02/04/2019, 16.15
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: confianza en los jóvenes capaces de renovar la Iglesia y el mundo

En la “Christus vivit” la exhortación post-sinodal publicada hoy, Francisco escribe que la Iglesia debe tener confianza en los jóvenes y ellos deben creer en Jesús y en sí mismos y en su capacidad de cambiar.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La Iglesia debe tener confianza en los jóvenes y ellos deben creer en Jesús para creer en sí mismos y en su capacidad de cambiar. Es el mensaje de fondo de “Christus vivit” la exhortación post-sinodal del Papa Francisco hecha pública hoy.

Un documento muy largo- 9 capítulos divididos en 299 parágrafos- que inicia con la afirmación: Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero dirigir a cada uno de los jóvenes cristianos son: ¡Él vive y te quiere vivo!

El Papa inicia su razonamiento partiendo de lo que los jóvenes dicen el Viejo y el Nuevo Testamento. Y “notamos que a Jesús no le gustaba de hecho que los adultos mirasen con desprecio a los más jóvenes y los tuviesen a su servicio en modo despótico”.

Joven es también la Iglesia que debe interrogarse sobre el por qué hay jóvenes los cuales la sienten como “fastidiosa y hasta irritante”, “también en razones serias y respetables: los escándalos sexuales y económicos; la impreparación de los ministros ordenados”, “El rol pasivo asignado a los jóvenes dentro de la comunidad cristiana; la fatiga de la Iglesia de dar razones de las propias posiciones doctrinales y étnicas frente a la sociedad”. Quien está llamado a ser pastor y guía de los jóvenes deberían en cambio tener la capacidad “de individuar los recorridos donde los otros ven sólo muros, es el saber reconocer posibilidades donde otros ven sólo peligros”.

Los jóvenes, obsderva luego Francisco, viven en realidades dramáticas, desde la guerra a la trata de seres humanos. “Muchos jóvenes son ideologizados, utilizados y aprovechados como carne de cañón o como fuerza de choque para destruir, amedrentar o ridiculizar a otros. Y lo peor es que muchos son convertidos en seres individualistas, enemigos y desconfiados de todos, que así se vuelven presa fácil de ofertas deshumanizantes y de los planes destructivos que elaboran grupos políticos o poderes económicos (73)”.

Y también la fuerza de una cultura que exalta el modelo juvenil de belleza “robando” la juventud (n. 79), y enfatiza exclusivamente la sensualidad, rindiendo difícil “vivir serenamente las relaciones afectivas”. También por los influjos de un mundo digital “ya un lugar irrenunciable para alcanzar e involucrar a los jóvenes” (87), pero que es “también un territorio de soledad, manipulación, explotación y violencia (n.88). Sin olvidar que operan gigantescos intereses económicos, capaces de crear “mecanismos de manipulación de las conciencias y del proceso democrático”, difundiendo noticias falsas y fomentando prejuicios y odio, también contra la Iglesia (n. 89)”.

Una Iglesia que comete pecados, como los abusos de los menores, pero que “no tiene miedo de mostrar los pecados de sus miembros (n 110). Un momento oscuro que “puede sr realmente una oportunidad para una reforma de portada epocal, para abrirse a un nuevo Pentecostés (n. 102)”. Porque “hay una vía de salida en todas las situaciones religiosas dolorosas, como muestran tantos jóvenes que, especialmente dentro de una vida comunitaria, nos la hicieron para no caer en las trampas y a mantenerse libres viviendo la propia juventud como “un tiempo de donación generosa, de oferta sincera” de sí.

A ellos y a todos los jóvenes el documento anuncia tres grandes verdades: La primera: “Dios te ama, no dudes nunca (n.112)”; la segunda: “Cristo te salva”, “no te olvides jamás que Él te perdona setenta veces siete (n.119)”; “¡Él vive!”, y si “Él vive, entonces realmente podrá estar presente en tu vida, en cada momento, para llenarlo de luz (n. 124)”. “Si logras apreciar con el corazón la belleza de este anuncio y a dejarse encontrar por el Señor; si te dejas amar y salvar por ël; si entras en amistad con Él y comienzas a conversar con Cristo vivo sobre las cosas concretas de tu vida, esta será la gran experiencia, será la experiencia fundamental que sostendrá tu vida cristiana (n. 129)”.

La juventud, subraya Francisco es la edad de las eleccioneds, personales, profesionales, sociales y políticas. “Vivan” los incita el Papa, pero “ No conocerás la verdadera plenitud de ser joven, si...no vives en amistad con Jesús (n150)”. El Papa recuerda que “el Espíritu Santo quiere empujarnos a salir de nosotros mismos, a abrazar a los otros… Por esto es siempre mejor vivir la fe juntos y expresar nuestro amor en una vida comunitaria (n. 164)”, evitando el peligro de de “cerrarse en pequeños grupos”. “Veo que tantos jóvenes en tantas partes del mundo salieron por las calles para expresar el deseo de una civilización más justa y fraterna… Son jóvenes que quieren ser protagonistas del cambio… ¡No dejen que otros sean los protagonistas del cambio! (n 174)”.

Por lo tanto, los jóvenes llamados a ser “misioneros valientes”, testimoniando por todos lados el Evangelio con la propia vida. “Comuniquen la fe que Él os ha donado (n 176)”. Esto comporta rechazar a quien propone “construir un futuro sin raíces, como si el mundo iniciase ahora (n. 179)”. Es la propuesta de “una espiritualidad sin Dios, una afectividad sin comunidad y sin compromiso hacia quien sufre, con miedo de los pobres vistos como sujetos peligrosos y una serie de ofertas que pretenden hacernos creer en un futuro paradisíaco que será siempre reenviado más allá (n. 184)”.

Los cambios sociales y culturales han afectado también a la pastoral juvenil y “los jóvenes, en las estructuras normales, a menudo no encuentran respuesta a sus inquietudes, a sus exigencias, a sus problemáticas (n. 202)”. Entonces es necesario “recurrir a la astucia, al ingenio y al conocimiento que los jóvenes mismos tienen de la sensibilidad, del lenguaje y de las problemáticas de los otros jóvenes (n.203)”. “Debemos sólo estimular a los jóvenes a darles libertad de acción”, exhorta Francisco y “cada joven encuentre la valentía de sembrar el primer anuncio en aquella tierra fértil qué es el corazón de otro joven (n. 210)”. Por su parte, la Iglesia ofrezca “ambientes adecuados”. “En nuestras instituciones debemos ofrecer a los jóvenes lugares apropiados, que ellos puedan gestionar a su gusto y donde puedan entrar y salir libremente, lugares que los reciban y donde puedan ir espontáneamente y con confianza para encontrar a otros jóvenes ya sea en momentos de sufrimiento y de aburrimiento, sea cuando desean festejar sus alegrías (n. 218)”.

La pastoral juvenil debe ser “popular” y “debe ser siempre una pastoral misionera (n. 240)”. Y los jóvenes necesitan ser respetados en su libertad, pero también “ser acompañados” por los adultos, comenzando por la familia y luego por la comunidad (n, 242)”. Familia, comunidad e instituciones educativas son de ayuda para la cosa fundamental. “discernir y entender nuestra vocación. “Es una tarea que exige espacios de soledad y de silencio”, para una llamada al servicio misionero hacia los otros, “Porque nuestra vida sobre la tierra alcanza su plenitud cuando se transforma en oferta (n. 254)”. Así es para el patrimonio que “tiene dos finalidades: amar y generar vida. Es una pasión… El verdadero amor es apasionado (n.261)”. Y “creer que nada puede ser definitivo es un engaño y una mentira… les pido ser revolucionarios, les pido ir contracorriente (n. 264)”.

“En el discernimiento de una vocación no se debe excluir la posibilidad de consagrarse a Dios…¿Por qué excluirlo) Ten la certeza que, si reconoces una llamada de Dios y la sigues, esto será la cosa que dará plenitud a tu vida (n.276)”.

Como conclusión del Documento, Francisco escribe: “Queridos jóvenes, estaré feliz en el verlos correr más velozmente de quién es lento y miedoso”. “La Iglesia necesita de vuestro impulso, de vuestras intuiciones, de vuestra fe… Y cuando llegarán donde nosotros no llegamos aún, tengan la paciencia de escucharnos (n.299)”. (FP)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18