01/12/2016, 12.29
IRAK
Enviar a un amigo

Refugiados: Reconstruir Mosul en una convivencia y armonía (VIDEO)

de Samir Youssef

Cuatro cabezas de familia (cristianos, yazidis, sabeos y árabe musulmán), que huyeron en 2014 de Mosul a la llegada del Estado islámico hablan de sus temores y esperanzas. El deseo de empezar a vivir de nuevo; el intento de reconstruir un ambiente de convivencia y armonía. Nadie está exento del "fanatismo islámico". Sólo Dios puede sanar y ser una fuente de salvación entre nosotros. La segunda parte (la primera parte se publicó ayer).
 

Erbil (AsiaNews) - Siempre queda el amor dejando atrás la violencia de las milicias yihadistas del llamado Califato, asistiendo "de lejos" a la liberación de tierras, pueblos, ciudades hasta la fortaleza de Mosul. Y, sin embargo, volver a construir un clima de convivencia y armonía - borrado por años de guerra y la locura del Estado Islámico (EI) - confiando en la esperanza razonable de que sólo a través de la paz, la reconciliación, el perdón y la misericordia puede sanar las heridas del pasado.

Es cuanto piden los refugiados de Mosul y la llanura de Nínive, en la segunda parte de la historia / entrevista realizada por el p. Samir Youssef a cuatro cabezas de familia que representan el mayor número de religiones y grupos étnicos: se trata de Zanel, un Yazidi originario de Sinjar; Emad, un cristiano de Mosul; Abad, de la comunidad sabeos de Qaraqosh; Omar Abu Lukman, árabe musulmán de Sinjar..

El P. Samir es párroco de la diócesis de Zajo y Amadiya (Kurdistán), que cuida de 3.500 familias desplazadas cristianas, musulmanes, yazidis que han huido de sus hogares y tierras para escapar de los yihadistas. El sacerdote está a la vanguardia desde el verano de 2014, cuando comenzó la emergencia.

A partir de esta experiencia de dolor y sufrimiento, dice el p. Samir, tenemos que aprender una lección, sin permitir que el mal puede traer divisiones entre nosotros. El extremismo, el fanatismo son malos para todos nosotros, nadie fue excluido de la violencia en los últimos años en el nombre de "fanatismo islámico". Y sólo Dios puede sanarnos y ser una fuente de salvación entre nosotros.

Irak es el corazón del mundo y si no vamos a ser capaces de vivir juntos, en el resto del mundo será difícil un camino de convivencia. Sin paz en Irak, el mundo no tendrá paz mental. A partir de esta experiencia debemos salir aún más fuerte y difundir el mensaje de paz y fraternidad en el mundo.

 

Con él y los obispos iraquíes, AsiaNews quiere relanzar la campaña "Adopta un cristiano de Mosul" con ocasión de la Navidad para ayudarles con queroseno, zapatos, ropa para el invierno, apoyo a niños en edad escolar.

A continuación, la segunda parte de los testimonios y las historias (
haga click aquí  para leer la primera parte de la entrevista)). Al final de la página también puede encontrar vídeos.

¿Qué perspectivas ve para tu tierra? Están en espera de la liberación?
 

Zaenl: Todos esperamos. Estamos viendo [a distancia] las batallas y esperamos que pronto podamos volver a nuestras tierras. No hay nadie que no ame a su tierra.

Emad: Estamos a la espera de la liberación, vemos como se despliega la batalla  en la televisión, seguimos las noticias.

Queremos volver, porque esta es nuestra tierra y la tierra de nuestros padres, que han derramado su sangre por esta tierra. y, desde luego que sí, que se sienten mal al ver todas nuestras iglesias y nuestras casas quemadas y destruidas, pero estamos listos para reconstruir todo de nuevo. Me encanta mi tierra.

Abas: Estoy conectado y me comunico con algunas personas a través del teléfono, y que están experimentando personalmente los combates. Espero estar de vuelta otra vez, y empezar a vivir juntos de nuevo.

Omar Abu Lukman: P. Samir, tú como los musulmanes están a la espera que las tierras sean liberadas y que se pueda comenzar una nueva vida. Los musulmanes que han causado la muerte de personas hacen mal y serán castigados por ello. Pero con los demás, se puede empezar a vivir juntos. Hemos aprendido de la historia, del pasado. Debido a que nosotros como creyentes debemos confiar en la misericordia, el amor. Vamos a volver a vivir juntos, volver a empezar a hacerlo, y si Dios quiere [Inshallah] será liberada nuestra tierra, y vamos a ser hermanos, dejando atrás el pasado. Vamos a abrir una nueva página, de perdonarnos unos a otros y pedir perdón a todos ustedes. Y pedimos a Dios que nos perdone.

A partir de su información ¿cómo está la situación en las zonas liberadas, por ejemplo Sinjar?
 

Zaenl: Las fotos que llegan son feas y hacen mal. templos de oración, iglesias, escuelas, hospitales, casi todo en Sinjar fue destruido. El daño no cuenta sólo en la ciudad sino también en casi todos los 20 pueblos que lo rodean. Fui en persona y vi mi casa destruida. El Estado islámico también ha construido muchos túneles bajo la ciudad.

Emad: Nos parecen muy tristes las imágenes de nuestras iglesias quemadas en Basheqa y Mosul;

nuestra casa familiar en Basheqa fue robada y saqueada. Quemaron todo.

Abas: Fui a Qaraqosh y me sentí mal, todo fue destruido, nuestros templos de oración, iglesias, el sanatorio de Santa Bárbara que es amado por todos, y el hospital. Hay muchos túneles bajo la ciudad. Las imágenes nos han golpeado, pero también esperamos que todos podamos reconstruir. Me ido a Qaraqosh, pero no pude ver mi casa, ya que fue destruida. Lloré cuando vi la devastación.

Omar Abu Lukman: mi casa pude verla de nuevo. Estaba allí, al igual que las otros, hechas con nuestra tierra.

¿Qué esperan para el futuro? Puede volver a vivir juntos?

Zaenl: Eso es lo que se espera, sobre todo para nosotros los yazidis de Sinjar, que sufrimos mucho. Contamos con más de 9 mil personas, entre rehenes y asesinados, muchos de ellos niños, mujeres y niñas utilizados como herramienta de sexo. [En este punto, el p. Samir recuerda las palabras del Papa sobre el tema de la misericordia, el perdón, la reconciliación y el Año Jubilar que acaba de concluir]. Por supuesto, en esto sólo se coloca nuestra esperanza, sólo el Señor nos ayudará.

Emad: He esperado mucho cuando vi volver a poner la cruz en la torre de la iglesia en Basheqa, después de que el Estado islámico había destruido la vieja cruz. Sentí una gran alegría cuando vi nuestros sacerdotes rezar en el interior de la iglesia de nuevo, después de dos años y medio. Una tragedia que ya había ocurrido hace 100 años, cuando nos mataron y expulsaron. Pero volvimos y empezamos de nuevo.

Abas: Como usted dice abouna [padre, en árabe, en referencia al p. Samir] creemos que sólo podemos vivir en el amor y sólo el amor puede ganar. El mundo sin amor no tiene sentido. Y esperamos que podamos borrar todo el pasado y comenzar de nuevo.

Omar Abu Lukman: Por supuesto se puede empezar de nuevo, esta es nuestra esperanza. Y gracias porque nos hizo creer en este lenguaje del amor. Debido a que nuestros hombres y nuestros líderes, no utilizan estas palabras, ellos no tienen ese idioma.

 

FIN DE LA SEGUNDA PARTE

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
La ofensiva de Mosul agrava la situación de los refugiados cristianos, olvidados por el gobierno y la ONU
24/11/2016 12:40
Refugiados de Mosul: el amor y la acogida de la Iglesia versus la locura del ISIS (VIDEOS)
30/11/2016 13:44
“Adopta un cristiano de Mosul”, para la financiación de familias y micro-emprendimientos
07/10/2016 13:37