23/08/2016, 13.52
CHINA
Enviar a un amigo

La disminución de la población católica en China y su impacto en la Iglesia

de Anthony Lam Sui-ky

El Dr. Anthony Lam Sui-ky, investigador del Holy Spirit Study Centre de la diócesis de Hong Kong y un gran experto de la Iglesia en China, analiza el “fenómeno del Plateau” que está afectando a los fieles en el país. Después de un gran florecimiento de bautismos y vocaciones, los números muestran una desaceleración que se mantiene estable - pero estancada – en el número de la comunidad católica: los fieles son ahora aproximadamente 10,5 millones. La Iglesia oficial y la no oficial tienen el mismo dilema y deben trabajar juntos para superarlo. Cortesía de Trípod, traducción de AsiaNews.

Hong Kong (AsiaNews) - Desde el año 2000, la Iglesia católica en China ha enfrentado una serie de desafíos. Entre estos, el descenso en el número de la población católica es sin duda uno de los más significativos. El estancamiento del crecimiento de la población católica está acompañada en el envejecimiento de los fieles. Y esto trae consigo una crisis en el número de vocaciones.

En el 2000 nadie se preocupaba de las vocaciones. En ese momento la gente sólo se comprometía en encontrar una manera de construir recintos y cada vez más grandes seminarios, para dar cabida al número de seminaristas en constante crecimiento. Sin embargo, durante los siguientes diez años, este número se ha reducido significativamente.

El crecimiento de la población católica y su declive

La Academia China de Ciencias Sociales publicó en 2010 el "Libro Azul sobre" las religiones, aparecido el 11 de agosto de ese año. El texto contiene estadísticas sobre la pertenencia a la Iglesia católica y protestante. En el momento se trató de una gran decisión [publicar los números, ndt], y luego hablamos con nuestros lectores.

De acuerdo con la publicación "hasta el 10 de diciembre de 2010, existían en China 3.397 miembros del clero católico (obispos, sacerdotes y diáconos). Esta cifra comprende los 3.268 sacerdotes residentes en unos 100 diferentes diócesis. En China continental, había 10 seminarios mayores con 628 miembros; 106 conventos con 5.451 hermanas que ya habían pronunciado sus votos; 30 seminarios de preparación con 630 participantes. Había alrededor de 350 miembros de las congregaciones religiosas masculinas; 5,967 iglesias y centros de oración dispersos en todo el país. Según estadísticas incompletas, China tiene cerca de 5.714.853 católicos" (cfr. Blue Book 2010, p. 98).

Lo que hace este texto diferente del pasado es el hecho de que los investigadores que lo realizaron "han tenido en cuenta algunas circunstancias especiales. Por lo tanto se espera que el número real de los católicos en la China continental pueda superar los 6 millones de unidades "(cfr. Ibid). Y, añade el "Libro azul", después de 400 años de desarrollo [es decir, de la llegada de Matteo Ricci y sus compañeros] "el número podría oscilar entre 6 y 12 millones" (cfr. Blue Book 2010, p. 107).

Curiosamente, la diferencia entre nuestros datos y los oficiales siguen siendo bastante estable. En 1998 se propuso por primera vez un número para la población católica en China: cerca de 8 millones. El gobierno lo sitúa en torno a 3,5 millones. Entonces la relación entre las dos previsiones era de 2,3 católicos contra 1. En el año 2005 he fijado la presencia china en alrededor de 12 millones; para el gobierno - de acuerdo con "中國 天主教: 第七屆 代表會議 專輯" 2004 p.6 - era de 5,3 millones. La proporción no se vio afectada.

Los datos presentados demuestran que incluso en la actualidad la proporción entre los números y las oficiales se mantienen estables. Es probable que ambas partes hayan utilizado métodos de búsqueda validos: la discrepancia entre los números se debe a otras cuestiones. Porque de hecho son diferentes las definiciones de "iglesias oficiales y no oficiales," pero también el "mercado negro de la población" [nacidos no registrados que viven en el país, ndt] y otros.

Sin embargo, es una buena cosa que el "Libro Azul" de 2010 esté de acuerdo en afirmar que "el número real de los católicos en China podría superar los 6 millones". Esto demuestra que quieren enfrentarse a la realidad de una manera más pragmática.

El "fenómeno del Plateau"

Con el término “fenómeno del Plateau" indica una comunidad que ha experimentado un rápido desarrollo, pero no ha logrado mantenerlo estable. Y cuando los nuevos miembros de esta comunidad simplemente reemplazan a los que se pierden, sin hacer crecer el grupo. Gracias a una serie de datos que he recogido, se puede decir que no más tarde al año 2000, la Iglesia católica en China ya había entrado en el fenómeno del Plateau".

Si tomamos como base el número de 12 millones de fieles, y consideramos que la esperanza media de vida en China es de 75,6 años - suponiendo que la edad promedio de cada bautizado es de 18 años - a continuación, se puede calcular que cada año la Iglesia necesita 210 mil nuevos bautismos con el único objetivo de cubrir la "pérdida" natural. Esto no incluye el drenaje de los fieles a otras religiones o sectas, como el famoso "Oriental Lighting ".

La Iglesia oficial china afirma que todos los años - en el período comprendido entre 2004 y 2010 - se han realizado entre 90 mil y 100 mil bautismos. Si a éstos se suman los números de la Iglesia no oficial, se llega a un número total de nuevos fieles que llega tan sólo para cubrir lo necesario. La tabla a continuación representa los datos Faith Press.

Año

Número de nuevos bautizados celebrados en Pascua

2011

20,000

2012

22,000

2013

16,000

2014

24,000

2015

19,554

Si añadimos a estos números los otros bautismos celebrados en el resto del año, vemos que la iglesia oficial podría alcanzar entre los 30 mil a 35 mil nuevos católicos al año. En comparación con las cifras correspondientes al período entre 2004 y 2010 - entre 90 mil y 100 mil bautismos cada año - se observa una evidente disminución de la población católica.

Teniendo en cuenta las diversas estadísticas, y después de una serie de entrevistas que realicé en el verano de 2014, podemos decir que hoy, los católicos en China son de aproximadamente 10,5 millones (es decir, el 0,77% de la población total). Un colega mío ha realizado un cálculo, con diferentes parámetros, llegando a fijar "entre 9 y 12 millones" los fieles chinos. Estos datos coexisten bien.

El 13 de abril de 2015, la Gallup Internacional - que agrupa a 75 organizaciones independientes que operan en el mundo de las encuestas - publicó un informe sobre la investigación realizada en 65 zonas o países en el periodo comprendido entre septiembre y diciembre de 2014. El tema fue el factor religioso.

Según el informe, la nación menos religiosa entre los tenidos en cuenta fue China: aquí el 61% de los encuestados se define como "ateo", alrededor de dos veces más que cualquier otra nación, mientras que el 29% se describe como "no religioso". Sólo el 7% de los encuestados chinos se definió religioso.

Otra fuente de datos que merece atención es la Encuesta sobre el panorama religioso realizada en 2007 por el Pew Forum on Religion & Public Life. Publicado en 2008, el texto mostró que el 14% de los adultos encuestados chinos se definió religioso, y que los católicos representaron el 1% de la población. De acuerdo con la encuesta de Gallup en 2014, los fieles católicos son 0,5%.

Decadencia y caída de las vocaciones

La disminución de la población católica ha dado lugar al descenso en el número de vocaciones, no obstante pasarán algunos años antes de que veamos el fenómeno en toda su amplitud. En los últimos 15 años las vocaciones sacerdotales y religiosas en China han sufrido fuertes golpes. El siguiente gráfico refleja la disminución de las vocaciones entre los jóvenes hombres.

 

Año

Seminaristas de la Iglesia oficial

Seminaristas de la Chiesa no oficial

Total

Mayores

Menores

1996

1000

600

700

2300

1998

1000

600

800

2400

2000

900

700

800

2400

2002

870

800

800

2470

2004

710

740

800

2250

2006

650

530

400

1580

2008

610

550

400

1560

2010

630

600

550

1780

2012

533

490

450

1473

2014

560

400

300

1260

 

Pasemos ahora a las vocaciones femeninas. La situación es aún peor.

Año

Hermanas en formación

Total

Iglesia oficial

Iglesia no oficial

1996

1500

1000

2500

1998

1500

1000

2500

2000

1500

1000

2500

2002

900

900

1800

2004

600

600

1200

2006

320

230

550

2008

200

200

400

2010

100

100

200

2012

50

100

150

2014

50

106

156


Los números de las ordenaciones

En China no es fácil de preparar estadísticas completas y concretas para las comunidades católicas no oficiales. Durante la década comprendida entre 1999 y 2008, el número total de ordenaciones en la comunidad no oficial se ha estimado en alrededor de 280 unidades.

Desde el punto de vista de la Iglesia oficial, durante el mismo período, las ordenaciones eran 560. En promedio, cada año se ordenó a unos 50 hombres jóvenes. La cifra no es enorme, pero no es demasiada pequeño. Lo que hace alarmantes estos números es que en años anteriores las órdenes eran más. De 1999 a 2004 todos los años se cuentan en promedio entre 70 y 80. Desde entonces, las cifras han disminuido de manera constante.

El número de ordenaciones depende del número de vocaciones. El "fructífero" número de órdenes de principios del siglo XXI es sólo el lado inferior del florecer religiosos que se produjo a finales del siglo XX. Siguiendo la declinación, podemos esperar en el futuro un número de ordenaciones a ciencia cierta no optimista. A continuación el diagrama de las ordenaciones (en las comunidades oficiales y subterráneos) celebradas desde el año 2000.

 

Año

Número de ordenaciones

2000

134

2001

110

2002

171

2003

  87

2004

164

2005

  89

2006

 76

2007

 82

2008

 40

2009

 47

2010

 65

2011

 46

2012

 78

2013

 66

2014

 78

 

Conclusiones

Ciertamente, la disminución de las vocaciones es el resultado de varias causas, incluyendo algunas de carácter político. Sin embargo, los datos presentados me llevan a prestar atención a los siguientes puntos:

  1. Mientras disminuye el número de vocaciones, es necesario reforzar el trabajo de formación de sacerdotes jóvenes. En el pasado, los seminarios se enfrentaban a problemas educativos muy complicado y no escatimaban esfuerzos para conseguir una mejor educación. Hoy hay que recuperar este desnivel.
  2. Deberá también mejorarse la formación de los laicos. Mientras disminuyen los nuevos sacerdotes, algunos de los trabajos en muchas comunidades católicas podrían ser asignados a ellos. Por lo que necesitan el derecho a una buena preparación.
  3. Deberá fomentarse las vocaciones adultas. Encontrar seminaristas es un trabajo en todos los ámbitos, no debería tratarse sólo para los jóvenes. A medida que China se convierte en una sociedad de "clase media", muchos profesionales podrían reconsiderar sus vidas y tal vez considerar un nuevo camino. En este grupo de personas, tal vez se siembre algunas semillas de vocación. La Iglesia les debe dar el apoyo necesario, proporcionar ayuda discernimiento espiritual y profesional.
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Crece el número de católicos coreanos: +48,6% en los últimos 20 años
15/01/2020 13:27
Bangkok, ‘entusiasmo y participación’ de los católicos en las fiestas de Pascua
24/04/2019 18:46
El clero indonesio entre jóvenes y familias católicas, para promover la vida consagrada (Foto)
27/04/2018 21:18
P. Cagnasso: hace 30 años, el PIME recibía misioneros locales, para una Iglesia universal
06/03/2019 13:11
La Iglesia uzbeka ‘está al servicio de todos y aguarda la llegada de nuevos sacerdotes’
28/12/2018 18:44