07/07/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: En la Iglesia "no hay lugar" para aquellos que cometen abusos sexuales

A un grupo de víctimas de abusos, Francisco reafirma la "tolerancia cero" en relación con quien comete algo "más que actos despreciables". "Es como un culto sacrílego, porque estos niños y niñas fueron confiados al carisma sacerdotal, para conducirlos a Dios". "Dios me conceda el coraje de seguir en este camino para el bien de los niños".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)-  En la Iglesia "no hay lugar" para aquellos que cometen abusos sexuales y todos los obispos "deben ejercitar su servicio de pastores con sumo cuidado para salvaguardar la protección de menores y rendirán cuenta de esta responsabilidad". Lo reiteró el Papa Francisco en la homilía de la misa que ha celebrado en la casa S. Marta, presente un grupo de 6 víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, a las cuales expresó su dolor y de la Iglesia y pidió perdón.

Hoy, dijo el Papa, "el corazón de la Iglesia mira los ojos de Jesús" en los niños abusados "y quiere llorar, pide la gracia de llorar". Y llora por sus hijos "que han traicionado su misión" y han abusado de "inocentes". Desde hace tiempo, "siento un profundo dolor", "dolor por el hecho que algunos sacerdotes y obispos han violado la inocencia de menores y la propia vocación sacerdotal, abusándolos sexualmente. Se trata de algo "más que despreciable". Es como un culto sacrílego, porque estos niños y niñas fueron confiados al carisma sacerdotal, para conducirlos a Dios. Y ellos los sacrificado al ídolo de sus concupiscencias.". Estos abusos, han profanado "la misma imagen de Dios, a cuya imagen fuimos creados". Estos "actos execrables de abuso cometidos a los menores han dejado cicatrices para toda la vida".

Estas heridas, continuó, "son una fuente de profunda y a menudo implacable pena emotiva y espiritual, también de desesperación". También en las familias de las víctimas de los abusos, "algunos también han sufrido la tragedia del suicidio de una persona querida". La muerte de ellos "pesa en el corazón y en mí conciencia, y en el de toda la Iglesia. A estas familias les ofrezco mis sentimientos de amor y de dolor".

"Los pecados de abuso sexual contra menores por parte de miembros del clero tiene un efecto desastroso en la fe y en la esperanza en Dios". Algunos "se aferraron a la fe, mientras para otros la traición y el abandono han erosionado su propia fe en Dios". Pero, agregó, dirigiéndose al grupo, "vuestra presencia aquí habla del milagro de la esperanza que ha vencido a la profunda obscuridad. Sin duda, es un signo de la misericordia de Dios que nosotros tenemos la ocasión hoy de encontrarnos, de adorar al Señor, de mirarnos a los ojos y d buscar la gracia de la reconciliación". "Delante a Dios y a su pueblo estoy profundamente dolido por los pecados y los graves crímenes de abuso sexual cometidos por miembros del clero en relación de ustedes. Y humildemente pido perdón". Pido también perdón "por los pecados de omisión de parte de los jefes de la Iglesia que no han respondido en manera adecuada a las denuncias de abuso presentadas por los familiares y por aquellos que fueron víctimas de abuso". Esto "trajo un sufrimiento ulterior a cuántos fueron abusados y puesto en peligro a otros menores que se encontraban en situación de riesgo"

Por otra parte "el coraje que ustedes han demostrado haciendo emerger la veradd fue un servicio de amor" por haber "hecho luz sobre una terrible obscuridad en la vida de la Iglesia. "No hay lugar en el ministerio de la Iglesia para aquellos que cometen abusos sexuales; y me comprometo a no tolerar el daño causado a un menor por parte de cualquiera, independientemente de su estado clerical". Todos los obispos, advirtió "deben ejercitar su propio servicio de pastores con sumo cuidado para salvaguardar la protección de los menores y rendirán cuenta de esta responsabilidad". Para todos nosotros "vale el consejo que Jesús da a aquellos que dan escándalo: la piedra al cuello y al mar".

El Papa Francisco también aseguró que se continuará "vigilando en la preparación al sacerdocio", contando también sobre el trabajo de los "miembros de la Pontificia Comisión para la protección de los Menores", que ayer se ha reunido. El Papa pidió "auxilio" para que sea ayudado "para hacer sí que podamos disponer de las mejores políticas y procedimientos en la Iglesia universal, para la protección de los menores y para la formación del personal de la Iglesia". "Tenemos que hacer todo lo posible para asegurar que tales pecados no se repitan más en la Iglesia".

Todos los menores, "a cualquier religión pertenezcan son los pequeños que el Señor mira con amor". "Ustedes y todos aquellos que han sufrido abusos por parte de miembros del clero son amados por Dios. Ruego para que cuánto permanezca de la obscuridad que les tocó, sea curado por el abrazo del Niño Jesús y que al daño que les han llevado sea recompensado con una fe y una alegría renovada". "Agradezco por este encuentro y por favor, ¡recen por mí!, para que los ojos de mi corazón vean siempre con claridad el camino del amor misericordioso y Dios me conceda el coraje de seguir en este camino por el bien de los niños" y para "no permitir que algún lobo entre en la grey".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El abuso de menores, el misterio de mal, que se debe afrontar dentro y fuera de la Iglesia
24/02/2019 13:07
Sor Verónica Openibo: también hay abusos sexuales en África y Asia
23/02/2019 11:54
Card. Cupich: La creciente desconfianza en nuestra leadership, por no hablar del ultraje a nuestra gente
22/02/2019 15:00
Card. Gracias: Para combatir los abusos, los obispos deben trabajar juntos y con los laicos
22/02/2019 12:23
Víctima de abusos: Una bomba de relojería en la Iglesia que está en Asia
21/02/2019 19:43


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”