordenado a la familia celebrar el funeral en el día de hoy, para cubrir cualquier responsabilidad, sin embargo, los familiares han insistido y clamado por una autopsia en el cuerpo. Los primeros resultados, confirmaron que Sabir Masih murió debido a las "lesiones internas" causadas por la violencia contra él, excluyendo con fuerza la posibilidad del ahorcamiento. El poder judicial ha puesto en marcha una investigación, pero en este momento no se ha emitido ninguna medida contra los responsables.

Ayer, la Iglesia Católica de Pakistán y los miembros de la sociedad civil realizaron una protesta frente al Club de Prensa de Islamabad,  en alta voz denunciando la "brutalidad". Un episodio,  agregan los manifestantes, que niega abiertamente las presuntas iniciativas de reforma policial en clave democrática y respetuosa de la ley. Fuentes católicas en la capital explican que la intervención de la Iglesia se debe al hecho de que "Sabir Masih es un cristiano", pero que también podría ser "de religión musulmana o cualquier otra". La protesta gira en torno a la "brutalidad" de la policía, que debe ser castigada,  independientemente de la fe a la que pertenecen. Aunque se trata de una cuestión de hecho, añade un fiel, que cuando es arrestado un cristiano los "tratos de la policía o de la cárcel son mucho peores".

Con más de 180 millones de personas (de las cuales el 97% profesan el Islam ), Pakistán es el sexto país más poblado del mundo y es la segunda más grande entre los países musulmanes después de Indonesia. Alrededor del 80 % son musulmanes sunitas,  mientras que los chiítas son el 20% del total. También hay apariciones de los hindúes (1,85 %),  cristianos (1,6%) y sijs (0,04 %). La violencia contra las minorías étnicas o religiosas se producen en todo el país,  pero en los últimos años se ha producido una escalada real y ha invertido en su mayoría musulmanes chiíes y cristianos. Decenas incidentes de violencia, incluidos los ataques dirigidos contra comunidades enteras - como ocurrió en Gojra en 2009 o Joseph Colony Lahore en marzo del año pasado - o abusos en contra de individuos (Asia Bibi,  Rimsha Masih o el joven Robert Fanish Masih,  quien también fue muerto en su celda), a menudo perpetrada con el pretexto de las leyes contra la blasfemia.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Dubai, un nuevo museo con forma de birrete de policía
30/04/2014
Punjab, estudiante cristiano asesinado por racismo religioso
12/09/2017 12:45
China, padre de un disidente muere cayendo de un balcón del tribunal. Para la policía "se suicidó"
05/02/2014
Mons. Machado: La policía se deja influenciar por fundamentalistas forasteros
07/03/2020 13:35