07/11/2020, 10.04
CHINA
Enviar a un amigo

Beijing, terminó el 'hijo único'. Muchos niños, incluso en parejas del mismo sexo

de Wang Zhicheng

Se reduce cada vez más el número de recién nacidos. En 2019, su número fue el más bajo desde la Gran Hambruna (seguido por el Gran Salto Adelante). Según la Oficina Nacional de Estadísticas, el año pasado hubo 14,65 millones de nacimientos y el año anterior 15,23 millones. El nuevo plan quinquenal cancela la "planificación familiar" y propone una fertilidad más "inclusiva", incluso para mujeres solteras y parejas del mismo sexo.

 

Beijing (AsiaNews) - La política de "un solo hijo" ha terminado; en el futuro, para promover una nueva política demográfica, China lanzará un estilo más "inclusivo", permitiendo más niños para todos, incluso mujeres solteras y parejas del mismo sexo.

Algunos demógrafos consideran que esta es una de las novedades del XIV Plan Quinquenal elaborado en los últimos días, en el que se establecen los lineamientos de la denominada "Visión 2035" que deben acompañar al país hasta esa fecha.

Citados con énfasis por Global Times (11/4/2020), señalan que, en el plan quinquenal recién elaborado, ya no se menciona la frase "planificación familiar", que en el pasado impuso el control estatal sobre la población.

Durante décadas, desde 1979 en adelante, China ha impuesto rigurosamente la política del hijo único, llegando a forzar abortos, esterilizaciones masculinas y femeninas, multas e incautación de bienes, e incluso la cárcel. Se estima que se realizaron 400 millones de abortos en todo el período.

En 2016, reconociendo una reducción de la fuerza de trabajo y un rápido envejecimiento de la población, el gobierno ajustó el objetivo, lanzando la política de "dos hijos" aunque poniendo algunas condiciones.

La flexibilización de la política no ha obtenido ningún resultado y la población sigue disminuyendo y envejeciendo.

En 2019, el número de recién nacidos fue el más bajo desde la Gran Hambruna (seguido por el Gran Salto Adelante). Según la Oficina Nacional de Estadísticas, el año pasado hubo 14,65 millones de nacimientos y el año anterior 15,23 millones. El especialista en demografía He Yafu considera que en 2020 seguirán disminuyendo los nacimientos. Las señales ya son evidentes: en Ningbo (Zhejiang), en los primeros seis meses de este año hubo un descenso del 19,24%, y en Huangshan (Anhui) durante los primeros siete meses de 2020 se observa una reducción del 16,88%.

Para responder a la necesidad de mano de obra joven y reducir el envejecimiento de la población, el Nuevo Plan Quinquenal ya no menciona la necesidad de controlar la natalidad (lo que sí ocurre en el Plan anterior 2016-2020) y habla de "inclusión” con respecto a la política de nacimientos y fecundidad. Un año atrás, en el Comité Central del Partido Comunista Chino se habló de "optimizar la política de fertilidad y mejorar la calidad de la población".

Para Zhai Zhenwu, presidente de la China Population Association, que depende de la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar, "inclusión" significa permitir que las personas tengan hijos sin "restricciones", incluso las minorías, mujeres solteras o parejas del mismo sexo.

Sin embargo, muchos padres señalan que además de preocuparse por el aumento de la fuerza de trabajo y el envejecimiento de la población - con graves consecuencias en el presupuesto de salud y las jubilaciones - el gobierno también debería preocuparse por ayudar a las familias con subsidios económicos.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
‘Todos los hijos que quieran’: China, afligida por el envejecimiento de la población
29/05/2018 10:48
La economía china será aplastada por la demografía, no por los EEUU
05/01/2019 07:36
El hijo único: la violencia del Estado chino contra las mujeres y los niños
01/05/2015
La Ley del Segundo hijo no mejora la demografía ni la economía chinas
06/12/2016 19:41
Beijing tendrá 35 millones de trabajadores menos en 2025
27/02/2021 11:44


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”