27/10/2018, 10.51
INDONESIA
Enviar a un amigo

Yakarta, el 57% de los docentes musulmanes es intolerante

de Mathias Hariyadi

El 37% de los docentes islámicos admite que realizan gestos hostiles hacia las personas de fe diferente. El 34% no estaría de acuerdo con la institución de un centro educativo no islámico.  H. Moch Qasim Mathar, de la universidad islámica estatal Alauddin de Makassar: “Preocupación por un fenómeno que el gobierno debería contrastar en un modo serio y rápido”
 

Yakarta (AsiaNews)- El 57% de los docentes musulmanes en las escuelas estatales y en las madrasas (escuelas coránicas) de 34 provincias y 767 distritos indonesios son intolerantes hacia sus conciudadanos que pertenecen a comunidades religiosas diferentes. Es cuanto surge de un reciente estudio realizado por el Centro de investigación sobre el islam y la sociedad de la universidad islámica estatal Syarif Hidayatullah (Ppim Uin) de Yakarta, institución con sede en Ciputat (provincia de Banten). Saiful Uman, director ejecutivo del ateneo, afirma que “la investigación publicada con la intención de poner en luz la opinión de los docentes sobre temas como l tolerancia y de la armonía en la sociedad”. “Esto-agrega- en virtud de sus posiciones estratégicas de educadores y agentes del conocimiento”. Por esto, Uman define como “preocupantes” algunos datos contenidos en el documento.

El 37% de los docentes islámicos admite que realizan gestos hostiles hacia las personas de fe diferente. En lo referente a la libertad de los grupos no musulmanes de profesar la religión, el 56% no llegaría a ningún compromiso para la construcción de un lugar de oración en el lugar donde viven. El 21% se opone a cualquier evento religioso que no sea islámico. El 29% de los docentes estaría dispuesto a firmar una petición, en el caso en la propia escuela fuese realizada por un supervisor no musulmán. El 34% no estaría de acuerdo con la institución de un centro educativo no islámico en las cercanías de su casa y lugar de sus trabajos.

H. Moch Qasim Mathar, profesor de la universidad islámica estatal Alauddin de Makassar (Célebes del Sur) declara a AsiaNews que “el estudio alimenta la preocupación por un fenómeno que el gobierno debería contrastar en un modo serio y rápido”. El académico sugiere “controles sobre los enseñantes, aún antes que éstos pueden ser asumidos”. Según profesor de Pensamiento islámico, es necesario realizar programas de formación para “identificar” a las personas que puedan ser enseñantes, ya sea en las escuelas públicas como en las privadas. “Es debido y también necesario – afirma – mostrar a ellos lo que sucedió en el mundo árabe; en los países islámicos marcados por las atrocidades y las devastaciones”,

Listia Suprobo, activista para el diálogo interreligioso originaria de Yogyakarta, ilustra las actividades desarrollados en dos institutos bajo la égida de la Prakarsa Pendidikan Berparadigma Pancasila (Foto 2-3-4). Dirigida a los enseñantes de religión, esta iniciativa educativa tiene como punto de referencia la Pancasila, filosofía pluralista en la cual se funda el Estado indonesio. “Se organizan talleres y sesiones- declara Suprobo. en las cuales los participantes aprenden de los colegas de otras religiones y de diversas escuelas. Ellos comparten las mejores prácticas sobre el modo de enseñar la religión a los estudiantes con diversos bagajes religioso”. Nuestro objetivo principal es el de iluminar a los participantes a vivir con una mentalidad inclusiva”, concluye el activista.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Tokio, faltan maestros en las escuelas públicas
04/02/2022 12:28
Pluralistas contra identitarios: En los “Años de la política”, el país está dividido
09/02/2018 18:30
Arzobispo de Yakarta: el 2018, año de la Unidad contra los extremismos
08/01/2018 14:01
Yakarta, las Fuerzas armadas ‘en defensa’ de la tolerancia
07/03/2018 14:02


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”