27/09/2021, 12.56
LÍBANO
Enviar a un amigo

De Jbeil a Annaya, miles de personas marcharon para rescatar al Líbano

de Fady Noun

Una serie de "pequeños milagros" llevó a la organización de una procesión que reunió a cristianos y musulmanes. Hace pocos meses, una mujer cristiana de 38 años lanzó la propuesta en las redes sociales, y recibió un creciente apoyo . El trayecto de la marcha concluyó con una misa en el monasterio de San Charbel. Las pancartas y estandartes fueron donados por un chií de Jbeil.

Beirut (AsiaNews) - Lara Noun (38 años) todavía no puede creerlo. Esposa de un abogado de Michmich (Jbeil) y madre de cuatro hijos, esta joven, responsable de Comunicación en el Ministerio de Finanzas libanés, se sorprendió del extraordinario éxito de su iniciativa. Una marcha en la que una multitud, humillada por la política y oprimida por el costo de la vida, recorrió en oración durante seis horas los 16 km que separan a Jbeil del monasterio de Annaya.

El proyecto, admite, comenzó con un perfil bajo, en el mes de julio: compartió una publicación en Facebook y se hizo viral. Se desahogó de una manera que califica de "cándida", aludiendo a los días más desafortunados y difíciles del Líbano. Mencionó que  "la carretera entre Jbeil y Annaya se puede recorrer sin necesidad de combustible” y que “la entrada al monasterio es gratuita, al igual que las bendiciones que todos podrían llevarse".

La mujer subraya que jamás creyó que algún día se concretarían estas imágenes, que ella había utilizado de forma figurada. Sin embargo, en agosto, la esposa de un hombre de Trípoli tocada por la gracia de la intercesión de San Charbel le preguntó por teléfono cuándo tendría lugar la "procesión" que había anunciado.

Lara Noun explica que en realidad fue obra de un malentendido en torno a la palabra árabe "massima", que significa "procesión" -para hablar, en sentido figurado, de un "camino de oración" para la sanación del Líbano. Sin embargo, añade, en pocos días se lanzó en Facebook la convocatoria para una procesión entre Jbeil y Annaya, cuyo perfil es únicamente "nacional, religioso y en nombre de la unidad".

"La noche en que se publicó la convocatoria, no dormí", cuenta Lara. El teléfono sonaba sin parar. El apoyo se multiplicaba a un ritmo vertiginoso. En los días siguientes, tras un acuerdo entre el superior del monasterio de Annaya, el padre Tannous Nehmé, y el municipio de Jbeil, se formó un comité para coordinar todos los detalles de la procesión. Lugares de reunión, transporte, pancartas, velas, banderas con los colores del Líbano, fotos de San Charbel, logística de carreteras, cobertura de los medios de comunicación, pausas para un refrigerio y para refrescarse. La fecha del 25 de septiembre se eligió por pura conveniencia. "Todo se creó como por arte de magia; no me deben nada, soy una mujer común y corriente", dice Lara Noun, que ha recibido el apoyo de todo el Líbano, así como de la diáspora: Estados Unidos, Australia, Sudáfrica, Bahrein, Jordania, España, Suecia, etc.

 

Un chiíta que le "debe mucho" a San Charbel

De modo que el domingo llegaron decenas de autobuses procedentes de todo el Líbano, incluyendo Zahlé, Trípoli y la zona fronteriza del sur: Ain Ebel y Debel. Según los organizadores, miles de fieles, entre ellos mujeres musulmanas con velo, participaron en la procesión. Los organizadores añaden que el transporte en autobús fue costeado por dos empresarios y un ex alcalde de Jbeil. Al menos 300 scouts maronitas se ocuparon de que todo se desarrollara en orden. Y también se contó con la presencia (por demás simbólica) de la Cruz Roja, Protección Civil y la policía municipal de Jbeil. Lara Noun está orgullosa de las pancartas que inundaron la calle: fueron donadas por un chií de Jbeil, Nidal Hamadé. El hombre se contactó con ella y le explicó que él "le debe mucho a San Charbel". 

"El camino de Jbeil unió lo que estaba dividido", dice Lara Noun. ¿Un milagro? No, una serie de "pequeños milagros" que se organizaron para crear, casi de la nada, una procesión en la que participaron varios miles de fieles, como confirman los organizadores. En la carretera de Annaya, la procesión se extendió al ritmo de los manifestantes. La multitud no llegó al monasterio hasta la puesta de sol. Y con una misa celebrada por el padre Louis Matar, custodio de la memoria de los milagros atribuidos a San Charbel, se concluyó la jornada.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Beirut: El Parlamento otorga su voto de confianza al gobierno de Mikati. Dudas sobre las reformas
21/09/2021 13:37
El patriarca Raï ataca a Hezbolá por la importación de petróleo iraní
20/09/2021 10:25
Beirut, crisis de combustible: Hezbolá abastecerá al país con petroleros de Irán
23/08/2021 10:45
Se incendió un depósito petrolero en Zahrani. El país vuelve a tener luz tras el apagón
11/10/2021 14:00