16/09/2019, 15.04
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la política no es una cosa sucia, rezar por los gobernantes

En la homilía de la misa celebrada en S. Marta, Francisco recordó que los italianos han vivido hace poco “una crisis de gobierno”. “¿Quién de nosotros rezó por los gobernantes? ¿Quién no rezó por los parlamentarios? ¿Para que puedan ponerse acuerdo y llevar la patria adelante?”.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La política no es una cosa sucia, puede serlo como cualquier profesión y el pueblo de Dios rece por los gobernantes, “para que puedan ponerse de acuerdo  y llevar la patria adelante”. Pero, parece que “el espíritu patriótico no llegue a la oración”. Y quien gobierna rece por su pueblo. Lo dijo el Papa Francisco en la homilía de la misa celebrada esta mañana en la casa S. Marta, retomada después de la pausa veraniega, comentando la Primera carta de S. Pablo a Timoteo (1Tm 2,1-8). 

Francisco subrayó como san Pablo exhorta “a todo el pueblo de Dios” a rezar, en un “pedido universal”: se hagan “sin cólera y sin polémicas”, evidenció, “preguntas, súplicas, oraciones y agradecimientos por todos los hombres” y al mismo tiempo “por los reyes y por todos aquellos que están en el poder” para que conduzcan “una vida calma y tranquila, digna y dedicada a Dios”. “Pablo subraya un poco el ambiente de una persona creyente: es la oración. Es la oración de intercesión, aquí. ‘Que todos recen, por todos, para que podamos conducir una vida calma y tranquila, digna y dedicada a Dios’. La oración para que esto sea posible. Pero hay una mención sobre el cual yo quisiera detenerme: ‘Por todos los hombres- y luego agrega- por los reyes y por todos aquellos que están en el poder’. Por lo tanto se trata de la oración por los gobernantes, por los políticos, por las personas que son responsables de llevar adelante una institución política, un país, una provincia”.

Ellos observó Francisco, reciben “adulaciones por parte de sus favoritos o insultos”. Hay políticos, pero también obispos y curas, dijo el Papa, que son insultados y “alguno se lo merece”, pero ya es “como una costumbre”, un “rosario de insultos y de malas palabras, de descalificables”. Sin embargo quien está en el gobierno “tiene la responsabilidad de conducir un país”: y nosotros: lo dejamos solo, ¿sin pedir que Dios lo bendiga”? “Estoy seguro”, prosiguió, que no se rece por los gobernantes, es más: parecería que la oración por los gobernantes sea “insultarlo”. Y así “va nuestra vida en las relaciones” con quien está en el poder. Pero S. Pablo es “claro” en el pedir de “rezar por cada uno de ellos para que puedan llevar adelante una vida calma, tranquila, digna en su pueblo”.

Después recordó que los italianos han vivido hace poco “una crisi de gobierno”. “¿Quién de nosotros rezó por los gobernantes? ¿Quién no ha rezado por los parlamentarios? ¿para que se pongan de acuerdo y llevar la patria adelante? Parece que el espíritu patriótico no llegue a la oración; sí, a las descalificaciones, al odio, a las luchas, y termina así. ‘Quiero entonces que en cada lugar los hombres recen al cielo con manos puras, sin cólera y sin polémicas’. Se debe discutir y esta es la función del Parlamento, se debe discutir pero no aniquilar el otro,; es más se debe rezar por el otro, por aquel que tiene una opinión diversa de la mía”.

Frente a quien piensa que aquel político sea “demasiado comunista” o “un corrupto”, el Papa, citando también el Evangelio de hoy, no pide “discutir de política” sino de rezar. hay también quien afirma que la “política es sucia”. Pero Pablo VI, recordó, consideraba que fuese “la forma más alta de caridad”: “Puede ser puerca como puede ser sucia cada una de las profesiones, cada una...Somo nosotros quienes ensuciamos una cosa pero no es la cosa en sí que es sucia. Creo que nosotros debemos convertirnos y rezar por los políticos de todos los colores, ¡todos! Rezar por los gobernantes. Y es esto que Pablo nos pide. Mientras escuchaba la palabra me vino a la mente este hecho tan bello del Evangelio, el gobernante que reza por uno de los suyos, este centurión que reza por uno de los suyos. también los gobernantes deben rezar por su pueblo y este reza por un siervo, quizás por un doméstico: ‘Pero no, es mi siervo, yo soy responsable de él’. Los gobernantes son responsables de la vida de un país. Es bello pensar que si el pueblo reza por los gobernantes, los gobernantes serán capaces de rezar por el pueblo, igual como este centurión que reza por su siervo”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: ‘La buena política está al servicio de la paz’, tema de la Jornada mundial de la Paz
06/11/2018 12:43
Papa: quien gobierna y no reza por quien gobierna es un pecado
18/09/2017 14:39
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Papa Francisco: el minimalismo y la súplica por la paz
18/12/2018 12:45