09/06/2014, 00.00
JAPÓN - VATICANO
Enviar a un amigo

Obispos japoneses: La futura visita del Papa, una verdadera oportunidad para la paz

de Peter Takeo Okada*
El Arzobispo de Tokio y Presidente de la Conferencia Episcopal del Japón comenta la reunión entre el primer ministro japonés, Shinzo Abe y Francisco. Durante la entrevista, Abe ha invitado de nuevo al pontífice en Japón: "Oramos y haremos todos los esfuerzos posibles para hacer posible la visita del Papa."

Tokio (AsiaNews) - El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se ha encontrado con el papa Francisco el pasado 6 de junio  y lo invitó a visitar Japón. El Papa Francisco, un siervo de Cristo, que trabaja por la paz, guía los católicos como jefe de la Iglesia católica en todo el mundo, y es el jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano. Japón tiene en alta estima las relaciones diplomáticas con el Vaticano, y esta invitación se puede leer como un ejemplo de cuanto Tokio quiere esta relación.

Al mismo tiempo, en octubre de 2013, la Conferencia de Obispos Católicos de Japón ha enviado una carta al Papa en la que solicitaba el honor de su presencia en Japón. Hasta ahora no hemos recibido una respuesta positiva pero hoy, como presidente de la Conferencia Episcopal japonesa, hice algunos comentarios breves para explicar a los que están dentro (y fuera) de la Iglesia de nuestro deseo sincero de ver el Papa en Japón.

En el primer lugar realmente nos gustaría ver una visita papal a la zona afectada por el desastre del Gran terremoto del Oriente de Japón, y una oración con la población de esa zona. Deseamos de todo corazón que el Papa escuche la voz de aquellos que han sufrido y están sufriendo el accidente de la central nuclear de Daiichi de Fukushima, causado por el terremoto.

Esperamos que el Papa se una a nosotros en oración por la ayuda divina y pronta asistencia para las labores de reconstrucción después de la tragedia, que durará por décadas. A partir de nuestra convicción que el desastre se produjo en última instancia por la arrogancia humana, hemos puesto en marcha una campaña para abolir las centrales nucleares. Esperamos que Francisco bendiga nuestros esfuerzos y amplié este llamamiento a todo el mundo.

En segundo lugar está el gran dolor del pueblo japonés por lo que hemos hecho en el pasado, los acontecimientos que condujeron a la Segunda Guerra Mundial: por estas razones hemos promulgado la Constitución de Japón, conocida como la "Constitución de la paz", según el cual el país renuncia para siempre a la guerra. Desde entonces, hemos sido una nación que se niega a luchar en las guerras, y hemos contribuido a la paz mundial. Estamos seguros de que esta actitud va a ser aprobado por el Papa

Como es sabido por muchos ciudadanos japoneses que han trabajado para mantener el artículo 9 de la Constitución fueron nominados como candidato para el Premio Nobel de la Paz. Esperamos sinceramente que el Papa aliente e inspire a la gente de Japón, que tiene esta maravillosa Constitución, por lo que continúa llamando al mundo a renunciar a la guerra. Por otra parte, como lo hizo hace 33 años San Juan Pablo II durante su visita a Hiroshima y Nagasaki, esperamos que el Papa puede apelar ante el mundo para que la tragedia de la guerra no suceda de nuevo.

Finalmente, está la beatificación de Ukon Takyama, un señor feudal cristiana, la Iglesia católica japonesa espera verlo en un futuro próximo. Estaríamos muy contentos si Francisco puede presidir la ceremonia de beatificación en Japón. Además, el 17 de marzo 2015 vamos a celebrar el 150 aniversario del descubrimiento de los cristianos ocultos, que han mantenido la fe a pesar de las terribles persecuciones. Su existencia fue revelada en la Iglesia Católica Oura, en Nagasaki.

Apreciaríamos realmente si el Papa nos anima a profundizar nuestra fe y para comunicar lo más posible a los demás. Una posible visita de Francisco también sería una oportunidad para promover y mejorar el diálogo entre religiones en Japón.

El Papa ha programado una visita a Corea del Sur en agosto y otro a Sri Lanka y Filipinas el próximo año. Si realizará una visita a Japón, creemos que sería un estímulo especial y una gran oportunidad para todos aquellos que buscan la paz. Sería una ocasión especial por los pobres y por los que sufren a sentirse más cerca de amor nos de Dios. Los obispos japoneses, oramos y haremos todos los esfuerzos posibles para que sea posible la visita de un Papa a Japón.

 

* Arzobispo de Tokio y Presidente de la Conferencia Episcopal de Japón

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Católicos japoneses: ‘Que el Papa diga No a la carrera nuclear’
28/01/2019 11:43
Tokio, las reliquias de Juan Pablo II y de Faustina Kowalska, misericordia para todo el Japón
14/11/2016 13:08
Maternidad, soledad y guerra: un animé aborda las sombras del Japón
24/07/2018 12:53
El presidente de los obispos coreanos: El Papa trae la paz, compartámosla y superemos nuestras divisiones
12/08/2014
Papa: vuelve a Asia, en noviembre irá a Tailandia y Japón
13/09/2019 16:41