04/05/2020, 14.29
LÍBANO
Enviar a un amigo

La Iglesia libanesa apoya el plan de gobierno para recuperar la economía

En la homilía con ocasión de la fiesta de Nuestra Señora del Líbano, el patriarca Raï invita al Ejecutivo a ratificar “un acuerdo completo” en su reunión del 6 de mayo. Los retos y las necesidades han “aumentado” debido a la parálisis impuesta por la emergencia del Covid-19. El pedido a la Virgen, para que cure a los enfermos. Líder chiíta condena la decisión alemana de declarar a Hezbollah como una organización terrorista y de prohibir sus actividades. 

Beirut (AsiaNews) - La Iglesia libanesa “acoge favorablemente” el plan de recuperación económica elaborado días atrás por el gobierno, y ruega para que en el encuentro del próximo 6 de mayo, a realizarse en el Palacio presidencial, sea ratificado “un acuerdo completo” sobre el contenido y su aplicación. Es cuanto subrayó ayer el patriarca maronita, el Card. Beshara Raï, durante la homilía de la misa dominical con ocasión de la Fiesta de Nuestra Señora del Líbano. El patriarca renueva su llamado a la clase dirigente, por una “recuperación de la vida económica” y exigiendo respuestas a la “creciente ola de pobreza”. Hay que hallar un equilibrio, agregó, entre la “depreciación del valor de la libra y el elevado costo de vida”. 

El Card. Raï volvió a referirse a las “necesidades y desafíos” que el Ejecutivo debe afrontar, cuestiones que si bien ya estaban presentes en el pasado, han “aumentado por la parálisis impuesta” por el Covid-19. Hace meses que el país de los Cedros atraviesa una profunda crisis económica, política e institucional, agravada por la guerra en Siria y agudizada con el nuevo coronavirus. Un Líbano que se encamina al caos y que preocupa a la cúpula eclesiástica cristiana, que considera que está en acto “un complot para cambiar el rostro” de la nación. 

En la homilía de la misa celebrada en la iglesia del patriarcado - y no, como marca la tradición, en la basílica de Harissa, próxima a la estatua de la Virgen - el purpurado pidió a Dios,  a través de la intercesión de María, “curar” a los enfermos de coronavirus. Al mismo tiempo, invitó a aunar “los esfuerzos de funcionarios y trabajadores” en el campo político y social, ya que actualmente en el mundo “está aumentando el número de familias pobres” y de los que “no podrán recuperarse”. 

En tanto, en el frente político y económico, el primero de mayo pasado, el Primer ministro Hassan Diab, y el titular de Finanzas, Ghazi Wazni, firmaron un pedido oficial de asistencia dirigido al Fondo Monetario Internacional (FMI), tal como estaba previsto en el paquete de incentivos aprobado por el gobierno el 30 de abril. Después de semanas de deliberaciones, la medida fue adoptada por unanimidad, delineando un plan de recuperación económica orientado a restructurar la deuda, revisar el gasto público y obtener ayudas indispensables para repuntar una economía a la deriva. El plan prevé préstamos por 10 millardos de dólares, que se suman a los 11 aportados por los países donadores de la Conferencia de París del 2018 (CEDRE).

El patriarca Raï concluyó su homilía recordando que es un “deber del Estado” pagar las deudas de las instituciones contrayentes, como son “hospitales, escuelas, orfanatos”, para que éstos puedan mantener a sus empleados y pagar los salarios”. Por último, es fundamental resolver el añoso problema de la gestión de residuos, que sigue candente, y apoyar al Ejecutivo en vista del notable esfuerzo que está llevando a cabo para lograr “el regreso de los libaneses varados en el exterior, especialmente, los estudiantes”. 

Por último, el presidente del Consejo superior chiíta, Sheik Abdel Amir Kabalan, condenó la decisión de Alemania, de prohibir en su territorio las actividades de Hezbollah, invitando a la diáspora libanesa del país y de toda Europa a “actuar, y oponerse a esta decisión”. Hace algunos días, Berlín “proscribió [...] la organización terrorista” libanesa chií, acogiendo los reclamos presentados hace tiempo por Estados Unidos e Israel. La policía y las fuerzas de seguridad realizaron operativos en mezquitas y en sedes de asociaciones que tienen lazos con Hezbollah. Kabalan condenó la decisión, porque azota a un movimiento que goza  de “vasta aceptación” en el País de los Cedros, y que trabaja activamente en la lucha contra “el terrorismo sionista y tafkirista”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Beirut, crisis económica y Covid-19: manifestaciones y caos
27/04/2020 13:19
Covid-19, el Líbano reabre (parcialmente) las iglesias y mezquitas
06/05/2020 14:57
Crisis económica y Covid-19: la Iglesia libanesa ofrece terrenos a los ciudadanos
18/05/2020 10:31
Vuelve la revuelta: esta vez, por la pulseada entre el primer ministro y el presidente del Banco Central
28/04/2020 14:46
Líderes cristianos, al gobierno: que no sea el pueblo el que pague el precio de la crisis
20/04/2020 14:59