09/03/2017, 15.56
CHINA
Enviar a un amigo

Wei Jinsheng: “De liberal, Xi se ha convertido en un dictador”

La actitud de Xi conducirá al colapso del régimen comunista. Él piensa que es más fuerte que Mao Zedong, pero hoy por hoy, para Xi resulta totalmente imposible engañar a los chinos con el Marxismo-Leninismo. Una valoración de los primeros cinco años de gobierno de Xi, llevada a cabo por el gran disidente. 

Beijing (AsiaNews) – En la capital Se están desarrollando las “dos conferencias” anuales. Este año, la Asamblea Nacional del Pueblo y la Conferencia política consultiva del pueblo chino marcan el fin de los últimos cinco años de gobierno de Xi Jinping y determinan el próximo mandato de la administración de Xi. Las mismas también conforman las fases preliminares para el 19no Congreso del Partido comunista chino (PCC). Los medios chinos y extranjeros, así como varios analistas, están muy preocupados por estas “dos sesiones”. Los analistas occidentales han confeccionado una evaluación del primer mandato del gobierno Xi Jinping, en la cual se evidencia que a) la realidad de China debe ser reformada porque “su economía es fuerte, pero hay un gran derroche de recursos”; b) el audaz juramento que Xi Jinping hizo en la escena internacional no se corresponde con su desempeño en los últimos cinco años; y c) en China, la combinación de poder y bienestar está incrementando la disparidad entre riqueza y pobreza. Por ende, ¿acaso la ecología política y el ambiente social chino progresaron durante el gobierno de Xi Jinping, o por el contrario, ha habido una marcha atrás?  ¿De dónde proviene el riesgo más grande que corre el régimen de Xi? ¿Dónde está aquella “sociedad legal” que Xi ha prometido establecer?

Wei Jinsheng afirma que las palabras “Xi, corazón del liderazgo” han sido mencionadas la mayor cantidad de veces por funcionarios de PCC, lo cual muestra que no todas las voces dentro de la dirigencia comunista están convencidas de ello; esto motiva la necesidad de repetir la frase [continuamente]. Después de la era de Mao Zedong, la palabra “líder” fue mencionada muy raramente porque en chino, este término es asociado con los dictadores. Sin embargo, estas palabras ahora han reaparecido de nuevo, e indican que Xi Jinping podría querer instaurar una dictadura. Así, todos son obligados a referirse a él como un líder, a pedido suyo.

Wei Jinsheng cita el refrán: “La postura de tus ideas puede ser indicada a partir del lugar dónde colocas tu asiento”. Una vez Xi Jinping, dijo que aprendió de Chiang Ching-kuo (de la República de China) a abrir el país a la libertad de expresión y a revocar la prohibición de formar partidos políticos, pero los resultados - después de asumir el cargo - es que se ha alejado cada vez más de lo que había dicho. Para Wei Jinsheng el sistema comunista es diferente del sistema democrático, ya que requiere un liderazgo dictatorial para unir a la gente. Por lo tanto, este tipo de sistema no será muy diferente de la era de Mao Zedong. Wei Jinsheng sostiene que cuando Xi Jinping, llegó al poder, fue halagado por muchos y es por eso que perdió la cabeza y cambió. Cuando una persona se sienta en la silla de un dictador, se convertirá en un dictador sin saberlo. Mao Zedong fue un ejemplo. Xi Jinping, también parece haber sido corrompido por el poder que poseen en sus propias manos. Este sistema decide todo, mientras que las "dos sesiones" son como vasos y tejidos lindos y no dan ninguna restricción a la función de Xi, por el contrario lo alaban. Durante los primeros años después de la fundación del partido, muchos jóvenes se unieron a él para buscar los valores de la democracia y la libertad. Pero el Partido Comunista se ha convertido en un régimen dictatorial autocrático, y esto ha llevado a muchos antiguos miembros comunistas a decir que es peor que el Kuomintang (KMT). Después de subir al poder, Xi Jinping, no sólo ha ofendido a los chinos y aumentado las disparidades entre ricos y pobres, sino que también creó muchos enemigos dentro del partido y provocó un desastre diplomático - éstas son las razones de la inestabilidad política china. Wei Jingsheng dijo: "Xi quiere usar el poder para hacer grandes cosas. Pero hemos visto cuán grandes cosas está haciendo. Ahora, Xi Jinping, disminuye cada vez más la libertad de expresión, por no mencionar el hecho de que aún no se ha eliminado la regla que prohíbe la creación de nuevos partidos políticos. También ha detenido a muchas personas, incluyendo a los abogados de derechos humanos, considerándolos como organizaciones proscritas. Este modo de obrar prueba que Xi no es en absoluto como Chiang Ching-kuo. Por otra parte ¿cuáles serían las grandes cosas que va a hacer? Se convertirá en un dictador cada vez más autoritario y la gente va a vivir cada vez peor. Esto conducirá a nada más que la caída del régimen comunista".

La llamada "lucha contra la corrupción" de Xi es sólo una centralización del poder en sus manos. Él no ha detenido a funcionarios corruptos famosos; por el contrario ha arrestado a sus oponentes políticos y encarcelado a los funcionarios que desobedecieron. El pueblo chino ha observado estas acciones y se ha molestado por su "lucha contra la corrupción".

Wei Jinsheng sostiene que la creciente restricción de la libertad de expresión bajo Xi Jinping está a punto de llegar a ser aún más dura de lo que era durante la Revolución Cultural. Xi Jinping, a menudo impide que la gente utilice los medios de comunicación creados por los ciudadanos, y ellos no pueden decir nada al respecto. En la ideología del Partido Comunista, el estado de derecho se ve como un arma para usar contra sus enemigos, y de acuerdo con el régimen esto es la esencia misma de la ley. Esto es lo que todo el mundo debe reconocer.

En una sociedad sana, siguiendo la regla de la ley, las personas supervisan el gobierno, lo que dificulta la corrupción de los funcionarios. Pero en China, la gente es reprimida cuando se presentan peticiones en contra de los funcionarios que cometan irregularidades. El estado de derecho se ha convertido para Xi Jinping, en el instrumento con el cual castigar a los disidentes que están en desacuerdo con él. Dijo que sería "gobernado el país con la ley", pero el propio Partido Comunista no está obligado a cumplir con la ley, tal como dar a la gente la libertad de expresión que también está garantizada por la ley china. La ley es sólo un arma que el régimen comunista chino utiliza contra el pueblo.

Wei Jinsheng, dijo que desde que está en el poder, Xi Jinping continúa "girando a la izquierda", mientras que el Estado de Derecho en China ha retrocedido hasta el nivel en que estuvo durante el período de la Revolución Cultural. En el pasado, cuando Deng Xiaoping "ha girado a la derecha mientras señalaba un giro a la izquierda", China podía todavía ser mantenida en una economía en auge. Pero Xi Jinping quiere exhumar la era de Mao través de la represión, lo que sin duda dará lugar al ulterior colapso del régimen comunista. Xi Jinping piensa que es más fuerte que Mao Zedong, pero hoy por hoy, para Xi resulta totalmente imposible engañar a los chinos con el Marxismo-Leninismo.

 

Tomado de VOA: https://www.youtube.com/watch?v=cE9_naPUl_E&feature=youtu.be

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Los 70 años de China, entre cosas de mal gusto y voluntad de potencia
01/10/2019 10:51