02/02/2018, 15.29
FRANCIA-ISLAM
Enviar a un amigo

Justificar la esclavitud sexual: Daesh no es el solo. Está también al Azhar (II)

de Hocine Drouiche

Los maestros del pensamiento del Estado islámico continúan justificando el esclavismo de las mujeres (no musulmanas) como “botín de guerra”. Y son seguidos por muchos pensadores contemporáneos. La resistencia de los ambientes conservadores a un relectura histórica y contextual de los textos del islam. La segunda parte (de 3) del estudio del imán Hocine Drouiche. La primera parte fue publicada ayer.

Nimes (AsiaNews)- Reportamos aquí la segunda parte (de 3) del estudio del imán Hocine Drouiche. Sobre la urgencia de una reforma del derecho islámico, sobre todo sobre el tema de la violación y del esclavismo hacia los no musulmanes. La primera parte la encuentran aquí.

La cancelación de los dictámenes religiosos que se refieren a la esclavitud sexual fue la lucha de muchos pensadores musulmanes entre los cuales Abdelouhaeb Maadeb, Mohamed Arkoune, Mohammed Chahrour y Nasr Hamed Abu Zeyd y otros que no han dejado de pedir la historización y contextualización de las interpretaciones de estos textos, para liberar al islam y a los musulmanes del peso del “pasado sagrado” que frena la evolución del mundo musulmán. A causa de esta pesada heredad, el mundo musulmán se encuentra en conflicto con el mundo entero, en Occidente, en China, en India y en diversos países africanos. Es esta sociedad odiosa y sanguinaria quien puso también a los sunitas contra los chiíes, los salafistas contra los sufíes, etc…

Lo que hizo que la reforma fuese más complicada es el rechazo de los conservadores en cualquier contextualización o historización de los textos, que autorizan cada tipo de violencia. En general, todas las interpretaciones están ligadas a las así llamadas “razones de revelación (Asbaab ennuzul)”, la anulación de estos juicios no parece aún factible frente a la gran resistencia de las escuelas conservadoras y salafistas que consideran cada reforma como una modificación de la ley de Dios, una puesta en causa fundamental de las bases del islam y ¡una capitulación delante de los enemigos del islam! En este clima jurídico fuera de foco que reina en esta gran nave del islam, que no está dirigido por ningún clero unitario, las organizaciones terroristas como Daesh no representan una excepción. Ellas continúan a aplicar a la letra la sahria, que es aún reconocida y enseñada en los diversos organismos musulmanes en el mundo, en los institutos, como también en numerosas universidades oficiales del mundo musulmán.

Al Monjid, uno de las referencias salafistas del islam contemporáneo, en su sitio internet respondió con claridad a una pregunta que se refería a los trofeos de guerra, comprendidas las mujeres: “Tener esclavas sexuales representa (es seguir, Ndr) el ejemplo del profeta, de los compañeros y de todos nuestros predecesores muslmanes. Ninguno lo puede ´prohibir. Quien lo prohíbe, comete un grave pecado porque va contra el consentimiento de los sabios del Islam”.

La cuestión de la jihad permanente en seno al islam junto a una mancha entre el derecho musulmán y el derecho internacional humanitario contemporáneo sobre la cuestión de la protección de las poblaciones civiles en los conflictos armados.

Suad Salih (v. Foto), directora de estudios universitarios (de grado) en la Universidad de al Azhar, debería disculparse oficialmente con todas las mujeres no musulmanas (yazidies y otros) por sus declaraciones sobre el tratamiento inhumano a mujeres no musulmanas, consideradas o no como "botín de guerra" durante los conflictos armados. 

Al continuar difundiéndose por toda la comunidad musulmana estos dictados religiosos que autorizan la esclavización de los "botín de guerra" y la legalización de la esclavitud sexual, las autoridades y las universidades musulmanes, públicas y privadas podrían ser interrogadas y juzgadas en este punto, como también sobre su papel y su responsabilidad directa e indirecta en la legalización de estos crímenes de lesa humanidad. 

La ley islámica contiene una serie de normas legales musulmanas que protegen a los civiles, incluidas las mujeres, en caso de conflicto armado, pero muchos musulmanes ven en la yihad en una espada perpetua contra los infieles, los incrédulos y los enemigos de Alá. 

Los musulmanes que defienden esta visión binaria del mundo no hacen más que estigmatizar la religión que creen estar defendiendo y le dan una imagen falsa. 

 Uno puede preguntarse legítimamente cómo la yihad puede pretender islamizar todas las mentes, ya que los textos y el Corán son muy precisos sobre este punto. Está escrito para ti: Nadie tiene una autoridad vinculante sobre otro. 

 ¿Cómo puede la yihad arrogarse la vocación de imponer a todo el universo la jurisdicción única del islam, mientras que, según el texto sagrado del Corán, Dios creó los diferentes pueblos y naciones para que se conozcan y no para que se enfrenten? Está claro que la noción moderna de la yjihad ha sido objeto de múltiples manipulaciones a lo largo de la historia musulmana. Estas manipulaciones han llevado a que este concepto se convierta, en ciertas épocas, en sinónimo de ferocidad y agresión. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Imán Drouiche: la yihad con violaciones, un crimen contra la humanidad (III)
05/02/2018 14:39
Imán Drouiche: la violación de cristianas y yazidíes no puede ser considerada un derecho islámico (I)
01/02/2018 15:02
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El Estado islámico en Mosul: el lento genocidio de las mujeres cristianas y yazidíes
25/06/2016 11:43