11/11/2020, 15.08
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Los cristianos celebran al P. Mike, profeta y mártir de Sri Lanka

de Melani Manel Perera

33 años después de su asesinato, grupos cristianos se reunieron en videoconferencia para recordar al sacerdote. Una personalidad comprometida con la defensa de los más débiles y oprimidos, que no temía denunciar abusos y opresiones. Para muchos, introdujo "una nueva manera de ser cristiano".

 

Colombo (AsiaNews) - Ayer, 33 años después de su muerte, grupos cristianos recordaron al P. Michael Rodrigo, el sacerdote católico asesinado a tiros el 10 de noviembre de 1987. Debido a las medidas de distanciamiento y prohibición de reuniones vigentes en tiempos de pandemia de coronavirus, los fieles organizaron una videoconferencia transmitida en Zoom para rendir homenaje a quien muchos consideran un "profeta y mártir de la Sri Lanka moderna".

El sacerdote fue una de las voces más autorizadas de la historia de Uva Wellassa-Monaragala. Abandonó la vida tradicional de sacerdote para trasladarse al pueblo de Uva Wellassa y vivir una existencia más práctica y concreta, defendiendo personalmente a los más débiles y oprimidos de la zona de Buttala y los pueblos vecinos. El P. Mike fue asesinado en su casa de Buttala, más conocida como “Suba Seth Gedara” (la Casa de los que desean el bien), por su abierta lucha contra las injusticias perpetradas contra los más pobres.

En posesión de dos títulos universitarios, el sacerdote dio un giro a su vida al abandonar su profesión de docente en el seminario nacional para vivir como un pobre entre los más pobres. Estaba convencido de que el diálogo interreligioso y entre personas de diferentes creencias y opciones era el único camino a seguir para los católicos de Sri Lanka. Una personalidad polifacética y prominente, un líder, un defensor de los derechos, un hombre de fe y, al final, un mártir.

A continuación, la memoria del P. Mike confiada a AsiaNews por tres destacadas personalidades católicas de Sri Lanka.

P. Nandana Manatunga, director del Departamento de Derechos Humanos de la Diócesis de Kandy

Aunque sabía que su vida estaba en peligro, no quiso huir y abandonar a su gente. Por el contrario, permaneció con ellos hasta que lo mataron, en el mismo momento en que estaba celebrando una misa. Nunca encontraremos otro sacerdote como el P. Mike en Sri Lanka, porque supo desafiar el pecado hasta su esencia estructural y por eso pagó el precio con su vida. Hoy nadie se atreve ni tiene el valor suficiente para desafiar a los líderes corruptos; hasta los que se dicen líderes religiosos de nuestro país van detrás de los políticos [corruptos] para obtener beneficios personales.

Hermano Rehan Derick Fernando SJ, activista de derechos humanos

Lo nuestro no es una conmemoración ni un recuerdo, sino una celebración. Sus conocimientos y su capacidad profesional, junto con su sabiduría, han sido de gran beneficio para los pobres y oprimidos de Sri Lanka. Esta es precisamente la mejor cualidad que poseía y la que yo más admiraba de él. [El padre Mike] no solo estudió la realidad de las personas con las que interactuaba, sino que fue en primera persona a la periferia [del mundo] para estar verdaderamente al completo servicio de los pobres.

P. Sherard Jayawardana, profesor y activista de derechos humanos

La visión y misión del P. Mike constituyen un desafío para todos los cristianos, especialmente para los sacerdotes de esta tierra. Él se hizo pobre para apoyar la vida de los más pobres de este país, sobre todo los habitantes de las aldeas de la zona de Buttala, tanto hombres como mujeres. Se comprometió personalmente en el diálogo interreligioso, desde los niveles más bajos hasta los más altos. Y siempre defendió a los más débiles y oprimidos. El P. Mike estuvo al lado de los campesinos y aldeanos que se manifestaron contra las injusticias relacionadas con los proyectos de desarrollo que promovía la Palawatta Sugarono Corporation. Y comprendió bien por qué los jóvenes no solo del sur sino también del norte, habían decidido tomar las armas contra el gobierno. Él nos abrió los ojos a las injusticias cometidas contra los tamiles del norte y del este, víctimas, junto con los campesinos, de los proyectos de desarrollo de las plantaciones. Por último, el sacerdote mártir introdujo en Sri Lanka una nueva forma, una nueva manera de ser cristiano

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Caritas Colombo promueve la coexistencia interreligiosa
03/08/2017 13:36
Ayuda de la India a los peregrinos al santuario de Madhu
15/03/2021 14:24
Navidad en Kandy: la comunidad católica ayuda a los necesitados (VIDEO)
29/12/2020 14:36


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”