24/03/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: “Esta Semana Santa nos ayude a salir de esta tentación de ser “cristianos, sí…pero…”

“No aceptar el don de Dios con su estilo: el del pecado es el veneno. Éste nos envenena el alma, nos quita la alegría, no te deja ir”. “Esta tibieza del alma, este ser cristianos a mitad, cristianos, sí, pero…” Este entusiasmo al inicio del camino del Señor y luego estar descontentos, solamente se cura mirando a la Cruz, mirando a Dios que sume nuestros pecados: mi pecado está allí”.

 Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- “Esta Semana Santa, que comenzará el domingo, nos ayude a salir de esta tentación de convertirnos en cristianos sí, pero…”, a no tener “caprichos espirituales” delante de Dios que en miles de modos nos ofrece la salvación, porque no sabemos aceptar “el estilo divino” y resbalamos en la “murmuración”. Los dijo el Papa Francisco, durante la misa celebrada esta mañana en la casa S. Marta, refiriéndose al episodio bíblico en el cual los hebreos se rebelan a las fatigas de la fuga en el desierto, a la comida “liviana” del maná y comienzan a “hablar mal de Dios” y por eso muchos de ellos son picados por serpientes venenosas y mueren.

Sólo la oración de Moisés que intercede por ellos y eleva un bastón con una serpiente de bronce- símbolo de la Cruz en la que será colgado Cristo- se convertirá en salvación del veneno para quien la mira. “También entre nosotros los cristianos, cuántos encontramos también entre nosotros, nos encontramos un poco envenenados por este descontento de la vida. Sí, realmente, Dios es bueno, pero cristianos sí, pero…Cristianos sí, pero…Es que no terminan de abrir el corazón a la salvación de Dios, siempre ponen condiciones. “Sí, ¡Pero de este modo!”. Sí, sí, sí, yo quiero ser salvado, pero por este camino…Así el corazón se vuelve envenenado”.

También nosotros “tantas veces decimos que estamos asqueados del estilo divino. No aceptar el don de Dios con su estilo: el del pecado es el veneno. Lo que envenena el alma, te quita la alegría, no te deja caminar”. Y Jesús toma sobre sí ese veneno, el pecado y es colgado. Esta tibieza del alma, este ser cristianos por la mitad, “cristianos sí, pero…”. Este entusiasmo se cura mirando a la Cruz, mirando a Dios que asume nuestros pecados: mi pecado está allí”.

Cuántos cristianos- concluyó Francisco- hoy “mueren en el desierto de sus tristeza, de su murmuración, de su no querer el estilo de Dios”. “Miremos a la serpiente, al veneno, allí, en el cuerpo de Cristo, el veneno de todos los pecados del mundo y pidamos aceptar los momentos difíciles. De aceptar el estilo divino de salvación, de aceptar también esta comida tan liviano del cual se lamentaban los hebreos, de aceptar las cosas…De aceptar los caminos por los cuales el Señor me lleva adelante. Que esta Semana Santa, que comenzará el domingo, nos ayude a salir de esta tentación de “convertirnos en cristianos sí…pero…”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Jerusalén, Semana de la Unidad: los cristianos, ‘satélites alrededor del único sol, que es Cristo’
22/01/2018 13:45
Papa: No convertirse en "cristianos tibios" no perder la capacidad de ver las grandes y bellas cosas de Dios
15/11/2016 12:29
Papa: para no ser "tibios" los cristianos deben tener "memoria" del primer encuentro con Jesús, "esperanza" y "valentía"
30/01/2015
Papa: de Jesús una llamada a la conversión para los cristianos "tibios", "cómodos" y "de apariencia"
18/11/2014
Papa: atentos a no resbalar en el camino que lleva a ser cristianos en apariencia, pero paganos en la substancia
07/11/2014