07/12/2021, 14.03
TURQUÍA
Enviar a un amigo

Inflación y guerra de números. Ankara impide el acceso a la oficina de estadísticas

Los guardias de seguridad prohibieron el ingreso a la sede del TUIK a Kemal Kilicdaroglu, uno de los principales líderes de la oposición. Los críticos acusan a la institución de falta de transparencia y credibilidad. En Estambul, el incremento anual de los precios ronda el 50%, la inflación afecta principalmente a los bienes de primera necesidad y el combustible.

 

Estambul (AsiaNews) - Las cifras proporcionadas por el gobierno turco sobre la inflación -que junto con el derrumbe de la lira desencadenaron protestas en las calles- se han convertido en un elemento de tensión con la oposición, que denuncia la falta de transparencia en las cifras oficiales calificándolas como "no creíbles". A todo eso se ha sumado la decisión de las autoridades de impedir el acceso a la sede de la Oficina Nacional de Estadística (Tuik) al diputado Kemal Kilicdaroglu, líder del Partido Republicano (Chp) y una de las figuras más autorizadas de la oposición.

El incidente tuvo lugar el pasado 3 de diciembre, pero en las últimas horas ha desencadenado nuevas protestas y el frente de la oposición acusa a la administración de Ankara de manipulación y falta de credibilidad. Algunos testigos afirman que los guardias de seguridad, sin abrir las puertas de rejas del edificio, invitaron al diputado opositor a alejarse y explicaron que la prohibición de ingresar había sido emitida por el director del instituto, que solo responde ante el presidente Recep Tayyip Erdogan.

El dramático derrumbe de la lira turca (que se redujo un 45% frente al dólar) provocó un rápido aumento de los precios y alimentó las sospechas de que el Tuik estaba manipulando las cifras para cubrir los datos reales. Erdogan hace alarde de seguridad a pesar de los números y defiende una política económica muy poco ortodoxa, que pretende mantener bajas las tasas de interés para estimular el crecimiento y las exportaciones con una moneda competitiva. Según los economistas, la inflación se controla subiendo los tipos de interés, política que el presidente turco considera "un mal que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres".

Por su parte un grupo de economistas independientes, reunidos en el Inflation Research Groups (y denunciados penalmente hace pocos meses por el Tuik en razón de las críticas que expresaban), dio a conocer una serie de datos que contradicen ampliamente los oficiales. Es un tema controvertido y nada irrelevante, porque los datos sobre la inflación determinan el aumento de los salarios y pensiones, así como los alquileres y los impuestos. El aumento de la inflación ha erosionado el poder adquisitivo de la mayoría de los trabajadores y en el país hay cerca de 20,5 millones de personas que viven con un salario fijo, mientras otras 10 millones, entre ellas viudas, ancianos y huérfanos, dependen de las pensiones o los subsidios del Estado.

En sus declaraciones sobre la prohibición de ingreso a la sede de la oficina de estadísticas, Kilicdaroglu afirmó que los datos que esta proporciona de ninguna manera son confiables y denunció a la institución por un episodio "sin precedentes en la historia republicana". Inmediata y furiosa fue la respuesta del gobierno por boca del ministro del Interior, Suleyman Soylu, quien acusó al líder de la oposición de "emular" a terroristas y matones con la frustrada pretensión de "irrumpir" en la sede del Tuik. Este fue respaldado por el mismo Erdogan según el cual los directivos de la institución deben rendir cuentas solo ante "el presidente y los ministros competentes".

Mientras tanto, no hay señales de que vaya a terminar la escalada de precios, como lo demuestran las cifras recientemente publicadas sobre Estambul, la capital económica y comercial del país. El costo de vida aumentó un 50,18% anual y solo los alquileres registraron un incremento del 71,43%. Los datos de la IPA (Agencia de Planificación de Estambul) se basan en una canasta de 321 productos analizados en 3 mil puntos diferentes de la metrópoli: el aceite de girasol registra un aumento del 137,59%, la harina de trigo + 109,14%, el combustible + 102,72%, el azúcar 90,71% y los huevos 40,21%. El sector que registró la mayor tendencia al alza es "ocio y cultura" con un 21,11%. Veysel Ulusoy, miembro ejecutivo del Inflation Research Group (Enag), considera que la inflación "está alcanzando niveles incontrolables".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Se derrumba la lira turca, aumenta la inflación. Los ciudadanos salen a las calles contra Erdogan
24/11/2021 14:32
Bicentenario de la guerra de independencia griega: una lección para Rusia y Turquía
25/03/2021 18:02
Los universitarios desafían a Erdogan: duermen en los parques por la suba de alquileres
05/10/2021 10:58
La inflación y la crisis económica hunden a la clase media turca
13/01/2022 12:40
Santa Sofía convertida en mezquita: una apuesta satánica
14/07/2020 11:47


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”