11/01/2016, 00.00
SIRIA
Enviar a un amigo

Patriarca Laham: Madaya es rehén de bandas armadas y terroristas, está en riego la provisión de ayuda

Hoy partió la primera caravana rumbo a la ciudad que se encuentra asediada, y donde la población está muriendo de hambre. Está prevista la entrega de alimentos y provisiones suficientes para sobrevivir al menos un mes. En los próximos días, se espera recibir medicamentos y artículos de primera necesidad. Pero el peligro es que terminen en manos de Daesh y de otros grupos. Gregorio III: la controversia entre Irán y Arabia Saudita amenaza los esfuerzos de paz.

Damasco (AsiaNews) - Madaya es una ciudad que ha sido “tomada como rehén por personas que viven allí”, por bandas armadas y grupos terroristas, además de por miembros de Daesh [acrónimo árabe de estado Islámico, EI], que utilizan a los civiles “como escudos humanos”. Es cuanto afirma en conversaciones con AsiaNews el Patriarca melquita Gregorio III Laham, quien precisa que en la ciudad siria, disputada entre el gobierno y los rebeldes, viven “20.000 y no 40.000 habitantes, como fue escrito en los últimos días en los medios”. “Nosotros como Iglesia tenemos acceso a esta ciudad –agrega-, pero sabemos que enviar ayuda es riesgoso, porque a menudo termina, como ya ha sucedido en otros lugares, en manos de bandas criminales y de grupos terroristas”.

Al día de hoy, en Siria hay casi 4,5 millones de personas que viven en áreas disputadas y de difícil acceso para las agencias humanitarias, de ellas al menos 400.000 personas viven en 15 localidades diversas que están siendo asediadas, y que viven en condiciones de extrema necesidad y si posibilidad alguna de recibir ayuda.  Entre éstas figura Madaya, a 25 km al noroeste de Damasco y a tan sólo 11 km de la frontera con el Líbano; desde julio pasado la zona está siendo asediada por las fuerzas del gobierno, apoyadas por aliados chiitas libaneses de Hezbollah.

Si bien no hay cifras actualizadas sobre el número de víctimas, fuentes de Médicos sin Fronteras (MSF) refieren que desde el primero de diciembre pasado habrían muerto de hambre al menos 23 personas. Funcionarios de las Naciones Unidas hablar de testimonios (creíbles) que hablan de personas que murieron de hambre, y de otras que fueron asesinadas mientras trataban de huir del área.

Hoy, luego de una larga espera, una caravana cargada con alimentos partió rumbo a Madaya, llevando comida y provisiones en grado de saciar el hambre de los 20.000 habitantes durante por lo menos un mes. Desde el mes de octubre pasado que la población no recibe ayuda, y los precios de los artículos alimenticios, que ya son imposibles de encontrar, se han ido por las nubes, con un litro de leche siendo vendido en el mercado negro a 200 dólares. En los próximos días, asimismo, deberían llegar a la ciudad medicamentos y otros artículos de primera necesidad que no son de índole alimentaria.  

Entrevistado por AsiaNews, Gregorio III, sirio, patriarca de Antioquía y de todo Oriente, afirma que en situaciones como la que atraviesa Madaya, es necesario prestar atención al envío de ayuda, porque “se corre el riesgo de que termine en manos de los terroristas, y no de la población”. La situación de la ciudad es completamente similar a la que vivió la ciudad de Yarmouk, que en el pasado el Nuncio apostólico en Damasco definió como una “vergüenza” consumada en el silencio de la comunidad internacional. “Si ingresan artículos alimentarios –explica su beatitud- el riesgo es que sean confiscados. El problema es complicado, aquí no se trata sólo del gobierno, que no quiere dejar entrar ayudas, pero es un crimen que continúa en perjuicio de los más débiles. Es la guerra de los grandes que siembra siempre víctimas entre los más pequeños”.

El deseo, prosigue el patriarca, es que as ayudas que fueron enviadas hoy “lleguen a la población”. Tanto al gobierno como a la oposición “renovamos, como Iglesia, nuestro pedido de no olvidar al ser humano, a la vida, que debe ser tutelada y protegida”. La esperanza es que la diplomacia internacional e mueva con celeridad, y que la resolución por la paz en Siria que fue votada en Nueva York “se encarne”, no obstante la crisis entre Irán y Arabia Saudita “complica la situación”. En este contexto de guerra y violencia, concluye, “adquiere aún más valor todavía el Año de la Misericordia del Papa Francisco”, porque le recuerda a la gente que “no deje que se extinga el fuego de la esperanza, que se precisa rezar y trabajar juntos por la paz y la reconciliación”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Madaya, fuentes de la ONU: es urgente evacuar a 400 pesonas, que precisan atención médica
12/01/2016
Damasco autoriza la distribución de ayudas a Madaya, donde los habitantes mueren de hambre.
08/01/2016
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
​Nuncio en Damasco: Utilizar el hambre y la sed como arma de guerra es una vergüenza
15/01/2016
Vicario de Alepo: primeros acuerdos entre el gobierno y los rebeldes, “pequeños pasos” para que termine la guerra
14/01/2016