22/07/2014, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

Wenzhou, en contra de la demolición de iglesias, pastor cristiano en huelga de hambre

Zhan Yingsheng, líder de la Iglesia del Ejército de Salvación, ha levantado barreras de la torre para evitar la destrucción de la cruz que se encuentra en el techo. Se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 16 de julio, pero no teme a la muerte: "El amor de Cristo ha cambiado un cobarde en un valiente no buscó la publicidad, me vi obligado a esta acción porque aquí no hay más alternativas". Creciente intolerancia contra la represión religiosa: el caso de los seminaristas en Beijing y el ejemplo del heroico obispo Ma Daqin. El texto completo del testamento del pastor.

Wenzhou (AsiaNews) - El amor de Cristo y su sacrificio en la cruz, "Me ha cambiado: de cobarde he descubierto el coraje. Y si mi sacrificio será muy útil para frenar la tormenta que se está abatiendo sobre las iglesias y cruces chinas, entonces no será en vano. No busco publicidad:. Tomé esta decisión porque no tengo alternativas". Esto fue escrito por un pastor cristiano de la iglesia de la Salvación de Wenzhou, Zhan Yingsheng, en una carta-testamento enviada a China Aid (y traducido por AsiaNews), escrito después de que comenzó una huelga de hambre encerrado en el campanario de su iglesia.

Antes de iniciar su reclusión (el pasado 16 de julio) Zhan ha dimitido del Movimiento Tres Autonomías, la organización estatal que reúne a las congregaciones protestantes de China. La decisión de vivir "la preparación para el martirio" ha madurado durante la
campaña de demoliciones contra los lugares de culto cristianos de la provincia del Zhejiang,, y fue reforzado por el clima de creciente intolerancia religiosa en el país.

El suyo no es un gesto aislado. En los últimos días, los seminaristas católicos en Beijing
han optado por no retirar el diploma de fin de año para no ser obligados a asistir a la misa junto con los obispos ilícitas, ordenados sin el consentimiento del Papa; Del mismo modo, por más de dos años, el heroico obispo auxiliar de Shanghai, mons. Taddeo Ma Daqin,, vive recluida en Sheshan seminario después de renunciar a la Asociación Patriótica y declarar públicamente su lealtad a la Santa Sede. A continuación el texto completo de la carta del pastor Zhan.



Mi voluntad


Mi nombre es Zhan Yingsheng y yo soy un hombre de etnia Han. He nacido el 16 de junio de 1971. Soy un cristiano y un estudiante, que tiene un título en Estudios Bíblicos en el Seminario Teológico de Zhejiang. La siguiente carta fue escrita con las ideas muy claras. Si lo lees, estás de suerte, ya que será uno de los testigos de lo que sucede.

En primer lugar quiero dejar claro que lo que estoy haciendo no es en absoluto un espectáculo o un intento de ganar publicidad. Estoy haciendo esto porque no tengo opción a otras alternativas. Sin embargo, esto que pienso es para mis amigos y mi familia, quiero tranquilizarlos: como cristiano no tengo ninguna intención de suicidarme. Si uno de esos días tengo  que escuchar  el llamado al cielo, con toda probabilidad querrá decir que he tenido la suerte de unirme a las filas de los mártires. Pablo, apóstol de Cristo, nos recuerda cada día que vivir con el Señor es mejor que cualquier otra cosa.

La razón más importante que me impulsó a tomar esta decisión es que he visto a muchos de mis hermanos y hermanas arrojados al pánico y dolor en varias partes de la provincia de Zhejiang, debido a la tormenta de las demoliciones ilegales de nuestras cruces llevadas a cabo por las agencias del gobierno. Para ser fieles a su religión, estos hermanos y hermanas han defendido los cruces, que no son "estructuras ilegales". Desde hace más de 20 días, en diferentes iglesias, la guardia ha estado avante: en algunos casos ha superado el mes. Muchas de estas personas trabajan en grandes empresas, compañías de bienes raíces, o tiene una pequeña tienda: así, a pesar de las amenazas explícitas de los funcionarios del gobierno no se han apartado de su guardia.

En China, una nación que se supone adoptar el Estado de derecho, algunos funcionarios del gobierno ponen a sus propios deseos por encima de la ley. Al mismo tiempo, sus subordinados, que quieren ser promovidos por su desempeño, violan las reglas y normas de disciplina a expensas de la fe cristiana. Compiten entre sí por el número y la velocidad de las demoliciones realizadas, a fin de obtener premios en efectivo. Bueno, ver este comportamiento hace que mi corazón sangre. Es por eso que me decidí a ir a vivir en el campanario de mi iglesia, bajo mi cruz para orar y ayunar junto con la Biblia y los himnos sacros.

El gobierno del distrito ha decidido que su primer objetivo es destruir por la fuerza la iglesia del Ejército de Salvación. Amenazaron al personal de la iglesia a través de los distintos niveles de poder y diferentes departamentos gubernamentales. Si decidimos evitar la demolición de la cruz, con todos nuestros esfuerzos, me temo que los resultados serían aún peores que los de la iglesia Sanjiang. Por otro lado, también entiendo a estos funcionarios que si no obedecen puede poner en peligro su posición. Frente a estos hechos, yo y mis compañeros de trabajo no tenemos mucha confianza de poder evitar la demolición de la iglesia.

Como individuo, imploro al Señor que me de la fuerza de voluntad de un mártir. Lo necesito, sobre todo durante la demolición de la cruz. No quiero decir que me encantaría llegar a ser un mártir de una cruz de 6 toneladas. Pero como cristiano, estoy obligados a enfrentarme a la injusticia, siento mi conciencia decirlo en voz alta: Tengo que cumplir con mi deber. Y entiendo profundamente lo que significa que "Cristo me llama a morir por él". Si el martirio o la tribulación de algunos cristianos pueden calmar la tormenta de la demolición y de poner fin a esta campaña y ser de ayuda para que el Estado de derecho sea una realidad en nuestro país, así el Señor me sostenga con fuerza.

Fue una decisión muy difícil. En primer lugar, pienso en mi esposa, que me ha guiado en la fe en el Señor. En el mismo año, 1992, la he encontrado y decidí dedicar mi vida a Dios en un abrir y cerrar de ojos; han pasado 22 años. Aparte de Cristo, que murió por mí en la cruz, la persona a quien más le debo es a mi esposa. Juntos los dos, nosotros, hemos trabajado duro, y al final nos las arreglamos para tener una casa en el número 152 de Shanglin Road (donde aún vivimos). Juntos hemos criado una hija, ahora una estudiante de segundo año en la escuela secundaria. Al principio, tanto mi esposa y yo estábamos en el negocio de ropa: en 2005  Dios quiso que me mueva, me llamó a servirle de "tiempo completo" en la iglesia de la Salvación de Shuitou. Desde el año 2007 comencé a prepararme, pasando casi todo el tiempo en los libros: he dejado todas las tareas domésticas sobre ella.

Querida, si tuviera que irme y dejarte, tendrás que criar a nuestra hija sola. Si Dios te preparará para un nuevo esposo en Cristo, recuerda que tienes que obedecer al Señor y vivir una buena vida confiando en Él. Mi mamá y mi papá son cristianos, y ellos son mi mayor carga: Después de graduarme me fui desde su casa durante muchos años y no he cumplido con mi deber filial hacia ellos. Me gustaría que, tal vez en un tiempo, y después he rezado, poder pasar a encontrarlos.

Yilin, contigo he sido padre por primera vez y yo no tengo mucha experiencia. Mientras crecía, yo no era capaz de darte la cantidad exacta de tiempo necesario para guiarte. Incluso si lo hice sólo por amor, no tehe enseñado la disciplina con los métodos adecuados. A veces hasta he dado un par de bofetadas, gritos de rabia. Te he herido en el corazón, pero espero que con el tiempo vas a entenderme. Mi amada hija, dadas las condiciones actuales tendrás que estudiar mucho para tener una mejor oportunidad de encontrar un buen lugar en la sociedad y poder ser testigo de Jesús. La vida va a ser muy difícil para la mamá, y hay que entenderla mejor. Estoy seguro de que cumplirás tus deberes filiales, porque confío en ti. No te quejes a Dios, porque Él siempre está listo para ayudarte: recuerda que debes buscar su ayuda cuando la necesites.

Estimados colegas, en medio de estas terribles circunstancias recuerden estar unidos: uno en el Señor, amándose unos a otros y ayudando a los más vulnerables. No caigáis en el esquema del diablo y no se ataquen entre vosotros. En su lugar, traten de perdonaros y de entender el amor por la cruz.

Queridos amigos y familia, doy gracias a Dios por haberlos puesto en mi vida: me habéis traído cosas maravillosas, dando vida a una por lo demás insípida. Movido por el Señor, empecé a escribir la tarde de ayer. Mientras escribo esto, estoy casi muerto. Aquellos de vosotros que me conocen mejor saben que siempre he tenido miedo a la muerte, que he vivido en la cobardía y sin una opinión personal. Aunque "la cosa más difícil en la vida es la muerte", ahora sé que el amor que fluye con la sangre de Jesús de la cruz es más fuerte que cualquier cosa. ¡Doy gracias a Dios por haberme reforzado con este amor! Espero que en el reino de la gloria tenga la oportunidad de ver a todos de nuevo. Recuerden que Cristo los ama, así como él me ama. ¡Que Dios bendiga a cada uno de vosotros!

Vuestro siervo inútil Zhan Yingsheng

Terminado de escribir en la iglesia de la Salvación 17 de julio 2014

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El PCC ve en Jesús a un enemigo político: es por eso que quiere abatir a los cristianos
21/12/2015
Wenzhou, la policía amenaza a los cristianos que quieren proteger las iglesias y las cruces
23/06/2014
Zhejiang, arrestados 16 cristianos protestantes que se oponen a la demolición de las cruces
30/07/2015
Zhejiang, el nuevo Reglamento sobre cruces e iglesias "es poco más que una broma fallida"
24/06/2015
Obispo y sacerdotes de Wenzhou denuncian la campaña del gobierno contra los cruces e iglesias de Zhejiang
04/08/2014