10/08/2019, 11.21
HONG KONG-CHINA
Enviar a un amigo

Willy Lam: China no enviará soldados a Hong Kong antes de octubre

Para el gran comentarista político y periodista, Xi Jinping está demasiado deseoso de “hacer un buen papel” frente al mundo y no puede “perder la cara” antes de los festejos por los 70 años de la República Popular China. La denuncia que habla de la connivencia entre la mafia y la policía chinas. Policías antidisturbios del Guangdong, usados en las filas de la policía de Hong Kong. El despertar de la sociedad civil y de las comunidades religiosas en China empuja al régimen a la represión, pero sus días están contados.

Hong Kong (AsiaNews/RFA) – Para Willy Lam, comentarista político y periodista experto, además de académico de la Universidad china de Hong Kong, el ejército de Beijing no intervendrá para aplacar las tensiones en territorio, derivadas de la ley de extradición, al menos hasta el primero de octubre, cuando en el continente se programa festejar los 70 años de la fundación de la República Popular China. Para Lam, Xi Jinping está demasiado deseoso de hacer “un buen papel” frente al mundo y no puede “perder la cara” con una intervención militar, ya que marcaría el fin del principio “una nación, dos sistemas”, sobre el cual se funda el estilo liberal del territorio de Hong Kong. La contrapartida de ello, para Lam, es que los policía chinos de Guangdong ya están presentes entre las filas de los policías chinos de Hong Kong, vistiendo sus uniformes, para detener lo que para Beijing se ha transformado en una peligrosa revolución “de color”.

A continuación, brindamos el texto completo de la entrevista que Willy Lam conceció a RFA Cantonese Service. Traducción al español de AsiaNews.

 

¿Beijing mandará al ejército de liberación popular (PLA) para controlar los tumultos en Hong Kong? 

Puedo decir con certeza que Xi Jinping no está ni siquiera considerando la posibilidad de enviar al PLA antes de las celebraciones por la Fiesta Nacional del 1° de octubre. La razón de ello es muy simple: el 1° de octubre ellos se celebra el 70o aniversario de la fundación de la República Popular de China y el presidente Xi ha preparado la mayor demostración de fuerza militar de todos los tiempos, en Plaza Tiananmen.  Cualquier despliegue del PLA en Hong Kong antes de esa fecha, arruinaría la atmósfera festiva, porque señalaría el fin del criterio de un país, los dos sistemas. Y China se vería humillada frente a la mirada del mundo; para Xi Jinping sería como perder la cara. 

Una amplia y exhaustiva maquinaria de Estado orientada a mantener la estabilidad, es decir, el aparato de un Estado policíaco, ya había comenzado a implementarse durante la presidencia de Jiang Zemin y Hu Jintao, pero ésta se ha vuelto incluso más poderosa desde que Xi Jinping tomó el poder. Ahora, abarca elementos de alta tecnología, como la inteligencia artificial y una inmensa recolección de datos, y el sistema de puntuación social.  De modo que podemos decir que hay muchas maneras en las que la maquinaria de Estado policíaco ya ha cruzado el río que lleva de Shenzhen a Hong Kong. El ejemplo más evidente es el despliegue de un gran número de policías del continente en Hong Kong, luego de que Beijing decidiera que las protestas de principios de junio eran una “revolución de color”. Las filas de las fuerzas antidisturbios de Hong Kong ahora incluyen policías antidisturbios del norte, que visten los uniformes de la policía de Hong Kong. 

 

¿Y qué dice usted a propósito de la gente en camiseta blanca que atacó a los manifestantes en camisetas negras en North Point, donde estos últimos estaban rodeando la comisaría policial? 

La cooperación entre la policía china y las organizaciones mafiosas (tríadas) es de larga data, y se da hace varias décadas. Para resolver problemas, la policía china y las fuerzas policiales armadas siempre han recurrido a modos que no pueden salir a la luz. Por ejemplo, el uso de la violencia para expropiar terrenos a los campesinos.  Esto les permite eludir toda responsabilidad legal. Pero este tipo de connivencia entre la policía y las bandas mafiosas, para atacar a ciudadanos comunes, no se veía en Hong Kong desde hace más de un siglo. 

En Hong Kong, el movimiento que se opone a la extradición se ha transformado en un “cisne negro” para China Popular. Desde el 9 de junio, cuando un millón de personas salió a las calles, la sociedad entera de Hong Kong, de todos los niveles y sectores, se ha unido contra el gobierno. Ahora, el movimiento ha ampliado sus reclamos, llegando a exigir elecciones plenamente democráticas. La principal preocupación de Xi Jinping, en este momento, es cómo desplegar su maquinaria para lograr la estabilidad y conseguir que Hong Kong vuelva a la obediencia. 

 

En este momento, la economía china está en problemas. ¿No es así? 

China se encuentra afrontando una seria crisis financiera y en la práctica es insolvente; de modo que el estatus de Hong Kong como centro financiero internacional, para China es mucho más importante hoy que en el pasado. El gobierno chino incluso podría comenzar a pedir una “colaboración entre el sector público y privado” a la economía de Hong Kong. Cabe remarcar que el pueblo de Hong Kong no pide solamente el sufragio universal de verdad; extenderán la lucha a las actividades económicas y financieras. Veremos cada vez más personalidades del mundo de los negocios y de la clase media romper el silencio.

Y aún si el Partido Comunista chino sigue suprimiendo estos reclamos, lo cierto es que a cada momento, en China están surgiendo más y más organizaciones de la sociedad civil. Por ejemplo: el número de protestantes y católicos podría superar el número de los [cuadros] comunistas a nivel nacional. Luego están los grupos de veteranos, que suelen hacer manifestaciones; además, las protestas en el país son muy numerosas y por último, está la resistencia en Hong Kong. Todo esto no es algo que se pueda resolver a largo plazo con la maquinaria de la estabilidad. Mientras mayor sea la presión, mayor será la resistencia. En las últimas semanas, la lucha incesante de la gente de Hong Kong ha inspirado a la sociedad civil en China Popular, Taiwán, en el Sudeste asiático y en el resto del mundo. Preveo que el régimen de estabilidad que pretende la dictadura del Partido Comunista chino no seguirá siendo eficaz por mucho tiempo más.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Estudiantes de Hong Kong por un paro por tiempo indeterminado. Una mujer herida en un ojo por la policía
12/08/2019 10:41
Cierra el aeropuerto de Hong Kong a causa de las manifestaciones
12/08/2019 12:33
Beijing le declara la guerra a las manifestaciones de Hong Kong
08/08/2019 15:07
Mons. Joseph Ha: Un cese del fuego de tres meses entre policía y manifestantes
09/08/2019 12:05
‘La esperanza en el desierto’, los católicos en la manifestación pro-Hong Kong
19/08/2019 12:39