22/09/2015, 00.00
VIETNAM - ESTADOS UNIDOS
Enviar a un amigo

Vietnamita católica: En la cárcel comunista, la fe en Dios vence los abusos y el sufrimiento

de Thanh Thuy
María Ta Phong Tan, bloguera y activista, habla de los tres años de prisión en Thanh Hoa. De la oración la fuerza para superar el "dolor y la tristeza" por la inmolación de la madre. La libertad gracias a una "suspensión temporal" de la pena y el viaje a los EE.UU.. Desde los EE.UU. continuaremos la batalla por los derechos humanos y la democracia en Vietnam.

Ho Chi Minh City (AsiaNews) - "En la prisión comunista me las arreglé para mantener viva mi fe. Oré y Dios me ha dado muchas bendiciones. En la prisión me trataron en forma tan cruel, pero nunca llore delante de ellos. Tenía el corazón roto por el dolor y la tristeza, cuando me enteré de que mi madre se había sacrificado por mi condena". Estas son las primeras palabras de la disidente y bloguera  Maria Ta Phong Tan vietnamita católica, después de haber aterrizado el pasado 20 de septiembre en el aeropuerto de Los Ángeles después del vuelo que de Vietnam la ha llevado a los Estados Unidos. De 47 años de edad Tan ha pasado tres de los 10 años de prisión a que había sido condenado por las autoridades vietnamitas por "propaganda contra el Estado" (artículo 88 del Código Penal), en relación con su blog Cong Ly v Su That (Justicia y Verdad). El espacio era dedicado a "abusos de los derechos humanos y la corrupción entre los funcionarios de la policía y el sistema de justicia".

María Ta Phong Tan - ex policía que se convirtió al catolicismo en la edad adulta – era un miembro de la Asociación de Periodistas Independientes de Vietnam (Ijavn) y ha promovido campañas en línea en defensa de la integridad territorial de Vietnam en el Mar Meridional de China. La activista también puso en marcha iniciativas en defensa de los derechos humanos y la democracia en el país.

Fue detenida junto con el fundador de Ijavn, el periodista Nguyen Van Hai (liberado hace aproximadamente un año y también se exilo en los EE.UU.), más conocido como Dieu Cay, y otros activistas y blogueros. En el pasado, su familia había denunciado las amenazas y terror psicológico a que fue sometida en la cárcel por sus propios compañeros de celda. Los otros prisioneros también solían lanzar maldiciones contra la madre de María, Dang Thi Kim Lieng, quien se sacrificó hace tres años para protestar por las acusaciones contra a su hija.

La liberación anticipada de María parece ser el resultado de la presión diplomática ejercida por Washington contra Hanoi. Como lo indica la misma activista, no es una liberación real, sino más bien una "suspensión temporal" de la sentencia, que el 19 de septiembre permitió a la mujer salir de la prisión de Thanh Hoa (en el norte).

"No se trata de la expulsión" de Vietnam, agrega la activista católica, que promete "seguir luchando por la democracia y los derechos humanos" en el país. En estos primeros días como una mujer libre, María también quiere dar las gracias a los que han trabajado por su liberación: la Embajada de Estados Unidos en Hanoi, el Consulado en Ciudad Ho Chi Minh, todas las ONG, Reporteros sin Fronteras, (RSF) y los Padres Redentoristas en la antigua Saigón. "Todas estas personas - dice - me han sido de gran ayuda mientras estaba en la cárcel comunista".

"Voy a seguir luchando por la justicia, la verdad y la democracia en Vietnam", promete la blogger católica, esperando que el gobierno de Hanoi "ayudará a que la gente tenga libertad de pensamiento, democracia real" porque "demasiado tiempo (70 años) hace que viven en el miedo". "Si el régimen comunista - concluye - no hace los cambios marcados por una verdadera democracia, un día el pueblo se rebelarán para derrocar al régimen".

Desde hace tiempo en Vietnam hay una dura campaña contra los disidentes del gobierno, los bloggers, los líderes religiosos (incluyendo budistas), activistas católicos y comunidades enteras, como ocurrió en 2013 en la diócesis de Vinh, en donde los medios de comunicación y el gobierno han promovido una campaña difamatoria y ataques dirigidos contra obispos y fieles. La represión también afecta a las personas, culpables de reclamar el derecho a la libertad religiosa y el respeto de los derechos civiles de los ciudadanos.

Los activistas y grupos pro derechos humanos informan que, en la actualidad, hay entre 150 y 200 bloggers y activistas detenidos en las cárceles vietnamitas, con la única culpa de haber querido ejercer (y defender) los derechos humanos básicos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Hanoi libera a la disidente y blogger católica Maria Ta Phong Tan
21/09/2015
Activista católica vietnamita hace huelga de hambre para protestar contra los abuso en la cárcel
09/06/2015
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Vinh. Una multitud acoge al joven católico Chu Manh Son, liberado de la prisión

04/02/2014