11/04/2017, 14.43
RUSIA
Enviar a un amigo

Aplazado el juicio de los testigos de Jehová, según los estudiosos la acusación no tiene fundamento

El juez aplazó el juicio para el 12 de abril. Los abogados del Ministerio de Justicia no respondieron a las preguntas, y han aparecido "impreparados". La defensa se opone a la acusación de extremismo.
 

Moscú (AsiaNews / Agencias) - El Tribunal Supremo de Rusia volverá a reunirse mañana a las 10 am, hora local, para decidir sobre la acusación de extremismo hecha por el Ministerio de la justicia al centro administrativo de los Testigos de Jehová (TdJ). Es la decisión del juez Yury Ivananeko el pasado 7 de abril durante la primera audiencia. En la audiencia de mañana se escuchará a cuatro testigos de la defensa y otro material escrito.

Si la causa, promovida el 15 de marzo, tendrá éxito, se prohibirán las actividades religiosas de los Testigos de Jehová en toda Rusia y la propiedad del centro administrativo serán confiscados por el Estado. A la comunidad TdJ le estará prohibido reunirse y los infractores serán procesados ​​como dedicados a "actividades extremistas".

A la audiencia el 7 de abril asistieron diferentes personas, y muchos se quedaron fuera. Según las fuentes, una hora antes de que el juicio se iniciará, a las puertas de la Corte había una fila de 50 metros. Entre ellos, fieles TdJ y periodistas de Jehová.

La acusación principal del Ministerio de Justicia es que los Testigos de Jehová son una amenaza para la protección de los derechos e intereses de la sociedad y la seguridad pública. En particular, entre estos elementos se reporta el material escrito de los TdJ inscrito en la "lista federal de materiales extremistas", la creencia de "excepcionalidad" de la propia religión y la prohibición de las transfusiones de sangre.

La primera audiencia comenzó con varias preguntas del juez Yury Ivanenko abogados del Ministerio: entre ellos, ha causado un gran revuelo en los tribunales la cuestión sobre la base de los cuales el Ministerio acusa a los TdJ de "importar materiales extremistas" si dichos materiales fueron incluidos en la lista sólo después de su llegada. La decisión del tribunal de aceptar como prueba un extracto de Rossiiskaia Gazeta, indicando la fecha de registro de la lista de algunos textos, tuvo el aplauso de muchos de los presentes.

Diferente reacción la desatada por el órgano administrativo jefe de los Testigos de Jehová en Rusia, Vasily Kalin. Sobreviviente del exilio en Siberia, rehabilitado y certificado como víctima de la persecución política bajo el gobierno soviético, Kalin se volvió hacia el abogado del Ministerio preguntando, "¿qué tipo de certificación tiene como objetivo presentar al ministro a gente que supuestamente es extremista?" La pregunta dejó en el silencio total al tribunal.

El abogado de la defensa Viktor Zhenkov atacó los cargos de extremismo, haciendo hincapié en que, a expensas de los textos etiquetados como tales, no hay un componente radical de las actividades de los Testigos de Jehová. Además, Zhenkov añadió que si la política de extremista utilizada para el material de los Testigos de Jehová se aplica ampliamente, entonces en  "Rusia pronto no podría haber ningún libro". El abogado demandó, en el juicio, el argumento de la acusación sobre la prohibición de la Biblia traducida por los TdJ: "Tomado como un libro, la Biblia deja de ser la Biblia, porque lo es sólo en la Iglesia." La cita provocó la hilaridad del público, lo que obliga al juez a llamar al orden.

Además, la defensa ha solicitado a la Corte que tome en cuenta el hecho de que la acusación no ha sido capaz de llevar una sola víctima de la "actividad extremista" de los Testigos de Jehová.

Muchas de las críticas provenían de intelectuales, académicos y activistas religiosos.

Mikhail Roshchin, Academia Rusa de Ciencias, señaló que la "excepcionalidad" de una religión es compartida por muchas religiones y representa una posición normal y razonable en una creencia monoteísta. Además, añadió que el Ministerio de Justicia no tiene una posición clara sobre "qué acciones se consideran extremistas", demostrando que "no está preparado para el proceso”, y que no se ha invitado a ningún experto religioso a participar.

El director del centro para los derechos Sova, Alexander Verkhovsky, criticó la base jurídica de la acusación de "excepcionalidad religiosa", una tesis que según él "incluye en la mayoría de las religiones del mundo" que no han sido tomados en cuenta "durante la compilación de la ley sobre extremismo. Se trata de viejas leyes, redactadas sin atención cuando el tema era prohibir la excepcionalidad nacional. Pero la raza y la religión no son la misma cosa. Hay una gran diferencia entre decir que algunas personas son mejores que otros por las características innatas, en lugar de afirmar que es excepcional sobre la base de la virtud de su propio punto de vista".

Al hablar de la falta de implicación de los expertos religiosos, Verkhovsky comentó que "no es normal, pero típico." En la mayoría de los casos en que la ley de extremismo se aplica organizaciones religiosas en los análisis no son hechas por expertos de los estudios religiosos: "Este sistema es, sin duda, perverso."

Para Lev Levinson, un experto del Instituto de los derechos humanos, el juez Ivanenko está llevando a cabo el proceso con objetividad: "El juez plantea preguntas interesantes a los abogados del Ministerio, a saber las consecuencias que siguieron a la distribución de materiales impresos (declarados extremistas posteriormente)". Sin embargo, Levinson dice, "tener la impresión de que el proceso no terminará en favor de los Testigos de Jehová", que en caso de fallo negativo podrán apelar a la Corte Europea de Derechos Humanos, pero que esto no significa "detener las medidas de represión."

No es inconcebible que una decisión a favor del Ministerio de Justicia sea causa de un mayor deterioro de las relaciones ya tensas con Estados Unidos, donde tradicionalmente se considera cada acción contra cualquier persona que se declare un predicador de las enseñanzas del Evangelio "persecución de los cristianos."

En el país, los Testigos de Jehová tienen por lo menos 172 mil miembros. Durante la conmemoración de la muerte de Jesús, el evento más importante del año, el número de creyentes crece hasta alrededor de 300 mil. En la actualidad, en Rusia hay 397 organizaciones registradas; más de 2.500 no están aprobados por el gobierno.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Rusia, con la ley anti-extremismo aumentan las agresiones contra los Testigos de Jehová y los Pentecostales
21/11/2013
Nuevas persecuciones, ahora contra los cristianos baptistas rusos
15/11/2017 10:14
Ola de persecuciones contra mormones, Testigos de Jehová e hindúes
12/02/2018 11:09
Roman Lunkin: Sombras y luces en la vida religiosa de Rusia
05/01/2018 14:55