06/12/2014, 00.00
IRAK VATICANO
Enviar a un amigo

Papa a los refugiados de Monsul: soy vuestro vecino. Vuestra resistencia es martirio, rocío que fecunda

El videomensaje del pontífice llevado por el cardenal Philippe Barbarin. El empeño en Turquía y con la comunidad internacional para una "mayor convergencia" para resolver el conflicto en Irák. El agradecimiento por los testimonios de fe. El 8 de diciembre, oración especial de toda la Iglesia por los refugiados cristianos iraníes en Erbil.

Erbil (AsiaNews) - El Papa Francisco ha enviado un vídeo mensaje a los profugos cristianos de Monsul, refugiados en Erbil, en Kurdistan. La ocasión es la visita del Card. Philippe Barbaron que con un centenar de fieles de su diócesis de Lione, están visitando a los fieles de Monsul. Las dos diócesis son gemelas.

 En el mensaje el pontífice lamenta no poder estar físicamente con los profugos, consolarlos de sus sufrimientos, y les agradece por su resistencia y testimonio de su fe. Tomando como punto de comparación a santa Teresa del Niño Jesús, Francisco dice a los cristianos perseguidos que son como una "caña"": " vosotros llorais vuestro dolor pero también tenéis la fuerza de llevar adelante vuestra fe, que para nosotros es testimonio. Sois la vara de Dios hoy! La vara que se abate con este viento feroz, pero resurgirá aún más.

 El Papa reitera todos los procedimientos y llamados que ha lanzado en Turquía a favor de los cristianos, yasidis y otros perseguidos y la búsqueda de una "mayor convergencia internacional" para resolver el conflicto en Irak. Francisco pedirá una oración especial por los cristianos iraníes el día 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción.

 Aquí la transcripción del mensaje:

 Queridos hermanos y hermanas.

Quisiera saludarlos a todos personalmente, comenzando por el cardenal Philippe Barbarin, que una vez más viene a transmitirles la preocupación y el amor de toda la Iglesia. Quisiera yo también estar presente!

Pero como no puedo viajar, los acompaño así. Estoy tan cerca de ustedes en estos tiempos de tormentos. Ya lo he dicho al regreso de mi viaje de Turquía.: los cristianos están siendo echados del Medio Oriente, entre sufrimientos.

Les agradezco del testimonio que dan, pero hay tanto sufrimiento en vuestro testimonio. Gracias! Gracias de verdad!

 

Parece que la gente no quiere que seamos cristianos. Pero ustedes dan testimonio de Cristo.

 

Pienso en las heridas y el dolor de las madres con sus hijos, de las personad mayores y de los refugiados, pienso en las personas víctimas de todovtipi de violencia.

 

Como lo he dicho en Ankara, una preocupación particular nace del hecho que todo es por culpa de un grupo extremista y fundamentalista que estas comunidades, en particular los cristianos y yezidies, pero también otras, han debido huir y que todas son víctimas de violencias inhumanas a causa de su identidad étnica y religiosa.

Cristianos y yesidis fueron expulsados a la fuerza de sus casas, tuvieron que abandonar todo para salvar sus propias vidas sin renunciar a su fe.

La violencia también ataco lis lugares santos, a los monumentos, a los símbolos religiosos y al patrimonio cultural, como si estos jefes religiosos quieran borrar toda una raza, toda la memoria del otro.

Tenemos la obligación de denunciar todas las violaciones de la dignidad y de los derechos del hombre. Yo quisiera, hoy, estar más cerca de ustedes que cargan este sufrimiento, estar con ustedes.

Pienso en santa Teresa del Niño Jesús quien decía que al igual que la Iglesia, se comparaba a un junco. Cuando vienen el viento y la tempestad el junco se dobla pero no se rompe.

Ustedes son en este momento un junco: doblegados por el dolor, pero con la fuerza que los mantiene en la fe.

Y eso es para nosotros un testimonio y un ejemplo. Hoy son ustedes los juncos de Dios!

Los juncos doblegados por el viento feroz pero que luego se levantarán. Quiero de nuevo darles gracias.

Rezo al Espíritu que hace nuevas todas las cosas de darles fuerzas a todos y cada uní de ustedes y resistencia que son los dones del Espíritu Santo.

Al mismo tiempo como lo hice en Turquía, llamo a una gran reunión de toda la comunidad internacional para resolver estos conflictos que llenan de sangre vuestros terrenos de origen, para oponerse a todo lo que obliga a las personas a dejar sus patrias y para promover las condiciones para que puedan quedarse en sus tierras o regresar a ellas.

Les deseo de volver, de poder regresar a vuestras tierras.

Queridos hermanos y hermanas, están en mi corazón, en mis oraciones y en el corazón y las oraciones de todas las comunidades cristianas a las que pediré de rezar, de manera especial por ustedes el 8 de diciembre, de rezar a Nuestra Señora para que los proteja, para que Ella queces Madre os proteja.

Hermanos y hermanas, vuestra resistencia y vuestro martirio son una semilla fecunda. Por favor les pudo que recen por mí.

Que el Señor los bendiga, que Nuestra Señora os proteja. Que Dios Todopoderoso los bendiga, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

 

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Sacerdote iraquí: Incluso entre los refugiados de Mosul, la vida y la resurrección vencen sobre la muerte
03/04/2015
Fue liberada una iglesia de Mosul: se había convertido en base del Isis
10/03/2017 12:08
Louis Sako: A dos años de la expulsión de los cristianos de Mosul y Nínive
04/08/2016 14:48
Patriarca caldeo: El ayuno en la víspera de Navidad por el retorno de los refugiados a Mosul
13/12/2014