02/12/2021, 12.12
INDONESIA
Enviar a un amigo

Kalimantan Occidental, deforestación y cultivo intensivo en el origen de las inundaciones

de Mathias Hariyadi

Un fraile capuchino dirige un grupo de voluntarios que distribuyen ayuda en las zonas más afectadas del distrito de Kapuas Hulu. Las lluvias, alimentadas por la Niña, no dan señales de disminuir. Una de las causas de las inundaciones es la deforestación progresiva de la zona durante la última década. Se han talado enteras superficies boscosas para dar lugar a plantaciones de palma.

 

Yakarta (AsiaNews) - En muchas zonas de la diócesis de Sintang, en la provincia indonesia de Kalimantan Occidental, no hay indicios de que vaya a terminar la emergencia por las inundaciones y la mayoría de ellas siguen cubiertas por uno o dos metros de agua. Contactado por AsiaNews, el fraile Stephanus Paiman, de la orden capuchina franciscana de Pontianak, que trabaja en la zona afectada, señala que las áreas más preocupantes se concentran "en el distrito de Kapuas Hulu", sobre todo "Silat Hulu y Pasar Lanjak". El religioso dirige un grupo de voluntarios, el Pontianak’s Humanitarian Volunteer Forum (Frkp), que en estos días ha concentrado sus esfuerzos en entregar ayuda humanitaria a las poblaciones más dañadas y que no cuentan con los medios básicos de subsistencia.

Utilizando canoas motorizadas, los equipos de FRKP llegaron a las zonas más remotas y distribuyeron las donaciones que reunieron en Pontianak, en colaboración con la Universidad Católica Widya Dharma (Ukdw), para destinarlas a la diócesis de Sanggau. “En Putussibau y Kapuas Hulu siguen las lluvias intensas - explica fray Paiman. Comenzaron anoche y “continuaban en la madrugada de hoy”; eso podría determinar "que suba aún más el nivel del agua".

La emergencia comenzó el 21 de octubre. Ya ha pasado más de un mes y continúa. Algunas áreas están completamente cubiertas por el agua. El presidente de Indonesia, Joko "Jokowi" Widodo, informó que se ha perdido gran parte de la "cuenca de captación de agua" en Sintang, y al mismo tiempo anunció una gigantesca obra de reforestación tras años de tala indiscriminada.

Nicodemus Ale, director ejecutivo de Walhi (una de las asociaciones ambientalistas más importantes del país) en Kalimantan Occidental, se refirió a las diversas causas concurrentes que han provocado la emergencia. La primera es que la ciudad de Sintang se encuentra en la confluencia de cuatro grandes ríos - Melawi, Kapuas, Kayan y Ketungan - que tienden a desbordarse cuando aumentan las lluvias; el fenómeno se agudiza con la presencia de la Niña, que ha incrementado la intensidad de las precipitaciones; por último, la campaña de deforestación masiva que ha sufrido la provincia de Kalimantan Occidental en la última década, relacionada principalmente con “la conversión de áreas boscosas en plantaciones de palma (4,4 millones de hectáreas), proyectos mineros (500 hectáreas)  y proyectos industriales (600 hectáreas)".

Las inundaciones de noviembre en la diócesis de Sintang constituyen la peor catástrofe natural en la región en los últimos 40 años. Pero la emergencia de las inundaciones también afectó las zonas de Palangka Raya y otras ciudades de la provincia de Kalimantan Central; y antes las lluvias récord también habían provocado emergencias y daños en Samarinda, la capital de la provincia de Kalimantan Oriental, y en Banjarmasin, en Kalimantan del Sur.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Syntag, la solidaridad de los católicos que asisten a los inundados
22/11/2021 13:08
Aumentan las víctimas y los evacuados en Yakarta. Ambientalistas: ignoradas las campanas de alarma
04/01/2020 18:32
Uttarakhand, al menos 46 muertos por las inundaciones, monzones cada vez más intensos
20/10/2021 14:35
Ex seminarista del PIME asistiendo a los inundados de Kerala: junto con el dolor, la armonía y el amor
22/08/2018 14:52
Tras las lluvias, los japoneses afrontan el calor del verano sin agua corriente
13/07/2018 09:33


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”