21/02/2017, 10.42
TURQUIA
Enviar a un amigo

Ankara, despidieron a otros 227 magistrados. Comienza el proceso contra decenas de militares golpistas

Fueron expulsados jueces y miembros del ministerio público. El número de magistrados que se ha quedado sin trabajo se eleva a 3886. Son acusados de presuntos vínculos con el líder islámico Fethullah Gülen. Quedaron tras las rejas 47 oficiales del ejército: 37 de ellos serían miembros de una brigada de asalto que debía matar a Erdogan.  

Estambul (AsiaNews/Agencias) – Ayer, las autoridades turcas despidieron a otros 227 jueces y miembros del ministerio público. Es lo que informa la agencia oficial Anadolu, según la cual la disposición ha de ser vista en el marco de medidas punitivas adoptadas por Ankara contra los presuntos culpables o flanqueadores del (fallido) golpe de Estado del pasado mes de julio. De las cifras estimadas que han sido brindadas por el Consejo superior de la magistratura, se desprende que ya son más de 3886 los magistrados que se han quedado sin trabajo.

Desde julio pasado, en respuesta al fallido golpe, las autoridades han arrestado a más de 41.000 personas que incluyen docentes, militares, intelectuales, opositores políticos, empresarios, periodistas, activistas y simples ciudadanos. Cerca de 100.000 funcionarios del sector público han sido suspendidos del servicio o han quedado despedidos.

En la mira, además de los kurdos, están los exponentes y simpatizantes del movimiento que encabeza el predicador islámico Fethullah Gülen, quien se encuentra exiliado en los Estados Unidos. Según el presidente Recep Tayyip Erdogan y la cúpula de gobierno, él sería la mente del golpe de Estado en Turquía,  en el cual murieron 270 personas y miles resultaron heridos.

La nueva caza de cientos de magistrados estaría, precisamente, motivada por la acusación de que éstos tendrían vinculaciones con el movimiento de Gülen. Al comentar la decisión, el vicepresidente del Consejo superior de la magistratura Mehmet Yilmaz agregó que otros 200 jueces y miembros del ministerio público –que habían sido suspendidos del servicio por idénticos motivos- fueron reintegrados.

También ayer, pero en Mugla, una pequeña ciudad situada al sur de Turquía, se abrió el proceso contra 47 oficiales del ejército, acusados de haber participado en el golpe de Estado del mes de julio. Cuarenta y cuatro personas, la mayor parte de ellas soldados, se encuentran arrestadas, mientras que otros tres individuos, que siguen prófugos, serán juzgados por estar en rebeldía.  

.

 

Los imputados (en la foto), muchos de traje y corbata, fueron conducidos hasta el recinto por las fuerzas de seguridad frente a las cámaras de televisión, en medio de los silbidos y gritos de burla de los presentes.  

Los magistrados han solicitado varias condenas de cadena perpetua para cada uno de los imputados, basándose en las acusaciones de tentativa de homicidio del presidente, violación de la Constitución y pertenencia a una organización terrorista. Entre las personas que han quedado tras las rejas también figura una brigada de asalto, formada por 37 soldados, que debía llevar a término el plan.  

En la noche del 15 de julio pasado, Erdogan se encontraba de vacaciones con su familia en el exclusivo balneario de Marmaris, sobre el Mar Egeo. Él contó que se salvó de la muerte por casualidad: dos policías de su custodia habrían muerto en el ataque. Respondiendo a las preguntas del juez, uno de los imputados explicó que la “misión” era “llevarse” al presidente y conducirlo hasta la base aérea de Akinci [cuartel general de los golpistas] “sano y salvo”.

Occidente y grupos de activistas que defienden los derechos humanos renuevan el alerta por las purgas que se llevan adelante en el país, en flagrante violación a los derechos humanos de los ciudadanos. La opinión general es que las autoridades están aprovechando el estado de emergencia –así como la reciente ola de atentados- para eliminar cualquier voz de disenso.  

En este contexto, el país se encamina a una modificación de la Constitución, que transformará a la nación, la cual de República parlamentaria pasará al sistema de presidencialismo, con la consecuente ampliación de poderes de Erdogan, y la posibilidad de que éste permanezca en el cargo pasado el 2019, fecha en la que –actualmente- se daría por terminado su mandato.

El referéndum constitucional será celebrado el próximo 16 de abril, y es probable que, hasta el momento de la votación, el gobierno y el presidente continúen con la campaña de represión contra disidentes y opositores.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ankara, prisión y expulsión del Parlamento para los líderes del partido opositor kurdo
22/02/2017 09:42
Continúan las purgas de Erdogan: 4500 empleados públicos expulsados
08/02/2017 10:07
Ankara, siguen las purgas: fueron detenidos 600 activistas y políticos pro-kurdos
15/02/2017 10:04
Estambul: fue arrestado un periodista alemán de origen turco que estaba investigando al gobierno
28/02/2017 10:53
Turquía, nuevas purgas post-golpe: fueron arrestados 103 académicos y expulsados dos intendentes
18/11/2016 09:49