19/10/2020, 14.46
COREA DEL SUR
Enviar a un amigo

El fenómeno de BTS que siguen cientos de millones de personas

de Martino Oh Sejeong

Un especialista en pastoral juvenil explica las razones de la gran cantidad de seguidores de la Boy Band: no son "ídolos fabricados", sino autores de sus canciones y coreografías; hablan del dolor, pero son optimistas, e insisten en un compromiso con la sociedad. A menudo son los padres los que acercan a sus hijos para que se conviertan en fans de BTS. Sintonía con el Papa Francisco.

Seúl (AsiaNews) - El fenómeno de BTS, el grupo musical surcoreano que recientemente empezó a cotizar en la bolsa de valores, está haciendo subir sus acciones hasta las nubes. Pueden contar con que lo siguen cientos de millones de personas en todo el mundo, que asisten extasiados a sus conciertos, en altavoz y ahora en streaming. Este fenómeno también plantea interrogantes a los sociólogos y a los responsables eclesiales de la pastoral juvenil. Por eso le preguntamos al padre Martín Ho Sejeong, especializado en pastoral juvenil de la diócesis de Daejeon, su opinión sobre las razones del éxito de este grupo de siete jóvenes. Esto fue lo que nos respondió por escrito:

“¡Es autenticidad y empatía!”. Antes de escribir este artículo, envié un mensaje a una joven simpatizante de ARMY, "el ejército mundial" de los fans de BTS, para preguntarle: "¿Por qué te gustan los BTS?". Su respuesta fue: "¡Es autenticidad y empatía!" ¿Cómo explicar esta respuesta?

Se han intentado muchos análisis sobre el fenómeno BTS, pero el más confiable es el de un crítico musical coreano, Kim Youngdae. Basándose en la comprensión histórica, cultural y antropológica de la música pop, escribió un libro sobre el fenómeno BTS: BTS the review. A Comprehensive Look at the Music of BTS. ARMY lo confirmó como un crítico musical verdadero y creíble.

Según Kim, tanto BTS como otros grupos de K-pop (música pop coreana) han heredado la genealogía de Boy Group, que comenzó en Estados Unidos en la década de 1950, fue importado a Japón en la década de 1980 y floreció en Corea en la década de 1990. La característica más importante de esta genealogía es el fuerte poder del productor de las principales agencias. Permítanme explicarles: jóvenes guapos, seleccionados por el productor, interpretan durante años canciones y bailes que les proporciona el mismo productor o sus colegas de las agencias. En esta estructura es difícil evitar el Bubblegum Pop, que es una música apta para el neoliberalismo, una música comercial, en la que no hay espacio para comprender el peso de la vida o la verdad.

BTS también es una Boy Group y su agencia también tiene productores y especialistas. Sin embargo, esa agencia era una empresa relativamente pequeña que no pertenecía a las grandes empresas, y el rol del productor y de los especialistas se limitaba a sumar un poco de profesionalismo a sus actividades musicales y actuaciones.

Esa es la diferencia con respecto a otros grupos y otras agencias, que por esa razón se definen como una "fábrica de ídolos", que a su vez producen un "ídolo fabricado" (factory idol).

En cambio los miembros de BTS, como son los creadores de su música y sus actuaciones, pudieron incluir en sus canciones y bailes narraciones auténticas de la vida concreta. Y son naturalmente empáticos con los jóvenes contemporáneos. Para ser más precisos: caminando junto con el productor y los especialistas, los integrantes de BTS han sido sujetos de su actividad creativa, y pudieron narrar las dificultades y los sufrimientos que comparten sus coetáneos, como habitantes del mismo mundo neoliberal que los explota como instrumentos de producción o para maximizar las ganancias. Al escuchar y ver su música, los jóvenes sienten que caminan junto con BTS. Este camino también conduce al servicio. Cuando canta sobre su sufrimiento, BTS no cae en el pesimismo, sino que lo hace con optimismo. Ese optimismo se concreta, por ejemplo, colaborando con UNICEF en una campaña para poner fin al acoso, o apoyando otras campañas de la ONU. ARMY, que sigue de cerca las actividades de BTS, también participa en ese servicio a la sociedad.

Este aspecto positivo trae consigo el apoyo de los padres. A veces, los padres son los primeros fans de BTS y ellos mismos lo presentan a sus hijos. Por eso se puede decir que la clave del éxito es ese caminar juntos de BTS con el productor y con ARMY.

En octubre se difundió la noticia de que su agencia, Big Hit Entertainment, iba a cotizar en la Bolsa de Valores de Seúl. Se han escrito muchos artículos y análisis sobre los consiguientes efectos económicos. Sin embargo, cuando escuché la noticia pensé que lo importante sería que los intereses de los accionistas no se convirtieran en un obstáculo para la autenticidad y la empatía.

En su Exhortación apostólica Christus vivit, profundizando la enseñanza sobre la subjetividad de los jóvenes, el Papa Francisco afirma: "Son precisamente los jóvenes quienes pueden ayudarla [a la Iglesia] a mantenerse joven, a no caer en la corrupción, a no quedarse, a no enorgullecerse, a no convertirse en secta, a ser más pobre y testimonial, a estar cerca de los últimos y descartados, a luchar por la justicia, a dejarse interpelar con humildad.”(Christus vivit, 37).

Cuando se escuchan las canciones, las declaraciones y las actividades de BTS y ARMY, resulta evidente la armonía con las enseñanzas del Santo Padre. Lo importante es comprender y hacer madurar esta subjetividad de los jóvenes.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La boy-band BTS crea riqueza en Corea, pero problemas con China
15/10/2020 14:58
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
¿BTS en la inauguración de Yoon? Estalla un caso sobre el k-pop en Seúl
07/04/2022 13:26
Card. Gracias: Como Madre Teresa, los jóvenes tienen sed de sed de servicio por los pobres
06/09/2019 10:16


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”