21/03/2018, 15.59
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Activistas esrilanqueses: aplicar la Convención Onu contra la discriminación que afecta a las mujeres

de Melani Manel Perera

Sri Lanka adhiere a la Convención de 1981 pero “las mujeres todavía luchan para que se les reconozcan los derechos fundamentales”. Las trabajadoras recibe una paga menor que sus colegas hombres. Comisión por los derechos humanos. “Mejorar las condiciones de las mujeres empleadas en el sector informal”.

Colombo (AsiaNews)- Organizaciones de activistas en favor de los derechos de las mujeres piden que sea aplicada sin demora la Convención sobre la eliminación de toda forma de discriminación de la mujer (CEDAW). La convención internacional fue adoptada en 1979 por la Asamblea general de la ONU, y Sri Lanka adhirió el 5 de octubre de 1981. Pero, lamentan los activistas, “estamos preocupados por la falta de progresos” en lo que respecta a la tutela de los derechos de las mujeres.

El  19 de marzo pasado se reunió el Civil Society Collectives (CSC), un movimiento que reúne a 27 grupos femeninos y de la sociedad civil, en el Rukmani Devi Memorial Centre for Performing Arts de Negombo (a 37 km al norte de la capital, ndr). Contó con la presencia de líderes católicos, funcionarios de gobierno y de la policía, además de 500 animadores y activistas del movimiento.      

Laveena Hasanthi, coordinadora femenina del National Fisheries Solidarity Movement (NAFSO), dijo: “Todos los grupos femeninos, los líderes de todas las religiones, los activistas por los derechos humanos y exponentes del Estado deben trabajar juntos para satisfacer las recomendaciones del comité CEDAW, que establece soluciones para los problemas y  necesidades de las mujeres de la sociedad civil de Sri Lanka”. Chamila Thushari, coordinadora del Da-Bindu Collectives, agrega: “La simple verdad es que las mujeres involucradas en el sector manufacturero, en las migraciones y en las plantaciones son la columna portante de este país en el campo de las remesas extranjeras. Pero lo que es realmente triste es que estas mujeres aún luchan para ver reconocidos sus derechos fundamentales”. Por ejemplo, continúa N.M Dewapriya, “no existen representantes (femeninos) para el sector agrícola en la administración. Las mujeres enfrentan muchos problemas, tanto en los campos como en sus casas. Desarrollan el mismo trabajo, pero se les paga menos que a los hombres”.

El 8 de marzo pasado, en el Día de la mujer, la Comisión por los derechos humanos de Sri Lanka (HRCSL) marchó a los BMICH (Bandaranayaki Memorial International Conference Hall) de Colombo y presentó un informe titulado: “¿Un mundo sin ella? Emancipar a las mujeres en el sector informal. Una política por los derechos humanos”. Con “economía informal” se entiende el trabajo de voluntariado, doméstico y el empleo social desarrollado por mujeres sin ninguna remuneración salarial. El primer objetivo de la Comisión, explicó la presidente Deepika Udagama, “es mejorar las condiciones de las mujeres en la economía informal, a través de (una obra) de persuasión en las instituciones estatales, para que tomen en consideración las recomendaciones que se adjuntan, sobre las políticas delineadas.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24