21/05/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: "Si nosotros destruimos el don de lo creado, lo creado nos destruirá"

En la audiencia general el Papa Francisco invita a "todos los fieles" a rezar por los católicos chinos en el día de la Virgen de Sheshan y recuerda que el sábado se beatificará a Mario Vergara, sacerdote del Pime, y a Isidoro Ngei Ko Lat fiel laico y catequista, asesinados en 1950 en Birmania, en odio a la fe cristiana.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La invitación a rezar por los católicos chinos en el día en el cual se venera a la Virgen de Sheshan y el anuncio de la beatificación de mario Vergara, sacerdote del PIME, e Isidoro Ngei Ko Lat fiel laico y catequista, asesinados en 1950 en Birmania, en odio a la fe cristiana, han marcado la audiencia general de hoy, en la cual el Papa Francisco, continuando en su ilustración sobre los dones del Espíritu Santo, habló de la "ciencia". En tal ámbito, el Papa Francisco subrayó "el pecado" de no tutelar el "don de lo creado". "Si-agregó- nosotros destruimos el don de lo creado, lo creado nos destruirá"

A las 70 mil personas presentes en la plaza de S. Pedro, entre las cuales pasó con la jeep, el papa evidenció que la "ciencia que viene del Espíritu Santo no se limita al conocimiento humano: es un don especial, que nos lleva a recoger, a través de lo creado, la grandeza y el amor de Dios y su relación profunda con cada criatura. Cuando nuestros ojos son iluminados por el espíritu, se abren a la contemplación de Dios, en la belleza de la naturaleza y en la grandiosidad del cosmos, y no llevan a descubrir cómo cada cosa nos habla de Él, cada cosa nos habla de su amor. ¡Todo esto suscita en nosotros un gran estupor y un profundo sentido de gratitud! Es la sensación que probamos cuando admiramos una obra de arte o cualquier otra maravilla que sea fruto del ingenio y de la creatividad del hombre: frente a todo esto, el espíritu nos lleva a alabar al Señor desde lo profundo de nuestro corazón y a reconocer, en todo lo que tenemos y somos, un don inestimable de Dios y un signo de su infinito amor por nosotros".

En el primer capítulo del Génesis, justo al inicio de toda la Biblia-observó- se pone en evidencia que Dios se complace de su creación, subrayando repetidamente la belleza y la bondad de cada cosa. Al finalizar de cada jornada, está escrito: "Dios vio que era una cosa buena". Pero si Dios ve que lo creado es algo bueno y una cosa bella, también nosotros tenemos que tener esta actitud, de ver a lo creado como algo bello y bueno. He aquí el don de la ciencia, de esta belleza: alabemos a Dios, agradezcamos a Dios, de habernos dado tanta belleza a nosotros. Este es el camino. Y cuando Dios terminó de crear al hombre, no dice: "Vio que era una cosa buena, dice ¡que era muy buena!". ¡Nos acerca a Él! A los ojos de Dios nosotros somos la cosa más bella, más grande, más buena de la creación. "Pero padre, ¿y los ángeles?. No, los ángeles están debajo de nosotros. ¡Nosotros somos más que los ángeles! Lo hemos escuchado en el Libro de los salmos, ¡que nos ama el Señor!. Tenemos que agradecerlo por esto"

El don de la ciencia nos pone en profunda sintonía con el Creador y nos hace participar de la limpidez de su mirada y de su juicio. Y es en esta prospectiva que logramos entender en el hombre y en la mujer el vértice de la creación, como cumplimiento de un designio de amor que está impreso en cada uno de nosotros y que nos hace reconocer como hermanos y hermanas".

"Todo esto es motivo de serenidad y de paz y hace  del cristiano un testigo gozoso de Dios, en la huella de S. Francisco de Asís y de tantos santos que han sabido alabar y cantar su amor a través de la contemplación de lo creado. Al mismo tiempo, el don de la ciencia nos ayuda a no caer en algunas actitudes excesivas o equivocadas. La primera está constituida por el riesgo de considerarnos dueños de lo creado. Lo creado no es una propiedad, de las cual podemos disponer a nuestro gusto y antojo; ni tanto menos, es una propiedad sólo para algunos, para pocos: lo creado es un don, es un don maravilloso que Dios no dio, para que lo cuidemos y lo utilicemos en beneficio de todos, siempre con gran respeto y gratitud.

"La segunda actitud equivocada está representada por la tentación de quedarnos en las creaturas, como si éstas puedan ofrecernos la respuesta a todas nuestras expectativas. Es el espíritu Santo, con el don de la ciencia, que nos ayuda a no caer en esto. Pero yo quisiera volver a la primera vía equivocada. Custodiar lo creado, no apropiarse de lo creado. Tenemos que cuidar lo creado. Es un don que el Señor nos dio, para nosotros: es el regalo de Dios para nosotros. Nosotros somos los cuidadores de lo creado. Pero, cuando nosotros explotamos lo creado, destruimos el signo de amor de Dios. Destruir lo creado es decir a Dios: "No me gusta, esto no es bueno". Y, ¿qué te gusta a ti?...."a mí mismo". He aquí el pecado, ¿Vieron? Es la custodia de lo creado es justo la custodia del don de Dios y es como también decir a dios: "Gracias, yo soy el dueño de lo creado. Pero, para hacerlo ir para adelante, yo no voy a destruir jamás tu don". Y esta debe ser nuestra actitud en relación con lo creado. Cuidarlo, custodiarlo. Porque si nosotros destruimos lo creado, lo creado nos destruirá a nosotros. ¡No nos olvidemos e esto! Una vez estaba en el campo y escuché un dicho de una persona simple, a la cual le gustaban mucho las flores, y él las cuidaba a esas flores, y me dijo. "Tenemos que cuidar estas cosas bellas que Dios nos dio. Lo creado es para nosotros para que lo usemos bien. No explotarlo, custodiarlo. Porque sabe, padre-así me dijo-, Dios perdona siempre". "Sí, esto es verdad, Dios perdona siempre". "Nosotros personas humanas, hombres y mujeres perdonamos algunas veces".-¡Eh, sí, algunas no perdonamos...-"Pero lo creado, padre no perdona nunca y si tú no lo cuidas, él te destruirá". Esto nos debe hacer pensar y pedir al Espíritu Santo el don, este de la ciencia, para entender bien que lo creado es el más lindo regalo de dios, que Él dijo: esto es bueno, esto es bueno, esto es bueno y esto es el regalo para la cosa más buena que he creado, que es la persona humana"

A las personas presentes en la audiencia general, el Papa luego les recordó que el "24 de mayo recurre la memoria litúrgica de la Beata Virgen maría Auxilio de los Cristianos, venerada con mucha devoción en el santuario de Sheshan en Shanghai. Pido a todos los fieles que recen, para que, bajo la protección de María Auxiliadora, los católicos de China continúen creyendo, esperando y amando y sean, en cada circunstancia, fermento de armonía y de convivencia entre sus conciudadanos"

Siempre el sábado próximo- agregó- en Aversa, serán proclamados beatos, Mario Vergara, sacerdote del PIME, e Isidoro Ngei Ko Lat, fiel laico y catequista, asesinados en 1950 en Birmania, en odio a la fe cristiana. La heroica fidelidad a Crsito pueda ser de aliento y ejemplo para los misioneros y especialmente para los catequistas que en las tierras de misión desarrollan una preciosa e insustituible obra apostólica, por la cual toda la Iglesia les es agradecida.

Antes de concluir el encuentro, el Papa Francisco volvió de nuevo a pedir oraciones y ayudas para las poblaciones de Bosnia y Erzegovina y Serbia y recordó que el sábado próximo partirá para Tierra Santa, ante todo para conmemorar con el Patriarca ecuménico Bartolomé, el histórico abrazo de hace 50 años atrás entre Pablo VI y el Patriarca Atenágoras- "Pedro y Andrés se encontrarán otra vez, y esto es muy bello"- y luego, recen por esa tierra que tanto sufre"

 

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Jerusalén, Semana de la Unidad: los cristianos, ‘satélites alrededor del único sol, que es Cristo’
22/01/2018 13:45
En enero de 2018 hubo un boom ‘extraordinario’ de peregrinaciones a Tierra Santa
05/02/2018 13:21
Los 800 años de la custodia de Tierra Santa: una ‘semilla germinada’ por la intuición de San Francisco
03/11/2017 15:08
Jerusalén, líderes cristianos acusan a Israel de “debilitar la presencia cristiana’
05/09/2017 16:58
Ordinarios católicos de Tierra Santa: Israel y Palestina, una herida abierta e infectada. Rechazo a que las injusticias sean vistas como ‘normales’
18/05/2017 15:37


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”