06/11/2017, 13.00
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Manila, una monja en campaña contra el tráfico de personas

de Santosh Digal

La trata de personas es un negocio rentable, que involucra a una gran red de asociaciones del crimen organizado. Las mujeres y los niños de comunidades indígenas y áreas remotas son los más vulnerables. La experiencia de la Visayan Forum Foundation y el compromiso de la Hermana Cecil Espenilla contra el fenómeno.

Manila (AsiaNews) - La hermana Cecil Espenilla (foto), religiosa dominicana de Santa Catalina de Siena, durante varios años dedicó su misión a las víctimas de la trata de personas y la esclavitud moderna en Filipinas. "Para que esto sea posible, se necesitan programas de concientización pública a través de la educación y campañas con gobiernos locales, organizaciones religiosas, grupos de la sociedad civil, congregaciones religiosas y diócesis, institutos de capacitación públicos y privados, movimientos de mujeres".

La Visayan Forum Foundation (Vff), con sede en Manila, es una casa de retiro para sobrevivientes del tráfico. Este es uno de los muchos centros que colaboran con la hermana Cecil, donde los religiosos regularmente llevan a cabo programas de capacitación. Crizel, una de las chicas alojadas en la instalación, llegó a Manila acompañada de un conocido, con la promesa de un trabajo como colaboradora doméstica. La joven fue en cambio vendida como prostituta. Con la ayuda de algunas personas locales y la policía, Vff rescató a Crizel, quien ahora asiste al programa de rehabilitación y capacitación vocacional.

"Gracias a Dios, Vff me salvó antes de que fuera demasiado tarde. Encontré un nuevo amanecer en mi vida", dice la muchacha a AsiaNews. "He descubierto en mí una fortaleza y belleza renovadas, mi valor y mi dignidad", agrega. "Este es un hogar para avanzar con esperanza, coraje y convicción". "Los líderes religiosos, los trabajadores sociales, los funcionarios del gobierno, la policía y el público deben permanecer atentos y luchar contra el tráfico de seres humanos en el país y en todas partes. El objetivo debe ser la tolerancia cero", sugiere Crizel.

"Debemos alzar nuestra voz contra la esclavitud moderna y la trata de seres humanos", dice la hermana Cecil. "La dignidad de la persona humana es la razón de nuestro compromiso con esto. Todos somos criaturas de Dios. Debemos respetarnos unos a otros. La vida humana es sagrada. La dignidad del ser humano es la base de una visión moral de la sociedad".

La trata de personas es un negocio rentable, que involucra a una gran red de asociaciones del crimen organizado. El deseo de Sor Cecil es que la justicia no abandone a las víctimas de la trata; que los sobrevivientes pueden tener el valor de llevar a cabo procesos largos y traumáticos; que los abogados y jueces no cedan a la tentación de aceptar sobornos para proteger y absolver a los traficantes; que los traficantes y las organizaciones criminales se convierten y se vuelvan contrarios a la esclavitud.

La religiosa cruza el país para movilizar e involucrar a la sociedad civil, las autoridades y las organizaciones religiosas en su cruzada contra la trata de personas. En los últimos meses, la hermana Cecil ha llevado a cabo programas de capacitación y sensibilización contra la trata de personas en las diócesis de Bukidnon, Zamboanga, Samar, Masbate, Butuan y Novaliches. "Esta lucha necesita una respuesta global. No se puede hacer solo. Debe ser un esfuerzo colectivo", observa la monja. Ustedes y los operadores de varias casas refugio se dedican a la recuperación, rehabilitación y reintegración de las vidas de los sobrevivientes humanos brindándoles apoyo psicosocial y espiritual, capacitación vocacional y capacitación humana.

Entre el 1 de abril y el 31 de diciembre de 2016, las autoridades filipinas realizaron 553 investigaciones sobre casos de trata de personas, incluidas 109 operaciones de vigilancia. Sin embargo, las organizaciones no gubernamentales dicen que la cantidad podría ser mayor. El trabajo forzado y el mercado del sexo son un problema grave en Filipinas. Las mujeres y los niños de comunidades indígenas y áreas remotas del país son las categorías más vulnerables. La trata de personas adopta diferentes formas, como la sumisión a la servidumbre doméstica, la agricultura forzada, el trabajo en pequeñas fábricas y la prostitución en localidades como Manila, Cebu, Luzón y Mindanao. La explotación de la prostitución, incluidos los menores, está muy extendida en zonas turísticas como Boracay, Angeles City, Olongapo, Puerto Galera y Surigao, donde existe una gran demanda.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Manila, la Jornada contra la trata de seres humanos
09/02/2018 19:16
Misionera franciscana: la desesperación en los campos, ‘es lo que abastece’ la explotación sexual
19/03/2018 13:46
Tras estar 14 años desaparecida, migrante indonesia abraza al padre gracias a una religiosa
05/04/2019 19:50
La misión del Padre Saturnus: combatir el tráfico de seres humanos en Batam (Fotos)
13/12/2018 15:25
Los cuerpos de los muertos en el camión frigorífico vuelven a Vietnam para la sepultura
27/11/2019 10:26