04/10/2019, 09.21
ARABIA SAUDITA
Enviar a un amigo

La realeza y los hombres de negocios, con críticas y malestar por el liderazgo de MBS

Parte de la familia real y del mundo de los negocios muestra una creciente intolerancia hacia el príncipe heredero. Crecen las dudas respecto a su capacidad para gobernar, luego del atentado a las refinerías. Críticas por las políticas anti-iraníes y la participación en el conflicto en Yemen. La única alternativa es el hermano del rey Salman, Ahmed bin Abdulaziz, de 77 años.

Riad (AsiaNews/Agencias) - En Arabia Saudita, una parte cada vez más consistente de la familia real y del mundo de los negocios muestra malestar y frustración hacia el liderazgo del príncipe heredero (reformista) Mohammad bin Salman (MBS), el hombre fuerte del reino wahabita. Fuentes diplomáticas y personalidades cercanas a la familia real Saud confirman -tras el anonimato - un clima de “preocupación” que pone en tela de juicio la capacidad real de gobernar de MBS, de 34 años. Las dudas e incertidumbres han crecido en las últimas dos semanas, luego del doble atentado a las refinerías de petróleo sauditas.

El ataque aéreo al núcleo de los recursos por excelencia de la economía saudita, el crudo, ha alimentado las críticas e inquietudes de cuantos no concuerdan con la política exterior de bin Salman: lazos estrechos con los Estados Unidos, apertura hacia Israel y un ataque sin cuartel contra Irán, considerado el enemigo número uno de la región. “Hay un gran resentimiento -explica la fuente - hacia el gobierno del príncipe heredero” que no ha sido capaz de “prevenir el atentado”. 

A pesar de las críticas, aún queda una porción considerable de la población saudita -sobre todo, la gente común y corriente - que manifiesta su aprecio por MBS y lo apoya, por considerarlo un líder resuelto y dinámico. Sin ir más lejos, hace pocos días él ha vuelto a atacar a Teherán, exigiendo una acción “fuerte y decidida” de la comunidad internacional, agregando, sin embargo, que es preferible tomar la vía de la “solución pacífica” antes que un conflicto militar. 

En el reino saudí gobierna una monarquía absoluta sunita, regida por una visión wahabita y fundamentalista del islam. El príncipe heredero es el próximo en la línea de sucesión al monarca de 83 años, el rey Salman, y el líder “de facto” del país. Él ha prometido transformar el reino en una nación moderna; las reformas introducidas en los últimos dos años han tocado la esfera social y los derechos, como la libertad para conducir y el acceso (controlado) a los estadios, en el caso de las mujeres.  

Aún así, el arresto de altos funcionarios y empresarios, la represión ejercida contra activistas y voces críticas y, por último, el caso Kashoggi, arrojan un manto de sombra sobre la factibilidad de un cambio. Las críticas surgen con creciente fuerza incluso dentro del mundo musulmán, sobre todo en la juventud, que ataca lo que define como un “reino del terror” perpetrado por bin Salman para conservar el poder. 

MBS también es titular del área de Defensa, con lo cual los atentados a las refinerías han minado el prestigio y autoridad del líder in pectore. “Hay una pérdida de confianza - afirma Neil Quilliam, un prominente analista de Chatham House y experto en Arabia Saudita y las naciones del Golfo - en su capacidad de garantizar la seguridad del país y por ende, en sus políticas”. 

Las voces críticas afirman que la política exterior agresiva hacia Irán y el involucramiento en Yemen han expuesto al reino wahabita a los ataques del extranjero. Y el refuerzo del control ha terminado por exasperar a parte de la leadership, hoy relegada a los márgenes. Además, MBS es acusado de haber colocado a sus hombres fieles en roles clave, pese a su falta de idoneidad para ocupar la función. 

Algunos miembros de la familia real ven en el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, de 77 años, único hermano del rey Salman con vida, la única alternativa posible al ascenso de Bin Salman. Él gozaría del apoyo de algunos miembros de la familia al Saud, de una parte del aparato de seguridad y de algunas potencias occidentales. “Todas las miradas están puestas sobre Ahmed -afirma un hombre de negocios - para ver qué hará. La familia continúa pensando que solo él puede salvarlos”, pero lo cierto es que no hay signos que lleven a pensar que alberga intenciones de luchar por el poder y el liderazgo.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Riad: misterio sobre la suerte de Mohammad bin Salman, desaparecido desde abril
29/05/2018 15:29
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Modernidad al estilo saudita: sí a los conciertos, pero sigue prohibido moverse y bailar
07/03/2018 10:39
Riad paga a influenciadores para rehacer su imagen
22/10/2019