25/09/2017, 22.06
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Colombo hermana activista: los jóvenes buscan el significado de la vida. La Iglesia tiene que guiarlos

de Rasika Pieris*

Sor Rasika Pieris comenta el Documento preparatorio para el Sínodo de los obispos sobre los jóvenes, previsto para octubre de 2018. “La Iglesia es euro-céntrica en su doctrina”. Los desafíos de los jóvenes en Asia son diversos de la de los jóvenes de Europa.

Colombo (AsiaNews)- La Iglesia católica “advierte sobre tener un vacío en tema de jóvenes” y al mismo tiempo “siente tener la obligación de guiar al joven a elegir un camino basado en las Escrituras”. Lo dice a AsiaNews sor Rasika Pieris, de las hermanas de la Holy Family de la provincia de Colombo y activista entre los jóvenes. La religiosa interviene sobre el tema de la próxima Asamblea general ordinaria del Sínodo de los obispos, esto es: “Los jóvenes, la fe, el discernimiento vocacional”, prevista para octubre de 2018. Hablando sobre el Documento preparatorio, sor Rasika considera que el texto enfrente desafíos puestos por la modernidad y post-modernidad. “Los jóvenes tienen una creciente necesidad de entender el significado de la vida. La tarea de la Iglesia es guiarlos a través de la relectura de las Sagradas Escrituras”, afirma. A continuación su comentario Traducción a cargo de AsiaNews).

La post modernidad tiene su impacto sobre los jóvenes, hacia los acules la Iglesia advierte la presencia de un vacío. Los jóvenes (son) un grupo que se siente dejado fuera de las instituciones eclesiásticas a causa de su propio enfoque. El documento preparatorio sobre “Los jóvenes, la fe, el discernimiento vocacional” articula la necesidad de la Iglesia de involucrar a los jóvenes y delinear una misión.

El “status quo” (son) los jóvenes que son influenciados por los valores educativos neo-liberales guiados por el mercado y los expertos que dibujan la hegemonía del pensamiento técnico-científico como la solución. La nueva ortodoxia en la educación permanece como un desafío para los valores educativos de larga duración más bien que para la educación pública. La investigación del significado de la vida entre los jóvenes es un fenómeno creciente. “En este sentido) La Iglesia siente tener obligación de guiar a los jóvenes en elegir un camino basado en las Escrituras. Releer los textos de las Sagradas Escrituras a la luz de los nuevos desafíos es la necesidad de hoy.

El documento habla de los varios desafíos que la modernidad y post-modernidad han creado desde diferentes angulaciones, dado que tales desafíos difieren desde el punto de vista geográfico. La Iglesia fue por mucho tiempo acusada de ser en general euro-centrista en su doctrina. (La misma objeción esta) de nuevo presente en el documento, como se lee entre los renglones. Quizás la Iglesia, bajo el actual pontífice, necesita reflexionar sobre el mundo así como este se presenta delante de los desafíos de los jóvenes en Europa y en América, que podrían no ser los mismos de los de Asia, áfrica o latino América Latina.

Es verdad que el neo-liberalismo (difunde) sus tentáculos en todo el globo, promoviendo una ciudadanía global en el cual la heterogeneidad no es apreciada. Los jóvenes, ahora están aplastados entre la cultura de la homogenización y el ambiente local circunstante y su especial impostación cultural en la cual viven. (Todo esto pone un dilema en términos de su identidad y socialización.

Son fuentes de graves preocupaciones el exclusivismo y el extremismo surgidos recientemente en Charlottesville, en América, que se reflejan por otros lados del mundo y en modos diferentes. El documento habla de solo tres tipos de vocación: matrimonio, ministerio ordinado y vida consagrada. Esto podría excluir a otras personas que no estén en estas categorías. Es inevitable revisitarlas a la luz de los signos de los tiempos, de modo que no se excluya a ningún grupo, dado que el documento habla de misión.

“Arriesga, quien no arriesga no camina”, es la norma del neo-liberalismo. El joven está preparado para el riesgo en los campos en los cuales está en la búsqueda de significado. La vulnerabilidad ofrece oportunidades de explorar nuevos caminos, así como en las incertezas y las vulnerabilidades presentes en el documento que ofrecen oportunidades para la misión.

Guiar a los jóvenes tras las huellas de los discípulos necesita de una nueva lectura de las sagradas Escrituras, teniendo presente los signos de los tiempos. Es esencial discernir en términos de elección de vida a la luz del Evangelio. Pero la misión no es bautizar al joven, sino más bien encontrar una misión para trabajar con los jóvenes que se sienten que están fuera de la grey, estar abiertos hacia ellos en vez de dar tantas lecciones, escucharlos tratando de escuchar a Jesús que es un joven, de tal modo que se pueda comprender la misión.

Glorificar el sufrimiento podría no llevar agua al propi molino y la mayor parte de los teólogos feministas podrían no concordar sobre el argumento, dado que lo consideran basado en el género. Glorificar el sufrimiento es un instrumento usado por los opresores para justificar la opresión. Unir la misión a la del sufrimiento podría no atraer a los jóvenes, dado que ellos luchan por la igualdad.

Interpretar la misión usando los viejos instrumentos disponibles sería como decir querer usar viejos remedios para tratar nuevas enfermedades.

 

*Hermana de la Holy Family de la provincia de Colombo y activista entre los jóvenes

 

(Se contó con la colaboración de Melani Manel Perera)

 

   

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”