22/12/2015, 00.00
BRUNEI
Enviar a un amigo

Brunei prohíbe la Navidad: cinco años de prisión (y multas) para quienes la celebren

El sultán, con el apoyo de los líderes islámicos, prohíbe los símbolos y las celebraciones de la fiesta cristiana. Para quienes violan la norma, la cárcel y multas de hasta 20.000 dólares. La Navidad puede "causar daño" a la fe islámica. Sin embargo, algunos rebeldes publican fotos de la fiesta sobre el hashtag #MyTreedom

Bandar Seri Begawan (AsiaNews) – La Navidad está prohibida en Brunei, un pequeño sultanato en el sudeste de Asia, donde rige la sharia, o ley islámica. La pena para quienes - musulmanes y no - celebren la fiesta en las calles o en lugares públicos es de cinco años de prisión y / o una multa de 20 mil dólares. La orden fue emitida por el propio sultán, para evitar las celebraciones "excesivas y abiertas" puedan llevar a la población musulmana - la gran mayoría - lejos del camino correcto.

La directiva se remonta a los últimos meses y ha sido confirmado recientemente por los líderes del país, con el pleno apoyo de los líderes religiosos islámicos. Los cristianos sigue teniendo el derecho a celebrar con motivo de la Navidad, pero puede hacerlo sólo "en privado" y después de haber "notificado con antelación" a las autoridades.

Entre las acciones relacionadas con la fiesta cristiana considerada "ofensiva" y, por tanto, fuera de la ley son: el uso de símbolos religiosos como cruces y encender velas; también, decorar árboles de Navidad, decoraciones de montaje, los sombreros de Santa, cantar himnos religiosos y enviar saludos.

Imanes y eruditos musulmanes de Brunei han repetido en los últimos días, que contener las celebraciones de Navidad es fundamental para prevenir la posibilidad de un "daño" a la fe islámica. Sin embargo, algunas personas (en la foto) del Sultanato han querido desafiar la prohibición mediante la publicación en las redes sociales de algunas imágenes relacionadas con la Navidad, añadiendo el hashtag #MyTreedom. Se trata de una campaña internacional que pide la promoción de la fiesta, incluso en países en los que - ver Arabia Saudita - los símbolos y las fiestas cristianas están prohibidos.

Brunei es un país riquísimo en petróleo; el país es capaz de producir más de 180 mil barriles por día y su exportación (con gas natural) representa más de la mitad del producto interno bruto (PIB) anual. En la primavera de 2014, el sultán Hassanal Bolkiah, de 69 años, ha introducido la ley islámica, que se aplica a los musulmanes (y no) y ofrece sentencias de muerte por lapidación a los adúlteros y homosexuales, amputación de miembros para los ladrones, los azotes por otros delitos como el aborto y el consumo alcohol, la pena de muerte por blasfemia.

Además la presión del poder político en los últimos años sobre la sociedad es sutil pero constante, la prensa local no deja de hablar de las conversiones del cristianismo al Islam; pero para el camino inverso está prevista la pena de muerte por apostasía. Y por lo tanto se ha convertido a la nación del Sureste de Asia, donde la aplicación de la ley islámica asumiendo una forma cada vez más draconiana, y es para todos los ciudadanos, independientemente de la fe religiosa profesa.

El Sultanato de Brunei es un país pequeño en la isla de Borneo, que comparte con otras dos naciones de dimensiones más grandes y también musulmanas: Indonesia y Malasia. Es un país desarrollado y uno de los más ricos del mundo. El idioma oficial es el malayo, pero también se utiliza comúnmente Inglés y chino muy común en la población.

Casi el 70% de los habitantes de esta monarquía absoluta de unos 400 mil habitantes son musulmanes y malayos étnicos, 13% de origen budista, principalmente de China, seguido de los pueblos indígenas y otros grupos minoritarios; 10% dice que no profesan ninguna religión, mientras que los cristianos - la mitad de ellos católicos, de los cuales el 70% son inmigrantes filipinos, el 20% indonesios y de población indígena los restantes - son aproximadamente el 10% del total.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Vicario Apostólico de Brunei: a pesar de las prohibiciones, celebramos bien la Navidad
04/01/2016
Vicario Apostólico: La Sharia, desafío y oportunidad para los católicos de Brunéi
29/01/2014
Iglesia de Brunei, una joven realidad de la "dimensión misionera"
09/11/2013


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”