14/11/2017, 13.30
PAKISTÁN
Enviar a un amigo

Radicales islámicos bloquean Islamabad, los diputados deben seguir jurando lealtad a Mahoma

Alrededor de 3.000 miembros del partido Tehreek-i-Labaik Ya Rasool Allah han estado acampados durante una semana. La policía cerró las escuelas y bloqueó las calles con contenedores. Los radicales exigen la renuncia del Ministro de Justicia y la aplicación de la ley sobre la blasfemia.

Islamabad (AsiaNews / Agencias) - Miles de radicales islámicos, armados con palos y tubos, han estado bloqueando una de las rutas de acceso a Islamabad por días. Pertenecen al radical Tehreek-i-Labaik Ya Rasool Allah, dirigido por el imam Khadim Hussain Rizvi. Los radicales reclaman la renuncia de Zahid Hamid, ministro de Justicia, "culpable" de haber aprobado una ley que no prevé el juramento de lealtad al profeta Mahoma por parte de los parlamentarios. También exigen que el Estado aplique estrictamente la ley de blasfemia contra los "impostores ahmadi".

Aproximadamente 3.000 manifestantes han acampado desde la semana pasada cerca de una carretera, una de las principales arterias de conexión de la capital de Pakistán. La sentada está creando una interrupción considerable en el tráfico y el transporte de mercancías. Para evitar acciones violentas por parte de los radicales, las autoridades han forzado el cierre de las escuelas cerca del evento y han cerrado las calles que conducen al centro de la ciudad disponiendo contenedores en la carretera.

La diatriba surge de una reforma de la ley electoral aprobada por el gobierno federal a principios de octubre. Esta prevé una enmienda al juramento requerido para todos los parlamentarios. Anteriormente, los diputados debían prestar lealtad a Muhammad como "sumo profeta" a través de la fórmula "Juro solemnemente"; ahora la frase ha sido cambiada a "Creo".

Los radicales se oponen al cambio. El imam Rizvi dijo: "No permitiremos que nadie modifique las leyes islámicas". Sus seguidores prometen: "Estamos dispuestos a morir para proteger el honor del profeta". También acusan al ministro Hamid de proteger a los ahmadi y ser miembro de su secta. Por su parte, el representante del gobierno rechazó los cargos y repitió en varias ocasiones que el cambio de fórmula era solo un "error de oficina".

Mientras tanto, los extremistas de Tehreek-i-Labaik defienden la ley de blasfemia y sostienen que la pena capital para aquellos que blasfeman contra el islam es el castigo correcto, especialmente para la apostasía ahmadi. Desde cuando las repúblicas islámicas los declararon no islámicos (herejes) en 1974, los miembros de la comunidad ahmadi son objeto de violencia y persecución. En 1984, el general Zia ul Haq introdujo algunas leyes que criminalizan al ahmadi que se identifican o "presentan" como musulmanes. Entre 1984 y 2015, al menos 256 personas fueron asesinadas; a 65 muertos se les negó el entierro en cementerios islámicos; 27 lugares de culto han sido demolidos. "Solo hay un castigo para aquellos que deshonran al profeta: cortarles la cabeza", repetían los manifestantes durante la semana.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Pakistán, acusan de terrorismo al líder de los radicales islámicos
03/12/2018 13:37
Arrestado Khadim Hussain Rizvi, instigador del odio contra Asia Bibi
24/11/2018 11:06
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Punjab, intento de homicidio de un ministro por una ‘pelea sobre la blasfemia’
07/05/2018 15:34
Católicos de Pakistán: Con el ahorcamiento de Qadri, la voluntad política de enfrentar al terrorismo
29/02/2016 12:47


Viajes