19/06/2020, 14.48
UE-CHINA
Enviar a un amigo

La UE busca convertirse en una ‘fuerza equilibradora’ entre China y los EEUU

La Unión Europea se siente insatisfecha por las relaciones con Beijing pero no quiere llegar a una ruptura. Los europeos evalúan medidas para defenderse del dumping y de los subsidios a las exportaciones chinas. Surgen dudas respecto a la firma del acuerdo sino-europeo de inversiones. Ex secretario de la OTAN: las empresas europeas se irán de China si Beijing no abre su mercado.

Bruselas (AsiaNews) – La Unión Europea no parece tener intenciones de seguir la estrategia agresiva de los Estados Unidos en lo que respecta a China. Para los analistas, la UE mira con insatisfacción las relaciones políticas y comerciales con China, y la culpa por haber ocultado la pandemia de coronavirus en sus fases iniciales, explotando la situación luego, para obtener ventajas geopolíticas. Sin embargo, la Unión no quiere una ruptura con los chinos: más bien apunta a convertirse en una fuerza “equilibradora” en el conflicto de poder entre Washington y Beijing. 

“China incrementará su protagonismo global, nos guste o no. Debemos enfrentarnos con Beijing para lograr nuestros objetivos, pero siempre en un marco de respeto por nuestros intereses y valores”, declaró ayer en el Parlamento Europeo Josep Borrell, el líder de la diplomacia europea. 

La Unión quiere competir con China en el plano económico. No tiene en mente aplicar sanciones, como las que anunciaron los EEUU en respuesta a la decisión de Beijing de adoptar una ley de seguridad para Hong Kong; los europeos están analizando medidas comerciales para defender a sus propias empresas de las prácticas desleales del gobierno chino. 

El 17 de junio, la Comisión de la UE presentó un nuevo plan para proteger el mercado europeo del dumping (venta por debajo del costo) comercial practicado por China, y de los subsidios de gobierno a las exportaciones de las empresas chinas. La iniciativa afecta a todos los Estados que no pertenecen a la Unión, pero lo cierto es que Beijing es el principal blanco. 

“La economía europea es abierta y está conectada con el resto del mundo, pero el comercio y las inversiones deben darse en un marco de equidad”, afirmó Margrethe Vestager, vicepresidente de la Comisión. Para la política danesa, ello no puede suceder si las empresas pueden comprar libremente a otras empresas en el espacio de la UE, pero los inversores europeos no pueden hacer lo mismo fuera de los confines de la Unión Europea. 

A las empresas chinas se le garantizó el pleno acceso al mercado europeo. La Unión quiere, por tanto, un trato equitativo para las empresas europeas que pretenden invertir en China. Este es el mayor obstáculo en las negociaciones que debieran llevar a la firma de un gran acuerdo comercial entre la UE y Beijing, antes de fin de año. 

Según Anders Fogh Rasmussen, ex secretario general de la OTAN, si Beijing no abre su mercado a las empresas europeas de una manera adecuada, éstas terminarán desplazando su producción a otros países. Es la línea que lleva adelante la administración Trump, que está estudiando una serie de incentivos para convencer a las empresas nacionales de abandonar China y regresar a los Estados Unidos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Líderes europeos: Beijing continúa no manteniendo sus promesas
23/06/2020 13:40
Beijing rompe con los EEUU y Europa y refuerza las empresas de Estado
10/07/2020 13:44
Beijing todavía no ha felicitado a Joe Biden
11/11/2020 15:47
Wang Yi: el presidente del Senado checo ‘pagará cara’ su visita a Taipei
31/08/2020 14:42
No se ‘diluyeron’ las críticas de la UE hacia China
29/04/2020 14:49