03/07/2018, 14.56
CHINA
Enviar a un amigo

Xinjiang: los hijos de los uigures deportados son encerrados en orfanatos

Los niños cuyos padres están presos en campos de reeducación son separados de sus familias, para ser alojados en orfanatos. Incluso se los lleva a otras regiones de China, alejándolos de sus parientes. Las condiciones de estos establecimientos “son terribles”. Continúa la represión y la deportación forzada del pueblo uigur.

Urumqi (AsiaNews/RFA) – Continúa la persecución del pueblo uigur en Xinjiang. Luego de que la población fuera masivamente deportada y conducida a campos de reeducación, las autoridades chinas han hallado una solución para los hijos de los deportados. Según ciertas fuentes locales, los niños que se han quedado solos, son encerrados en orfanatos. En la localidad de Chinibagh, prefectura de Qaraqash, un empleado de la policía explica: “En este momento, los niños son enviados a orfanatos hasta que sus padres sean liberados”. Y continúa: “Son alojados en estos centros, dado que no hay nadie que pueda ocuparse de ellos”. En este momento, hay entre 50 y 60 niños uigures en el establecimiento. Un empleado de otro orfanatorio localizado en el sur de Xinjiang, cuenta que las condiciones del lugar son terribles. Los niños de entre 6 y 12 años de edad con encerrados como animales, en cobertizos. La fuente entrevistada por Radio Free Asia dice que algunos de ellos incluso son enviados a otros centros de China.

Del frente uigur también llega la noticia de que Ayhan Memet, la madre de  Dolkun Isa, líder del World Uyghur Congress, falleció a la edad de 78 años. La mujer se encontraba en un campo de reeducación. Isa supo de la muerte de su madre el 17 de mayo pasado. Sin embargo, no estaba seguro de que ella hubiese muerto en prisión. Los uigures que tienen parientes en el exterior están bajo la mira de las autoridades, y son deportados. Los familiares que viven en el exilio a menudo tienen dificultades para conseguir información sobre los parientes que se han quedado en China.

La mujer había sido detenida hace aproximadamente un año, en el centro de Akesu, acusada de “extremismo religioso”. Isa vive en el exilio desde 1994, y la última vez que habló con su madre fue hace un año. “Matar a una madre para vengarse del activismo pacífico en defensa de los derechos humanos del hijo, es la forma más cobarde de tomar represalias que pueda usar un gobierno autoritario. Lloraré su muerte, y continuaré luchando pacíficamente por los legítimos derechos del pueblo uigur, con dignidad. A pesar de mi sufrimiento personal y sacrificio”, declaró Isa. “No sé que pueda estar ocurriendo en los campos chinos. Quizás mi padre también haya sido encerrado”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Onu: que China cierre los centros de detención en Xinjiang
11/07/2019 12:25
Activista kazajo liberado, a cambio del silencio sobre los uigures: ‘es culpa de China’
23/08/2019 12:50
Xinjiang: Beijing arranca a los niños uigures de sus familias, de su fe y su cultura
05/07/2019 15:08
Futbolista uigur vuelve a entrenarse después de 11 meses en los campos de detención
22/02/2019 16:18