14/02/2017, 12.21
PAKISTAN
Enviar a un amigo

Atentado en Lahore: sube a 13 el saldo de las víctimas. La arquidiócesis cierra las escuelas y la catedral

de Kamran Chaudhry

Un kamikaze se hizo estallar frente a la Punjab Assembly. El ataque fue reivindicado por el Jamat-ul-Ahrar, una facción del Tehreek-i-Taliban Pakistán.  Es el mismo grupo extremista que el año pasado atacó un lugar donde había cristianos festejando la Pascua. El arzobispo ruega por las familias de las víctimas y los heridos. 

Lahore (AsiaNews) –  Sube a 13 el saldo de las víctimas del atentado ocurrido ayer en Lahore, frente a la sede de la Punjab Assembly, en la vigilia de San Valentín,  mientras se desarrollaba una manifestación de 400 farmacéuticos. Entre los muertos figuran seis funcionarios de la policía, mientras que otras 85 personas resultaron gravemente heridas y se encuentran internadas en el hospital. Mientras Mons. Sebastian Francis Shaw, arzobispo de Lahore, expresa profundo dolor por las víctimas y ruega por los familiares, la arquidiócesis ha decidido cerrar ocho escuelas y aumentar la vigilancia de la catedral del Sagrado Corazón y de las oficinas de Caritas.

Rojar Rojar Randhawa, dirigente de Caritas Lahore, refiere a AsiaNews  que dos de las escuelas clausuradas se encuentran sobre Mall Road, cerca del lugar de la explosión. “En el momento en que se produjo la detonación –cuenta- estábamos reunidos en las instalaciones de la asociación, cuando sentimos un enorme estruendo proveniente del exterior. Comenzamos a llamar a nuestras familias para saber cómo estaban. Mi hijo de cinco años no paraba de llorar”.

El atentado ocurrió en la tarde de ayer. En un primer momento circuló la hipótesis de que se trató de un artefacto escondido en un automóvil, pero las investigaciones verificaron que se trató de un gesto suicida. En las horas que siguieron al hecho, se dio la reivindicación del grupo islámico Jamat-ul-Ahrar, una facción del Tehreek-i-Taliban Pakistan (TTP), prohibido en Pakistán- Se trata de la misma facción extremista que el año pasado,  en la misma Lahore y con el objetivo de azotar a los cristianos, llevó a cabo un sangriento atentado en el día de Pascua. En dicha ocasión, el saldo fue mucho más trágico: 70 muertos y más de 300 heridos, en su mayoría musulmanes.  

Asad Mansoor, vocero del Jamat-ul-Ahrar, declaró: “La explosión es tan sólo la primera de una larga serie de nuestra operación ‘Ghazi’ (de guerreros islámicos). Lanzamos una advertencia a todas las oficinas de las circunscripciones que están emplazadas en Pakistán: son ellas nuestro objetivo, en esta operación que abarca todo el país”.

Hoy, en toda la provincia de Punjab se observa un día de luto. Mientras tanto, el primer ministro  Nawaz Sharif condenó duramente el ataque, y pidió al gobierno provincial que brinde toda la asistencia necesaria. “Semejantes actos de cobardía –dijo- no nos detendrán en nuestro propósito de derrotar el terrorismo. El gobierno se ha comprometido a erradicar esta amenaza”.

La cúpula de la Iglesia local deplora el gesto y manifiesta su solidaridad con el dolor de los familiares de las víctimas y de los sobrevivientes. Mons. Shaw escribe en su perfil de Facebook: “Con profundo y sincero dolor, en nombre de la Iglesia pakistaní, expreso la cercanía a las familias afectadas por este cruel e infernal acto de terrorismo. Mi pensamiento y mis oraciones se dirigen a las víctimas, a los familiares y amigos de quien ha quedado involucrado en esta violencia sin sentido. Que Dios pueda darles la fuerza para soportar la pérdida”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lahore, kamikaze talibán ataca un encuentro religioso: 9 muertos
15/03/2018 11:01
Sialkot, hospital católico ofrece atención gratuita a los enfermos de tuberculosis (Video)
22/08/2016 15:07
Karachi, ataque al consulado chino. La condena de la Iglesia
23/11/2018 11:15
Ciudadanos y religiones celebran la unidad nacional en la catedral de Yakarta (Video)
29/10/2019 12:38
Arquidiócesis de Lahore, cinco nuevos sacerdotes: un récord
27/08/2016 12:44