26/04/2018, 15.59
IRAK
Enviar a un amigo

Sacerdote caldeo: el lento resurgimiento de Mosul, luego del ISIS

“Después del miedo” los jóvenes cristianos, yazidíes y sabeos están regresando al lugar, y vuelven a “abarrotar” las aulas del ateneo de la ciudad. Muchos de ellos hacen decenas de kilómetros para asistir a las lecciones. Don Pablo: los problemas económicos siguen estando, pero la gente quiere “salir, vivir”. Los Emiratos hacen un aporte de 50 millones para la reconstrucción de la gran mezquita de al-Nuri.

Mosul (AsiaNews) – En Mosul y en la Llanura de Nínive, “lentamente, la vida está volviendo a la normalidad”. Jóvenes universitarios, cristianos o no, “todos los días cubren el trayecto” que separa sus lugares de alojamiento situados en localidades pequeñas hasta la universidad, en la zona oriental de la metrópoli del norte de Irak, para continuar sus cursos y lecciones. Es lo que cuenta a AsiaNews Don Pablo Thabit Mekko, cuando describe el “lento, pero al mismo tiempo, alegre”  resurgimiento de Mosul y de la Llanura de Nínive, al cumplirse un año de la reconquista del ex bastión y capital del Estado islámico (EI, ex ISIS). “Incluso las actividades económicas y comerciales –y agrega-  aún en medio de miles de esfuerzos y dificultades, se están restableciendo”.  

Tras años de violencia y terror perpetrados por las milicias de Daesh [acrónimo árabe para el EI], hoy en día, “en el sector oriental de Mosul, la vida es normal” e incluso es “mucho más fácil desplazarse dentro de los barrios occidentales”. “En la Llanura de Nínive también hemos vuelto a vivir las fiestas de Pascua como en el pasado –prosigue Don Pablo-. Las iglesias están colmadas, las procesiones, muy concurridas. En Karamles hemos utilizado una gran sala para la misa, porque la iglesia aún no está lista”.

Tanto cuando se trata de las aulas escolares o de las fábricas, de las actividades comerciales y de las pequeñas empresas, el renacimiento del norte del país pasa a través de un relanzamiento “de la escuela y del trabajo”. “Años de violencia, guerra, terror –cuenta el sacerdote- han creado un vacío enorme. Parte de la gente ha regresado, pero las cosas no son como era antes, las actividades se desarrollan lentamente y se necsita un salto de calidad. Ciertamente, es la economía iraquí en general la que está pasando por dificultades –observa- pero aquí, los problemas aumentan”.  

Con las escasas lluvias caídas en los últimos meses se ha echado a perder gran parte de la cosecha y los campesinos no ocultan sus preocupaciones. “Gran parte de la cosecha se perdió” –confirma Don Pablo- y esto también “impacta sobre la situación económica. Las fábricas de materiales para la construcción siguen siendo pocas y los fondos resultan insuficientes, muchas obras están paralizadas. Para que haya una verdadera recuperación de Mosul y de la Llanura de Nínive es fundamental que regrese la gente que huyó en el pasado, todos. El renacimiento puede y debe fundarse sobre las personas”.

En lo que respecta  a la reconstrucción, en las últimas horas los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han anunciado que destinarán 50 millones de dólares para contribuir en la reconstrucción de la gran mezquita de al-Nuri, que fue destruida por los hombres del Califato. Se trata del lugar donde Abu Bakr al-Baghdadi pronunció su célebre discurso, y que los yihadistas devastaron tres años más tarde, en plena ofensiva del ejército iraquí. De la estructura original sólo quedan en pie la base del minarete y la cúpula, con algunas columnas.

Mientras tanto, también se han ido retomando las actividades en la universidad de Mosul, que ha reabierto sus puertas a estudiantes cristianos, yazidíes y sabeos. Después de las bombas, las proclamas de yihad, y las reiteradas violaciones a los derechos humanos, hoy, dentro del ateneo hay nuevamente libros, computadoras y estudiantes deseosos de construir su futuro y participar de manera activa en el resurgimiento del país. Cada uno según su propia tradición cultural, étnica y religiosa, para relanzar “ese mosaico único representado por Irak”, tal como lo definió el patriarca caldeo mar Louis Raphael Sako.

Hoy, son cuando menos 3.000 los jóvenes de las minorías religiosas que asisten a clase en las aulas de la universidad de Mosul, donde aún pueden verse los signos de deterioro. Ciertamente, los daños son menores a los que se veían antes del ascenso de los milicianos yihadistas, pero de todos modos no deja de ser un primer paso rumbo a la normalidad. “La universidad ha retomado plenamente sus actividades –confirma el sacerdote caldeo- y los estudiantes, incluso los cristianos que fueron alojados por la arquidiócesis de Kirkuk en los últimos años, han vuelto a clases”. Algunos llegan a hacer, todos los días, más de 90 km, que es la distancia que separa al Kurdistán de Mosul, otros se alojan en pensiones y centros alistados por la Iglesia en las localidades de la llanura de Nínive, como Qaraqosh y Karamles.

“Al principio, los estudiantes tenían miedo de volver a la universidad –recuerda Don Pablo- estaban preocupados por su seguridad. Nosotros los alentamos y tras haber regresado sintieron una felicidad nueva. Ahora el nombre de Mosul ya no produce terror, y ellos se sienten igual que los estudiantes universitarios de todo el mundo, dedicados a estudiar para construirse un futuro. Y aunque el establecimiento todavía no cumpla con las condiciones adecuadas, las ganas de renacer son evidentes, y el peligro de que se produzcan atentados ahora ya es un recuerdo del pasado”. “La gente –concluye- quiere salir, vivir, asistir a actividades culturales... quiere dejar a Daesh atrás”. (DS)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Irak: los jóvenes cristianos, musulmanes y yazidíes, semillas de diálogo en la tierra devastada por el ISIS
12/05/2017 14:31
Mosul, universitarias cristianas: después del ISIS, el estudio hace vislumbrar una esperanza de paz y unidad
06/10/2018 11:22
El Estado islámico en Mosul: el lento genocidio de las mujeres cristianas y yazidíes
25/06/2016 11:43