19/06/2017, 16.39
PAKISTAN
Enviar a un amigo

Mons. Arshad: La Eucaristía ‘fuente y culmen’ de la vida y de la misión de la Iglesia

de Shafique Khokhar

El obispo de Faisalabad celebra la fiesta del “Corpus Domini”. En Pakistán el año 2018 será el Año de la Eucaristía. “Nos convertimos todos en uno con Jesús cuando recibimos la Comunión”. La Eucaristía es “la expresión de nuestra llamada a compartir la vida divina como individuos y como comunidad en la plena finalidad de nuestro ser- vivir para siempre dentro del esplendor divino”.

Faisalabad (AsiaNews) – “debemos estudiar, rezar y reflexionar sobre la Eucaristía desde la prospectiva que ella es fuente y culmen de la vida y de la misión de la Iglesia, así como aumentar nuestro compromiso y devoción hacia el sacramento de la Eucaristía”. Lo dijo ayer, Mons. Joseph Arshad, obispo de Faisalabad, durante la homilía de la fiesta del “Corpus Domini” (Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo). A tal propósito él recuerda que la Conferencia episcopal Paquistana, decidió que 2018 será el Año dedicado a la Eucaristía. “Como Iglesia en Pakistán-afirmó- queremos reconcentrarnos sobre el gran tesoro que Jesús dejó a su Iglesia, o sea su eterna presencia en el Sacramento de la Eucaristía”.

Tras las huellas del Papa Francisco, que ayer ha celebrado la fiesta en el Vaticano, el obispo paquistaní recordó que el misterio de la Eucaristía fue uno de los temas “más relevantes” del Concilio Vaticano II. “El Espíritu Santo-refirió- guía contantemente nuestros esfuerzos para celebrar el misterio de la presencia de Nuestro Señor ‘en cuánto él atrae cada cosa hacia sí (Jn 12:34)”. Luego cita al teólogo Orígenes, que escribió que: “Nosotros vemos una cosa y comprendemos otra. Nosotros vemos a un hombre (Jesús), pero hacemos un acto de fe en Dios”.

Según Mons. Arshad, “la mejor expresión del Sacramento de la Eucaristía” es el modo en el cual este es descrito en la Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II, que habla de “fuente y culmen”. “Desde el punto de vista personal-sostuvo- es una progresiva profundización de nuestra llamada al bautismo y consagración a estar aún más unidos en Cristo. Desde una prospectiva de comunidad, es fuente de unión en Cristo en cuanto nosotros reconocemos nuestra unidad en la persona de Jesucristo. Es la expresión de nuestra llamada para compartir la vida divina como individuos y como comunidad en la plena finalidad de nuestro ser-vivir para siempre dentro del esplendor divino-una finalidad que proviene del amor divino”.

El obispo puso en guardia también sobre un peligro: el hecho que “la dimensión comunitaria de la celebración de la Eucaristía sea enfatizada a detrimento de una mayor profundización de la conciencia de la dimensión personal de la Eucaristía. Ambas son vitales para una apreciación holística de la profundidad del misterio”. San Juan Crisóstomo de hecho “subraya que en la Eucaristía, Jesús no sólo se presenta entre nosotros, sino que Él nos abraza. Nosotros somos tomados en una unión real con Jesús, que es tan profundamente personal y total que es la perfecta unión. Él además nos recuerda que las personas unidas juntas mantienen la propia individualidad pero se convierten en uno con y en Jesús”. “De este modo especial-concluyó- mientras nuestros deberes nos exigen mantenernos separados los unos de los otros, de la familia y de los amigos, nosotros todavía experimentar aquella solidaridad y unión el uno con el otro a través de la presencia de Jesús en la Comunión”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: El efecto místico y comunitario de la Eucaristía. Llamamiento y oración por la ‘dramática situación en Libia’
14/06/2020 13:23
Pakistán, cuarenta cristianos exonerados de la acusación de terrorismo
06/07/2016 14:45
Mons. Arshad: en Cuaresma, abracemos nuestras cruces cotidianas
28/03/2017 14:33
En Faisalabad, la primera iglesia en una universidad pakistaní
24/05/2017 11:25