23/01/2016, 12.26
BANGLADESH
Enviar a un amigo

Obras de misericordia en Bangladesh: desde hace 40 años un católico sepulta gratis a sus parroquianos

de Sumon Corraya

El hombre, llamado Shibu Gomes, tiene 55 años de edad. En su vida él ha enterrado a al menos 95 personas. Cuenta la ardua labor en el cementerio, "donde para cada tumba se debe remover casi una tonelada métrica de tierra". Se necesitaría la ayuda de otra persona, "pero ¡sólo para asegurarse de que no me quedo enterrado, vivo cuando estoy excavando!".

Dacca (AsiaNews) - Él trabaja todos los días con esmero en tierras de cultivo, pero cuando lo llaman a enterrar a un fiel de su parroquia, detiene cualquier trabajo y sigue a los familiares de los fallecidos. Es Shibu Gomes, un católico de 55 años, que hace 40 años entierra de forma gratuita a los católicos de la iglesia de Bonpara en Natore, en la diócesis de Rajshahi. Su contribución es vital para la comunidad, y los parroquianos confían en la ayuda voluntaria de este buen católico, que desde hace años lleva a cabo una de las obras de misericordia corporales subrayadas por el Papa Francisco para el Jubileo.

Shibu vive en el pueblo de Bahimaly, a dos kilómetros de distancia de la iglesia, y es descripto por todos como alguien que está "siempre con una sonrisa." Él viene de una familia pobre y no pudo estudiar, y ahora está casado y tiene tres hijos. Le dice a AsiaNews: "A lo largo de mi vida he cavado las tumbas de al menos 95 personas. Hago todo esto de forma gratuita y están muy contentos con mi trabajo voluntario".

"Un día yo también voy a morir - dice - y por eso me insto a mí mismo para no ser deshonesto, prepotente y no causar dolor a los demás. El consejo que puedo dar a todos es vivir honestamente, porque cuando morimos no podemos llevar nada con nosotros, sino que vamos a dejar todo en la tierra. Todos son iguales en el descanso eterno".

Shibu también dice que el trabajo voluntario que realiza es agotador: "No es fácil cavar un pozo. Para cada tumba se debe extraer casi una tonelada de tierra. A menudo me encuentro incluso con los huesos de los muertos en el cementerio, pero no tengo miedo. Sólo necesito a otra persona que me ayude mientras cavo, porque si la tierra cayera encima mio, correría el riesgo de quedar enterrado vivo".

A pesar del duro trabajo, los vecinos lo recuerdan siempre sonriente: "Él nunca tiene cara triste. Dependemos de él. Lleva una vida muy simple y él mismo tendría necesidad de una ayuda ecnómica".

Shibu concluye diciendo que ayuda a sus parroquianos desde una edad temprana. "Siempre que escuché que alguien necesitaba mi ayuda, - dice - nunca me aparté. Esta ha sido mi vocación. Espero que un día el Señor recompense mi trabajo. Nunca he estado interesado en el éxito, pero traté de ser fiel a Dios con mis acciones".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
​Papa: el espíritu del mundo nos odia, como odió a Jesús
16/05/2020 11:36
Papa: Mensaje por la JMJ, jóvenes, "no tengan miedo" de Jesús
28/09/2015
Papa: Madre Teresa, modelo de santidad para todo el mundo del voluntariado
04/09/2016 12:46
Papa: Se cierra la Puerta santa, permanece siempre abierta de par en par la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo
20/11/2016 13:07


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”